27 noviembre, 2017. Por

Wynonna Earp

10 razones para sumergirte en el Western más loco de la tele
Wynonna Earp

Si en el pasado personajes como Sarah Connor, Ripley, Chihiro o Beatrix Kiddo eran excepciones, tan fascinantes como deliciosas; en la actualidad la ficción nos brinda cada vez más mujeres de armas tomar. Claro que no siempre son las producciones más serias o más creíbles de la parrilla, pero ello no les resta inteligencia y relevancia a la hora de retratar diversos aspectos de la feminidad.

La que nos ocupa hoy, Wynonna Earp, comenzó su andadura en el mundo del cómic de la mano de Beau Smith. Ahora, gracias a Emily Andras, lleva un par de temporadas haciendo cortes de mangas y pegando tiros a todo el que se le ponga por delante. Y te vamos a contar por qué no te puedes perder las aventuras de esta atípica heroína televisiva. Por mucho que creas que no son para ti.

1. Está entera en Netflix

Primera y facilitadora razón: desde hace algunos días la segunda temporada de Wynonna Earp (con mucha diferencia, la mejor hasta la fecha), se puede disfrutar con una suscripción cualquiera a Netflix. Estos 12 episodios se emitieron este verano en EEUU y se unen a los 13 que ya estaban en la plataforma desde primavera. Ahora ya no hay que recurrir a métodos “poco éticos” para ponerse al día con Wynonna.

¿A quién no le gustan las animadoras?

2. Todos echamos de menos a Buffy

Desde True Blood hasta Supergirl, toda badass que se precie bebe, en mayor o menor medida, de la cazavampiros de Sunnydale. Y la forma más sencilla de describir a Wynonna Earp, es como una Buffy en el Oeste: deslenguada, ingeniosa, violenta, aficionada a la ropa ajustada, rodeada de unos amigos sensacionales y poseedora de un superpoder único para acabar con demonios y todo tipo de seres sobrenaturales. ¿Te suena de algo? También tiene su Giles.

Nadie mataba demonios como ella

3. En el Oeste no se está tan mal

Si el apellido de Wynonna te resulta familiar, no andas desencaminado: es la descendiente de Wyatt Earp, el legendario agente de la ley y pistolero que vivió a finales del siglo XIX y cuyas hazañas aún se cantan con ahínco en los Estados Unidos. El mítico marshal, que ha protagonizado un sinfín de películas y novelas, tuvo una vida tan violenta como estrambótica. Y la cosa da mucho juego.

Wynonna (y sus hermanas) es heredera de una maldición lanzada sobre Wyatt y sus descendientes que les obliga a combatir a las reencarnaciones demoníacas de todos los bandidos que Wyatt abatió en vida. Así que los duelos a pistolones, los sombreros, los bigotones y la gente que bebe whisky como si fuera Fanda de naranja son el paisaje habitual en Wynonna Earp.

Wynonna es toda corazón

4. Desearás tener una hermana (otra vez)

Recuerdo haber utilizado exactamente este mismo argumento cuando escribí sobre las razones para ver Supergirl: y es que si hay un par de hermanas que estén a la altura de las Danvers, son Wynonna (Melanie Scrofano) y Waverly Earp (Dominique Provost-Chalkley). Sin complicarse demasiado, una es el cerebro y otra la fuerza bruta. Pero la complicidad entre ellas, su apoyo mutuo y la química que hay entre las actrices son uno de los principales motores de la serie. Ambas tienen una hermana mayor, Willa. Pero esa es del tipo de persona que te hacen sentir afortunado por ser hijo único.

Solo yo le llamo “psicópata” a mi hermana

5. Wynonna hace lo que quiere con su cuerpo (y a nadie le importa)

Si Wynonna es tan magnética y fascinante es, en parte, porque la tía hace lo que quiere con su vida. Y a todo el mundo le parece lo más normal. Bebe y maldice como un camionero, pelea, toma decisiones viscerales y mantiene relaciones anárquicas con los varones de su entorno. Y, cuando éstos la rechazan, en lugar de montar un drama, busca a otro hombre con el que pasar el rato. Y lo mejor es que todo ello transcurre sin que nadie la sermonee o cuestione la valía de su trabajo por ello. Vamos, como sucedería con cualquier protagonista masculino algo picarón.

Hago lo que quiero con mi pelo

6. #wayhaught

Que Wynonna sea muy hetero no hace que el resto de los que la acompañan lo sean. De hecho su hermana pequeña, Waverly, se va embarcando en una alocada y divertida relación con Nicole Haught (Katherine Barrell), una de las agentes de la oficina del sheriff de Purgatory. Y, aunque las parejas lésbicas son cada vez más comunes en la televisión, #wayhaught (ya sabemos que el fandom le pone nombre a todo) son genuinamente graciosas, a pesar del pasteleo que las envuelve constantemente. Aunque son personajes bastante secundarios al arranque de Wynonna Earp, la buena acogida por parte de la audiencia ha propiciado que los guionistas hayan ido haciendo crecer sus personajes, creando tramas francamente interesantes y enriquecedoras para ellas. Eso no se ve todos los días.

Los homenajes a Buffy (y a Willow) nunca fallan

7. Hay personajes masculinos creíbles, que evolucionan y que son capaces de sentir #cosas

Wynonna Earp es una historia creada en clave femenina, pero ello no significa que no pueda contar con un buen puñado de personajes masculinos interesantes. Los principales, el agente Dolls (Shamier Anderson) y Doc Holliday (Tim Rozon). Sí, ese Doc Holliday: ya hemos dicho que estamos jugando con el Oeste y sus mitos. Ambos sufren varias transformaciones en sus intereses y emociones a lo largo de la serie. Les une una amistad entrañable, sincera y clave para la trama. Y, contra todo pronóstico, son ese tipo de hombres que, de cuando en cuando, son capaces de decir en voz alta lo que dicen. Un lujo, vamos.

Todos estamos de acuerdo, Doc

Mención aparte para uno de los villanos de la historia, Bobo del Rey (Michael Eklund), que consigue, desde una maldad bastante desmedida, conectar con la audiencia y hacer que ésta empatice con él. Un malo carismático y cuya evolución está sorprendentemente bien construida.

Bobo tiene un pronto muy malo, pero mola

8. Las mujeres embarazadas también existen

Melanie Scrofano, la carismática actriz que da vida a Wynonna Earp, se quedó embarazada entre el rodaje de la primera y la segunda temporada. De manera que el equipo de guionistas tuvo que adaptar la historia al estado de buena esperanza de la actriz. La propia Scrofano manifestó después que había temido que a nadie le interesaran las aventuras de una heroína embarazada. Pero nada más lejos de la realidad: el embarazo no solo ha sido refrescante para la trama. También se ha tratado con naturalidad, humor y cero paternalismos sobre el tema. Ha dejado de mostrarse como un elemento limitante para los personajes femeninos para pasar a ser uno empoderante. Y son poquísimas las veces que hemos visto esto en ficción.

Probablemente el gif que mejor represente el tono de Wynonna Earp

9. Peacemaker: la mejor forma de ridiculizar la masculinidad es apropiarse de sus símbolos

Para quienes no hemos crecido en Estados Unidos, la fascinación de los norteamericanos por las armas de fuego es un misterio difícil de comprender. Esos instrumentos, llenos de connotaciones fálicas, que resuelven conversaciones e historias a la velocidad del sonido; son uno de los principales escollos que muchos encontramos a la hora de adentrarnos en el género del Western. Wynonna Earp, como buen Western, tiene pistolas. Bueno, tiene una pistola: la Peacemaker que empuñaba Wyatt Earp y que solamente puede ser disparada por sus descendientes. Es el único arma capaz de devolver al infierno a los seres sobrenaturales que pueblan Purgatory. Desproporcionada en sus dimensiones, Wynonna es la única capaz de utilizarla. Y no pierde ocasión para fardar con el asunto. Como cualquier señor que se agarra la entrepierna como argumento durante una conversación. Solo que aquí se nota mucho más el chiste.

Nunca te das cuenta de lo idotas que son algunas cosas… hasta que las haces

10. Porque nada de esto estaba en el cómic original

Wynonna Earp es, en realidad, un personaje de cómic creado por Beau Smith en 1996. La Wynonna del cómic también es descendiente de Wyatt Earp (aunque ello no parece concederle ningún poder especial) y es una agente de la ley encargada de perseguir seres supernaturales a lo largo y ancho del Oeste americano. La idea es más o menos la misma, pero todos estos elementos que hemos mencionado, como el empoderamiento, las múltiples caras de la feminidad, el poder de los lazos de amistad o los villanos con auténticas motivaciones y objetivos, no estaba en el tebeo original.

La Wynonna Earp de Beau Smith era uno de esos cómics destinados a ser más ojeados que leídos, a poder ser con una sola mano. El dibujo era espectacular y la protagonista, una locomotora de mala leche y violencia. Pero es muy loable que Emily Andras supiera ver más allá y extraer una idea tan enriquecedora de un cómic tan básico. Smith colabora en la actualidad con el equipo creativo de la serie, y es guionista de los nuevos cómics de Wynonna Earp que se están publicando basados en ésta.

¿Son las bolleras más graciosas de la tele? Son las bolleras más graciosas de la tele

Wynonna Earp