5 julio, 2018. Por

Whitney

La cara más oscura de la diva-folclórica-pop afroamericana
Whitney

Dos horas de cinta no son nada para resumir una vida entera. Más aún si hablamos de una vida como la de Whitney Houston y a pesar de que propiciara su muerte solo a los 48 años de edad.

El documental dirigido por el británico Kevin MacDonald (El último rey de Escocia) se centra en el pasado más turbio de una de las mejores voces que vivió el siglo XX. La cinta, que sorprendió al festival de Cannes este mayo, destaca a través de testimonios de amigos y conocidos la parte menos profesional de la vida de Houston.

La cronología de desgracias que vive la protagonista no deja indiferente a nadie, pero el documental sugiere que la primera es la causa de casi todas las demás. La tía de Whitney, la cantante de soul Dee Dee Warwick, abusó sexualmente de ella antes de cumplir los tres años, y de su hermanastro antes de que este tuviera diez.

“Es la única artista que ha logrado siete números 1 consecutivos en la lista de los más vendidos en EE UU. Aún hoy es la artista más galardonada de todos los tiempos. Todos estos logros profesionales, sin embargo, han pasado desapercibidos en el documental, que causa una sensación concreta, la pena”

De pequeña, sus compañeros afroamericanos de Newark (Nueva Jersey) la insultaban llamándola “whitey (blanquita) por la tonalidad de su piel. A sus 19 años, con su primer contrato firmado, comienza su periplo en la experimentación de drogas, que consumió durante la mitad de su vida. En su época de soltera es acusada de ser adicta al sexo y de ser lesbiana, además de ser acosada diariamente por los tabloides.

A lo largo de su carrera profesional tanto su padre (John Houston) como su marido (‘Bobby’ Brown) pugnaron por controlar económicamente un producto, su yo escénico, que fue extremadamente rentable hasta la muerte. Más allá de Robyn Crawford, su íntima compañera, Houston no tuvo ningún amigo. A pesar de estar rodeada de artistas, ni su madre ni su marido la comprendían. Este último, además, también la maltrataba, pero la pareja no se divorció hasta los 16 años de estar casados.

Un círculo vicioso de drogas y acompañantes tóxicos le propiciaron una depresión que llegó a matarla a los 48 años, cuando parecía más estable psicológicamente. Para más inri, su hija Bobbi Kristina, con un contexto parecido, siguió su ejemplo y consiguió suicidarse en 2015 tras ahogarse en una bañera. La infancia de Bobbi Kristina fue retransmitida íntegramente por los medios durante los 22 años que aguantó con su vida.

Whitney Houston es la única artista que ha logrado siete números 1 consecutivos en la lista de los más vendidos en EE UU. Aún hoy es la artista más galardonada de todos los tiempos con 415 premios en su carrera. Fue durante 50 semanas consecutivas la intérprete femenina con un número uno en la lista de éxitos: sus álbumes Whitney Houston, Whitney, Waiting to Exhale y la banda sonora de El guardaespaldas dieron buena cuenta de ello. Todos estos logros profesionales, sin embargo, han pasado desapercibidos en el documental de MacDonald.

Houston es un mero actor pasivo de su propia biografía en este documental. Una mayor presencia de sus canciones a lo largo de la obra también habría hecho de este documental un producto algo más noble para su ya degradada figura”

Sin duda, el cineasta escocés ha dirigido un buen producto: el documental no se hace largo en cuanto a que es entretenido y causa una sensación concreta, la pena. Este sentimiento corresponde tanto a los hechos biográficos como a la manera de presentarlos. Houston es un mero actor pasivo de su propia biografía, que destaca el talento con el que nació en detrimento de todas las horas de trabajo que invirtió en alcanzar la cumbre. Una mayor presencia de sus canciones a lo largo de la obra también habría hecho de este documental un producto algo más noble para su ya degradada figura.

Una de las productoras, Lisa Esparmer, afirmó en 2009 que “es muy fácil juzgar a alguien cuando parece que está tirando el talento que Dios le ha dado”, por lo que vio conveniente hacer este documental para que el público comprendiera el marco de situación de Houston.

Whitney