2 julio, 2018. Por

Towanda Rebels

“Ser aliado feminista es el nuevo ‘toco la guitarra’ para ligar”
Towanda Rebels

Justo en medio de la enésima tormenta mediática en torno a los derechos y libertades de las mujeres en lo que llevamos de año, las youtubers Towanda Rebels publican #HolaGuerra (Aguilar). Una intensa recopilación de alegatos para exponer los problemas a los que nos enfrentamos muchas mujeres en la sociedad del 2018, así como para aportar algunas soluciones. El tono se aleja de los textos del feminismo académico y trata de elaborar el ritmo fresco y directo de sus vídeos. El resultado es una suerte de argumentario, actual y alejado de los tecnicismos farragosos, con el que ir poniendo nombres y apellidos a muchas de las preguntas que nos hacemos como mujeres y como feministas en nuestro día a día. Hablamos con las actrices Teresa Lozano y Zua Méndez, Towanda Rebels, durante la jornada de presentación de #HolaGuerrera.

¿Cuándo y cómo os disteis cuenta de que teníais que montar Towanda Rebels?

Teresa Lozano: Realmente llevábamos mucho tiempo queriendo hacer cosas juntas. Y en verano fue el punto de inflexión porque decidimos dejar nuestros trabajos. Teníamos trabajos que no nos gustaban nada porque, aparte de ser actrices teníamos otros trabajos para sobrevivir, pero estábamos hartas. Fue cuando los dejamos que dijimos “tenemos que hacer algo”. Y como habíamos tenido un despertar individual en el feminismo, pues dijimos “¿por qué no hacemos vídeos?”. Porque como somos actrices, en vez de solo escribir, escribimos y lo grabamos. Y así fue. Vino todo de una necesidad vital de comunicar el feminismo.

Towanda Rebels vino de una necesidad vital de comunicar el feminismo

Entonces, primero vinieron los vídeos y luego la idea del libro, ¿no?

Teresa Lozano: Sí, el libro vino en diciembre.

¿Y cómo surgió la idea de convertir los vídeos en #HolaGuerrera?

Zua Méndez: A ver, nosotras escribíamos los guiones y todo. Y todas nuestras conversaciones iban siempre al feminismo. Llevábamos mucho tiempo las dos investigando e informándonos de muchos temas y siempre habíamos querido escribir. Pero lo cierto es que es la editorial la que nos propone si queremos transformar nuestros vídeos en un libro. Creo que ellos se esperaban un librito y nosotras les hemos escrito un librazo de casi 400 páginas. Porque teníamos muchas cosas que decir. Entonces ha sido una inmersión absoluta en el libro, a full, trabajando 12 horas diarias; y nos ha salido de dentro, como todo lo que hacemos con Towanda Rebels.

Teresa Lozano

Pero, también, de una manera muy orgánica. Elegimos los temas entre las dos, lo hemos escrito entre las dos, los alegatos hay algunos que los hemos hecho a cuatro manos. Y además hemos contado para el libro con compañeras. Porque queríamos que la gente entendiera que el feminismo es un camino que se recorre juntas y que nosotras hemos aprendido muchísimo de todas las mujeres que no estábamos en los medios ni en ningún sitio y hemos ocupado las redes porque eran un espacio que estaba sin ocupar y desde él vamos a saltar a todos los lugares de los que nos han echado. Y queríamos que el libro fuera un reflejo de lo que veíamos a nuestro alrededor y de las mujeres que conocíamos.

Queríamos que la gente entendiera que el feminismo es un camino que se recorre juntas

¿Creéis que es una buena noticia que el feminismo sea una moda, aunque no siempre esté llegando a los medios por los motivos correctos?

Teresa Lozano: Creemos que es una moda y tiene su parte negativa el que lo sea, porque la gente empieza a desvariar.

Zua Méndez: Bueno, el feminismo no es una moda, lo que es la moda es que ahora esté en todas partes.

Las “gafas violetas” para todo…

Teresa Lozano: Exacto. Pero mientra esa sea la moda, yo siempre digo que mientras a una chica le llegue el feminismo por una camiseta o por un postureo, se pregunte qué es realmente ser feminista y se termine comprando un libro sobre feminismo; mientras eso sea que el movimiento crezca y descubra el feminismo, pues bienvenido sea.

Si nos quedamos sentadas en el rollo académico hay mucha gente a la que el feminismo no le va a llegar a la piel

A una persona que se inicie en el feminismo, ¿por qué le recomendaríais #HolaGuerrera en lugar de textos más clásicos de las “teóricas”?

Teresa Lozano: Hombre, yo le recomendaría que leyera de todo. Eso para empezar.

Zua Méndez: Pero es cierto que Towanda Rebels nace con una vocación de hablar del feminismo como hablamos todos en la calle. Una función pedagógica y de romper un poco las barreras teóricas del feminismo. Pero yo no voy a engañar a nadie: nosotras hemos leído a las teóricas y bebemos de ellas. Pero hemos decidido que el lenguaje y el discurso tiene que llegar de otra manera. Que si nos quedamos sentadas en el rollo académico hay mucha gente a la que el feminismo no le va a llegar a la piel. Y realmente el feminismo es una cosa que apela a ti misma. Que si lo escuchas con atención te está hablando de ti.

Pero, a veces, la manera y la forma era como… no me gusta la palabra, pero no era cercano. Había una superioridad moral, académica, que hacía que el feminismo había que hablarlo con unas palabras y de una manera muy concreta. Y, al final, feminismo es Derechos Humanos, es democracia, es igualdad, es día a día y es las calles.

Teresa Lozano: El feminismo también está en las grandes personas que no sabían ni que eran feministas, como nuestras abuelas, madres o bisabuelas. A lo mejor tú has escuchado a una mujer que, sin ser una teórica del feminismo, tenía un discurso súper feminista cercano y de la calle.

Towanda Rebels nace con una función pedagógica y de romper un poco las barreras teóricas del feminismo.

Zua Méndez: Por eso nosotras nos fijamos en Tomates Verdes Fritos (Jon Avnet, 1991). Lo contamos en el libro, que es una película que cuando la veíamos éramos niñas y no sabíamos que era feminista. Ni siquiera nadie te la vendía como feminista. Con los años la volvimos a ver y dijimos “¡Pero qué narices!”. Esta película no es de sobremesa para mujeres. Esta película habla de mujeres llevando las riendas de su vida, trabajando en equipo, del racismo, de las personas con minusvalía, de sororidad…

Entiendo lo que decís y estoy de acuerdo, pero tampoco se puede negar que una simplificación del lenguaje puede implicar una simplificación del lenguaje. Y no lo digo por vosotras, sino porque da lugar a la aparición de toda una corriente de defensoras del porno o de la prostitución. Porque, como ahora cualquiera con un lenguaje de la calle puede hacer feminismo despegándose de las teóricas, un feminismo que no molesta y que cualquiera puede comprar, eso genera un problema.

Zua Méndez: Pero cuando yo digo un feminismo cercano no digo un feminismo sin contenido. Yo digo un feminismo que no te utilice palabras filosóficas o que parezca que no te está hablando de ti. Sino que te está hablando del ente del patriarcado y la mujer. Por supuesto nosotras hablamos del patriarcado y el contenido tiene que ser feminista siempre. Claro que no hay carnés feministas, pero el feminismo no puede ser la única teoría en la que quepan un argumento y su contrario. No puede ser. Hay gente que dice que es feminista y no lo es. Todo lo que esté atentando contra los derechos y las libertades de las mujeres y que esté escondiendo un discurso de mercantilización del cuerpo de la mujer, no puede ser feminista.

No hay carnés feministas, pero el feminismo no puede ser la única teoría en la que quepan un argumento y su contrario

Teresa Lozano: Y hay algo que, precisamente, la gente no ha entendido por acercarse al feminismo a través de gente como Amarna Miller: que el feminismo es una teoría filosófica y moral. Y no podemos decir que es cualquier cosa. A mi me parece que uno de los grandes handicaps que tenemos en el feminismo ahora mismo es decir que hay tantos feminismos como mujeres. Pues mire señor, no. Igual que no hay tantos ecologismos como señores que van al monte. Estoy de acuerdo en que hay un componente peligroso.

Zua Méndez

Zua Méndez: De todas maneras este discurso supuestamente feminista no aguanta ni el primer round. Pero los medios les hacen la ola. Mira, Mabel Lozano ha escrito El Proxeneta, que son conversaciones con un proxeneta que cuenta, precisamente, que cuando salen estas “putas felices” o actrices de la prostitución, los proxenetas aplauden porque les hacen el discurso. Es el discurso proxeneta en la boca de una mujer. Que es, probablemente, lo más alienado que pueda haber en la sociedad. Hay que denunciarlo y no hay que darles tregua. No se puede confundir ser feminista con no poder criticar lo que hacen las mujeres. Solo faltaba ya.

Uno de los grandes handicaps que tenemos en el feminismo ahora mismo es decir que hay tantos feminismos como mujeres

Aún así es curioso el predicamento que tienen en redes. Su capacidad para el trolleo y la habilidad con la que han generado nuevos términos.

Teresa Lozano: Es que se han apropiado de palabras como “pro-sexo”. ¿Perdona? Tú no eres pro-sexo, tú eres pro-patriarcado.

Zua Méndez: Nosotras somos las pro-sexo, las que queremos un sexo deseado y libre para la mujer. Yo no quiero un sexo consentido. Que consientan ellos…

¿Cómo lidiáis con los trolls? Seguro que tenéis algún feedback tóxico.

Zua Méndez: Pa-san-do.

Teresa Lozano: Lo de los trolls lo tenemos muy superado. Lo que no hemos superado y estamos ahí en ello es en superar los ataques de las supuestas feministas, de las que nos llaman putófobas, tránsfobas… ahora racistas. Vienen a atacarnos con mentiras gente que se autodenomina feminista. Eso es lo que no hemos superado.

No se puede confundir ser feminista con no poder criticar lo que hacen las mujeres.

Es frustrante que cuando se habla de feminismo en redes muchas veces los primeros ataques vengan de mujeres.

Zua Méndez: Yo creo que nos han educado mucho en el rollo de la competición entre nosotras. Es una de las grandes victorias del patriarcado, mantenernos separadas y decirnos que el enemigo siempre lo tenemos en casa. Hemos crecido con ese discurso y cuesta mucho desprenderse de él.

Por otro lado, una de las cosas que siempre son complicadas dentro del discurso feminista, y en #HolaGuerrera no lo acabo de encontrar, es el cómo gestionar el hecho de que, al final, muchas mujeres al patriarcado se lo quieren llevar a la cama. ¿Cómo gestionar este pánico a no gustar a los hombres?

Zua Méndez: Es que nos han educado para eso. “Qué bonita”, “qué princesa eres”, “los vas a traer de cabeza”… ¿pero qué mierda nos han metido en la cabeza?

Teresa Lozano: Creo que estamos buscando siempre la aceptación de los hombres. Incluso se ve dentro del feminismo que cuando un hombre, un aliado feminista, da un discurso que hemos dado cuatrocientas veces nosotras, parece que es que dicho el “I have a dream”.

Zua Méndez: Teresa siempre dice que ser aliado feminista es el nuevo “toco la guitarra” para ligar.

Ser aliado feminista es el nuevo “toco la guitarra” para ligar

Hay un par de páginas en #HolaGuerrera sobre las que os tengo que preguntar. Se trata del alegato #MeHicieronMujer en el que vais enumerando a Pandora, Clitemnestra, Medea, Antígona y algunas heroíonas más de la tragedia y la mitología griega. ¿Dónde os dejasteis a Lisístrata, que convenció a las atenienses para dejar a sus hombres sin sexo en la comedia de Aristófanes?

Zua Méndez: Lisístrata no está pero, básicamente, porque no podían estar todas. Hay algunas. Y luego porque queríamos hablar de temas muy concretos porque, realmente, era un ejercicio de reconstruir desde una perspectiva feminista historias narradas por hombres en las que siempre somos malas, locas, putas, cosificadas o la mujer ideal. Tuve que tachar varias de la lista. Yo siempre digo que hemos hecho un libro con alegatos con hashtag para que la gente lo vaya completando. Así que Lisístrata espero que esté en tu Twitter.

Towanda Rebels

Es un mensaje potente el de abstenerse de la polla hasta que los hombres dejen de comportarse como bestias.

Zua Méndez: Es que es muy potente esa obra. A mi me hace mucha gracia porque, en realidad, cuando nos dicen lo de “feminazis”, las únicas mujeres que he visto en la literatura clásica organizadas para ponerles un alto a los hombres, son ellas. Entonces, mola mucho, pero queríamos ir a lo individual. Pero dale en Twitter, porque #HolaGuerrera está vivo. De ahí el tema de los hashtag, para que la gente siga escribiendo lo que le apetezca de cada alegato.

#HolaGuerrera está vivo. De ahí el tema de los hashtag, para que la gente siga escribiendo lo que le apetezca de cada alegato

¿Quién creéis que necesita más leer #HolaGuerrera? ¿Los hombres o las mujeres?

Zua Méndez: Lo necesitan los dos. Lo hemos hecho pensando en las mujeres pero a los hombres les dedicamos varios capítulos.

Teresa Lozano: Bueno, dedicarles les dedicamos uno. En el otro los criticamos.

Zua Méndez: Les dedicamos #HombresBuenos porque nosotras, y creo que todas las feministas, creemos que es posible otro tipo de masculinidad. Si no, no estaríamos haciendo esta guerra. Si de verdad pensáramos que es que los hombres son así, es que la guerra que llevamos de argumentos, pacífica y democrática, no sería lo que tendríamos que hacer. Tendríamos que ir a las armas.

Todo se polariza. Últimamente leo a muchas chicas diciendo que van a dejar de leer libros escritos por hombres. Es algo que no acabo de ver.

Zua Méndez: Es lógico: el 80% de los libros están escritos por hombres. Eso es lo que hay que cambiar.

Teresa Lozano: Yo he descubierto a mujeres, muchas, a raíz del feminismo. Porque me he esforzado en buscar.

Zua Méndez: Autoras hay, lo que pasa es que invisibilizadas. Ahora es el momento de ocupar y reivindicar los espacios. Pero no vamos por eso a borrar a los hombres. Es como los anuncios que los cosifican a ellos.

Nosotras, y creo que todas las feministas, creemos que es posible otro tipo de masculinidad. Si no, no estaríamos haciendo esta guerra

Creo que podemos estar de acuerdo en que los últimos seis meses en España han sido un vuelco en cuanto al alcance del mensaje feminista en la sociedad.

Zua Méndez: En este país hay muchas mujeres a las que les cuesta decir “soy feminista en público”. Es que hace un año teníamos grandes nombres de este país que decían que nunca habían necesitado el feminismo. Pues gracias a que tú no lo necesites, pero mira el resto.

Teresa Lozano: Las mujeres no somos víctimas. Somos supervivientes y guerreras. ¿Quién quiere ser una víctima?

Zua Méndez: Es que estamos luchando por dejar de ser el sexo débil y, claro, ponerte y decir “soy víctima” te vuelve a colocar ahí. Y no quieres. Es una lucha. Pero no te coloca que tú te posiciones como víctima. Sino lo que te han hecho. Y si no lo decimos, no podremos denunciarlo y no podremos acabar con esa realidad.

Hola Guerrera

Towanda Rebels