13 diciembre, 2017. Por

The Sinner

Los motivos detrás de un brutal asesinato a plena luz del día es la nueva maravilla de Netflix
The Sinner

Una madre de familia asesina a un hombre en un cálido día de verano. La escena sucede de forma repentina, toma por sorpresa, congela la sangre. La imagen es dura, sangrienta y muy real. A partir de ese momento se desarrolla la historia de un crimen que no tiene explicación aparente y que oculta detalles oscuros que atrapan a sus personajes y al espectador.

El reparto sorprende con actuaciones emotivas y sicologías complejas, encabezadas por Jessica Biel como la perturbada asesina Cora Tanneti y Bill Pullman como el detective Harry Ambrose, que representa el papel del policía excepcional que une las piezas.

En este caso, Jessica Biel es la productora ejecutiva y ofrece una interpretación que, siendo honestos, no esperábamos. Sus papeles más destacados se aprecian en El Ilusionista y Cellular, pero aquí desgarra y nos deja en un suspenso constante a través de flashbacks que muestran el pasado de Cora, revelando así eventos que sufrió y que explican el brutal crimen que ha cometido.

Ver a Bill Pullman actuar es un placer. Hace recordar a Carretera Perdida, excitante película de David Lynch. El detective Ambrose es un personaje perturbado y de pocas palabras que esconde más de lo que muestra. Pero sus problemas personales no le impiden buscar la razón del brutal ataque, mas allá de tener a la culpable.

The Sinner cuenta con 8 capítulos a los que es imposible poner pausa. La temporada se disfruta de un tirón gracias a su narración fluida que refleja una poderosa intensidad. La historia está basada en la novela de Petra Hammesfahr y creada por Derek Simonds, quien acierta en todos los aspectos en esta misteriosa serie de suspenso.

The Sinner