4 octubre, 2017. Por

The Horrors

La banda británica da, por fin, en el clavo con ‘V’; su mejor álbum hasta la fecha
The Horrors

The Horrors es una de esas bandas que lo tiene todo para gustar a los aficionados del sonido de herencia oscura y electrónica de los 80, o para enganchar a la chavalada millenial al darkwave que ponía del revés a sus (ya casi) abuelos. Desde que saltaron a la fama allá por 2007 siempre daba la atención de que importaban más sus cuidadas y constantes referencias a ídolos como The Cure u OMD y, tal vez por eso, sus discos nunca llegaban a ser más que interesantes.

Con V, su quinto trabajo, le han dado la vuelta a esta situación de manera radical. Un disco inesperado, lleno de sorpresas e influencias, pero con una voz propia rica y potente. De algún lugar entre el rock industrial, el shoegaze, el dream pop y la psicodelia, la banda liderada por Faris Badwan ha extraído, por fin, un disco que funciona como un reloj en lugar de parecer una tímida colección de temas correctos que, sin arriesgar, buscan presentar dos o tres grandes singles.

Profundas atmósferas armadas a golpe de sintetizador, giros inesperados y enriquecedores, progresiones de épica madura, alejada de estallidos vacuos o efectistas… V aúna todos los elementos característicos de The Horrors y los lleva a su máxima expresión. A pesar de un arranque prometedor pero excesivamente lento, Hologram, a medida que van pasando los diez cortes del disco la sensación de estar ante un trabajo brillante se acrecenta.

El sonido psicodélico y sombrío de Press Enter To Exit, el segundo corte, va prometiendo un disco versátil en el que The Horrors no han tenido reparos a la hora de buscar los límites de su propio estilo. Esto es exactamente lo opuesto a lo que sucedía en Luminous (2014), el anterior disco de la banda, en el que las buenas ideas que ésta pudiera tener se quedaban a medio gas a consecuencia de los pocos riesgos asumidos en su implementación.

V despega definitivamente en Machine, su tercer tema. Un homenaje claro, por un lado, a los Depeche Mode más oscuros y pegadizos, y al rock industrial. Cuenta con una pegada incuestionable, una riqueza sonora inteligente, que contribuye a la atmósfera oscura sin recargarla. El viaje entre sonidos psicodélicos e industriales continúa en Ghost, que cuenta con uno de los movimientos instrumentales más fascinantes del disco.

Constituye un catálogo de lo mejor que puede ofrecer el darkwave al gran público en estos tiempos pero que, aún así, puede hacer las delicias de los más nostálgicos.

Lo mejor, no obstante, está por llegar: es en la mitad de V, con Point of No Reply: aporta una nueva luminosidad sobre la atmósfera que se ha ido construyendo que desemboca en un tema entre bailable y épico que se vuelve francamente adictivo. Gathering parece un guiño al britpop de los 90, pero sin perder de vista el poso darkwave que caracteriza a la banda; mientras que World Below es el corte más bailable, pegadizo y divertido del disco.

A pesar de lo que tarda en elaborarse, la épica de los últimos compases de It’s a Good Life es embriagadora y da pie a un cierre por todo lo alto: Something To Remember Me By, el single con el que se está promocionando V, que reinterpreta con maestría los elementos del pop indie, recordando en no pocos momentos a A-Ha, en un tema optimista e hipnótico, pero sin caer en recursos facilones o vacíos. Justo lo que necesita uno para quedarse con la sensación de haber escuchado un disco destacable y rico.

Al final V en un LP de temas largos pero diversos en los que lo mejor sucede en sus fases instrumentales, que son arriesgadas e inteligentes. Constituye un catálogo de lo mejor que puede ofrecer el darkwave al gran público en estos tiempos pero que, aún así, puede hacer las delicias de los más nostálgicos. Aunque no todos los temas son inolvidables, el conjunto está perfectamente engrasado y funciona a la perfección.

*The Horrors estarán presentando V por España este mes de diciembre. Las fechas de su gira son las siguientes:

12.12: Barcelona (Sala Apolo)
13.12: Valencia (Moon Valencia)
14.12: Madrid (Sala BUT)

The Horrors