28 enero, 2015. Por

PostNatural History

Crisis natural
Center for PostNatural History: bienvenidos al primer museo de historia post-natural del mundo
PostNatural History

Conejos fluorescentes, salmones transgénicos, cyborg-insectos, roedores atómicos… ¿Se imaginaría Darwin que el hombre iba a tener un papel tan activo en lo que él se refería como fuerza dinámica y cambiante de la naturaleza? Puede que a muchos la manipulación genética les parezca algo reciente o incluso les suene a futuro, lo curioso es que el ser humano comenzó a modificar organismos vivos en cierta manera hace 10.000 años, mediante la domesticación y cría de especies intencionada y cultivo selectivo (nuestras queridas mascotas y gran parte de las verduras que componen nuestra dieta actual, son resultado de ello). El impacto de este tipo de experimentación en la cultura y su importancia en el desarrollo social de la especie humana, son algunas de las cuestiones que se plantean en el Centro PostNatural History de Pittsburgh en EE.UU.

El centro, fundado por un solo hombre, el artista e ingeniero (en ese orden) Richard Pell, se inauguró en el 2011 y es único en su categoría. La idea de crear un punto de intersección entre cultura, naturaleza y biotecnología en una exposición a escala natural, con la intención de crear debate, preservar y expandir el conocimiento en esta área, es el objetivo de este innovador museo, que a primera instancia, puede ponerle el pelo de punta a las mentes más sensibles. La pregunta ante semejante epígrafe que reza "Centro de Historia Post-Natural”, incita a la pregunta de que significa exactamente “Post-natural” y con que extraños especimenes nos encontraremos en el interior del museo. Tanto si decidimos hacer una visita a su sede central en la ciudad americana de Pittsburgh, como si asistimos a alguna de las exposiciones itinerantes o conferencias que el museo lleva realizando por Europa, en colaboración con otras instituciones (como la exposición de PostNatural Organisms of the European Union en el Museo de Ciencias Naturales de Berlín o la presentación del pasado mes de noviembre en el CCCB de Barcelona), la respuesta será igual (pero diferente).

Sin intención de que esta declaración suene excesivamente ambigua o contradictoria, la explicación sencilla (y genérica) sería la de que el CPNH lo que hace es exponer todo lo que es omitido en el resto de museos convencionales de Historia Natural (aquí la muestra taxidérmica de una cabra-araña genéticamente ideada para producir seda arácnida de gran valor proteico en su leche, preside la sala central). La peculiaridad y diferencia reside en que, según la zona geográfica, los organismos “intervenidos”, llamados de origen post-natural, variaran. Así, en la zona de los países escandinavos, podemos encontrar una muestra de ratas “adictas” en constante estado de embriaguez (experimento elaborado a raíz de las altas dosis de alcoholismo en esas regiones); en la propia Pittsburgh una muestra de las calabazas gigantes, manipuladas genéticamente; o próximamente, quizás, un ejemplar de la rosa azul, emblema japonés (creada en los laboratorios de la compañía Suntory) y que ahora crece salvaje en los campos nipones rompiendo con toda restricción de patentes o cuestiones morales, tras su “irreverente" puesta en libertad, por parte de un colectivo artístico de Tokio.

Dejando a una lado la polémica (y mucha), que todo esto pueda suscitar, y centrándonos en las reflexiones que se plantean, es llamativa la elección del término post-natural para referirse a un elevado número de especímenes vivos (vegetales y animales), ya que el prefijo Post- (despues de) no deja de sugerir sino el fin de la naturaleza, y si somos todavía más tajantes, el fin de lo natural a manos del hombre. La pregunta de si lo natural como lo conocemos está en vías de extinción y que impacto y riesgos tiene esta alteración del entorno en nuestro desarrollo y evolución como especie (sin clara legislación política o ética vigente), es clave, de momento el CPNH se dedica a ir recopilándolo todo. Llevamos tiempo jugando a ser Dios en lo que a ciencia respecta. Quizás la pregunta que debamos empezar a plantearnos sea la de si alguno de estos especímenes sirve realmente para beneficiar a la humanidad y enriquecer la biosfera de alguna manera.

PostNatural History

+ INFO

Nombre: Center for PostNatural History

D�nde: Pittsburgh (EEUU)

Un museo de historia post-natural

NULL

Página de Facebook: aquí

Cu�ndo: NULL

Precio: NULL

Venta de entradas: NULL