4 Marzo, 2013. Por

Vine

El hermano pequeño de Twitter
Videoaficionados y narcisistas: si no tenéis Vine, ¿a qué estáis esperando?
Vine

Hace aproximadamente un mes Twitter lanzó una app para grabar, subir y compartir vídeos: Vine. Actualmente esta aplicación se puede descargar únicamente en la App Store y está disponible solo para iPhone y para iPad Touch, pero ya han llegado noticias de que muy pronto estará disponible su versión para Android. Vine se basa en la fórmula de “síntesis más creatividad igual a éxito” de su hermano mayor, Twitter. Y es que los vídeos no pueden durar más de seis segundos, algo que nos recuerda al límite de los 140 caracteres de Twitter. Parece ser que los creadores de Twitter han aprovechado el declive y la crisis de Instagram para hacer que los fotógrafos del smartphone cambien la imagen fija por la imagen en movimiento y transformen sus instantáneas en pequeños vídeos que poder compartir con todos sus contactos.

Vine se hizo un hueco desde su lanzamiento en las redes sociales porque un vídeo porno se coló entre los ejemplos de las primeras piezas audiovisuales creadas por usuarios de la nueva app. Yo, como muchos, me enteré de que existía la aplicación en el mismo momento en el que me enteré de que existía el video porno (porno en seis segundos, ¿es el microporno un nuevo género?). El caso es que el revuelo acompañó las primeras horas de vida de Vine y, como dicta nuestro refranero, la idea es “que hablen de mí aunque sea mal”. Los creadores de Vine se disculparon públicamente y parece que la aplicación ha resurgido de esa “crisis” (o se aprovechó de la situación “embarazosa”) y ya empieza a instalarse en nuestra rutina diaria de las redes sociales.

Una de las características que augura éxito a la plataforma es que viene apadrinada por un grande como es Twitter. Además, los vídeos no solo pueden compartirse en Vine o en Twitter, sino que también puedes mostrarlos en Facebook. Otra característica es la facilidad de uso. Para comenzar a usar Vine tan solo tenemos que descargarlo y asociar nuestra cuenta con nuestro perfil en Twitter. A partir de ahí, podemos explorar los vídeos de otros usuarios y empezar a hacer el nuestro. Acción. Seis segundos. Corten.

Vine cuenta con una peculiaridad. Tan solo se graba en el momento en el que pulsas el botón de la cámara, así que aunque no cuenta con un editor posterior de los vídeos sí que puedes hacer un montaje en cámara. Es decir, puedes grabar, parar, grabar, parar y, así, conseguir el efecto de un exitoso gif animado. Esta característica ha agudizado ya el ingenio de los usuarios más ocurrentes y si exploramos Vine podemos encontrarnos con gags visuales bastante brillantes. Las marcas no tardaron nada en lanzar sus piezas audiovisuales y en utilizar Vine como estrategia de marketing. Algunas de las ventajas: la posibilidad de humanizar la marca, haciendo lo mismo que hacen los usuarios, y hacer volar el ingenio de sus creativos.

Ejemplo de vídeo para Vine de la revista People Magazine
Ejemplo de vídeo de GAP
Ejemplo de vídeo de Asos
Ejemplo de vídeo de Toyota
Ejemplo de vídeo de Malibu

Vine es, en definitiva, el nuevo vicio de los amantes de las nuevas tecnologías, de los que no se pierden una en cuanto a redes sociales y de los que no tienen ningún reparo en airear su vida en micro-vídeos de seis segundos. Así que ya saben, narcisistas y videoaficionados, acudan a su App Store. He de confesar que Vine me genera cierto miedo. Y este terror es que los pesados de Facebook y Twitter que nos atormentan diariamente con sus quehaceres (o quereseres como dijeron esas grandes de YouTube), ahora lo hagan con imágenes animadas. Así que yo os recomiendo desde aquí: piensen un poco antes de darle al play, a veces no hace falta que nos cuenten toda su vida, y menos en vídeo.

Vine

+ INFO

Nombre: NULL

Dónde: NULL

NULL

NULL

NULL

Dirección: NULL

Cuándo: NULL

Precio: NULL

Venta de entradas: NULL