22 enero, 2013. Por

Deezer

Streaming en otra pestaña
Deezer o la primera alternativa online de escucha de música en streaming
Deezer

El exprimidor cerebral de ideas para intentar salvar a la industria musical sigue dando buenos frutos. Al aparente imperio que se va cercando en torno al funcional y muy bien organizado a la hora de no flaquear ante el reclamo gratuito y crear una dependencia debida que hasta se agradece le están saliendo, parece, competidores que sanean este nuevo concepto de distribución musical. El quórum es claro: el plástico muere, o al menos reduce sus tiradas, se vuelve más especialito, caro y selectivo. El .mp3 tampoco mola: ocupa espacio en el disco duro y el usuario no quiere eso tampoco. Bajarte programas no es compatible muchas veces con los sistemas de tu trabajo o se te bloquea tu mac al tener tantos programas abiertos y eso también te molesta. Nos hemos vuelto unos tocapelotas del copón, y en Deezer, de la misma manera que lo siguen intentando en Grooveshark con una estética y un planteamiento más desprolijo, parece que han entendido a la perfección el reclamo y aterrizan en la red con todo ese rechazo a las “viejas” funcionalidades, un catálogo actualizado, una estética que conecta lo mejor de las radios online a medida, los programas tipo Spotify y un orden informe bien colocado para que tú reemplaces poco a poco a la Fnac por una pestaña abierta en tu navegador favorito.

Deezer es un híbrido estético entre iTunes, radios-web tipo la argentina Vortérix, una asociación de gustos y artistas similares en un perfil parecido al de LastFM, una integración total a Facebook (de hecho, el registro de usuario es únicamente conectándolo a tu cuenta en la red social) y las funcionalidades asociadas que conocemos de Spotify pero, si cabe, con un sentido estético más limpio y funcional. Desde que abres el portal hay una cosa que está clara: la orientación de los datos, la “programación” o selección de los contenidos es más bien tirando a la radio fórmula y/o la música mainstream. Claro, también tienes tu zona de indie o música alternativa (en la que hay elementos como Coldplay, odiados en ambos terrarios underground: indie y alternativo), de músicas del mundo, de jazz-blues o de r&b, pero el grueso del catálogo se centra en promocionar a los tops: desde Fondo Flamenco y El Barrio a Shakira y Pablo Alborán. No los juzgaremos por ello, pero quizás sí dos cosas: la poca cantidad de grupos alternativos, indies sectarios que sí encontramos en Spotify y el hecho de se presuponga menos la posesión de intuición a la hora de adivinar algunos movimientos no ayuda demasiado. Aun con ello, Deezer parece una evolución inteligente a los “programas” de distribución, escucha en streaming y descargas compradas y llenará de orgullo y satisfacción a la industria musical y al fan fatal: poder tener una especie de mochila de viaje integrada a tu cuenta de Facebook, que no tengas que descargarte un programa y que, abras donde abras internet, puedas oír la música de tus listas de Deezer, conocer las novedades y tener una integración total en un modo de radio expositiva pero también personal (según lo que gustes) es un puntazo. Un todo en uno que, más allá de la complejidad aparente de los primeros treinta segundos de uso, es la nueva gloria de la distribución musical. Veremos si el catálogo se sigue abriendo para todos los gustos y si el trabajo de conexión biográfica y de género es algo más puntilloso y tendremos la batalla servida. Larga vida al nuevo y al viejo modelo.

Deezer

+ INFO

Nombre: Deezer

D�nde: Online

NULL

NULL

Direcci�n: NULL

Cu�ndo: NULL

Precio: Gratis

Venta de entradas: NULL