13 junio, 2012. Por

Lorna Mills

La reina de los bandidos gif
Entrevistamos a Lorna Mills: propulsora de ensaladeras de vicios digitales mutando en gifs animados
Lorna Mills

Lo que más nos gusta de Lorna Mills no es que sus GIFs sean tan delirantes como divertidos, que no tenga complejos a la hora usar imágenes irreverentes o (supuestamente) políticamente incorrectas en sus collages o que no tenga pelos en la lengua a la hora de dar su opinión sobre el trabajo de otros fotógrafos o artistas... lo que nos ha conquistado es que ella misma es la mayor y más despiadada crítica de su propio trabajo. Y es que ya está bien de tomarse tan en serio a uno mismo...

Notodo: Si te parece, rompamos el hielo hablando sobre quién es Lorna Mills y cómo trabaja.
Lorna Mills:
Soy una artista canadiense que ha expuesto ya en una gran variedad de medios desde los años ’90. Pintura, vídeo, instalaciones, photo-based, súper 8… cualquier herramienta que he sentido que necesitaba utilizar en el tiempo. También soy educadora infantil y programadora de videojuegos desde 1994, y desde hace poco estoy trabajando como editora de video para iPhone y iPad además de IPTV (Internet Protocol Television). Mi estilo y el aspecto que tienen mis obras están determinados por las herramientas que utilizo.

Cuando trabajaba el vídeo hace bastante tiempo, justo después de la Universidad, estaba más obsesionada y embelesada con las secuencias de imágenes fijas que con la propia ilusión de movimiento. Esto hizo que la edición de vídeo fuera mucho más interesante para mí que pensar en los convencionalismos a la hora de filmarlos. Solía grabar vídeos de la televisión en Súper 8, principalmente programas de deportes por su estructura y ritmo, y aplicaba extrañas fórmulas matemáticas a esas secuencias de imágenes. Era absolutamente infumable: la mayoría de las veces las películas se rompían en el proyector por la cantidad de empalmes que les hacía, lo cual era un alivio para cualquiera que había sido forzado a ver mis obras.
La transgresión siempre es bienvenida en el mundo del arte: es el arte el que no siempre es bien recibido en cualquier lugar

NTD: El vídeo fue tu primera herramienta de animación pero más tarde lo abandonaste en favor de la imagen .gif: ¿qué fue lo que conquistó del mismo que no pudiera darte el vídeo? ¿Tu trabajo hubiera sido el mismo si hubieras continuado utilizando el vídeo como formato principal de tu obra?
L.M.:
Es cierto, antes de que descubriera el formato GIF mis vídeos ya eran muy cortos por no decir cortantes o bruscos. Siempre que un amigo me pedía que viera uno de sus vídeos lo primero que hacía era preguntar si era un vídeo corto. El buen videoarte ha de ser breve. Me sentía incómoda con la proyección de vídeos y siempre preferí exponer de un modo que permitiera al espectador desconectar sin sentirse incómodo. Es más fácil alejarse de una vídeo-instalación que de una proyección en la que hay que ser más silencioso y discreto. No me gustaba tampoco añadir sonido, y no era capaz de incorporar música de otros como estructura unificadora así que, como ves, me estaba imponiendo ya muchas limitaciones dentro del proceso de creación del vídeo.

Entonces ya era consciente de que ciertos artistas trabajaban con gifs pero se le prestaba mucha más atención a herramientas gráficas que a fuentes fotográficas, así que no se me ocurrió empezar a utilizarlo hasta que conocí sitios como 4Chan y b4ta (en Reino Unido) y me enamoré de su irreverencia, su crueldad y su sentimentalismo y también de ese carácter inoportuno, incómodo e ingenioso. A esto yo lo llamo “crowd-sourced/video sourced imagery” (algo así como fuentes multitudinarias y audiovisuales que conforman una imaginería popular).
El buen videoarte ha de ser breve

La primera es que se reproducen instantáneamente en el navegador además de su facilidad de distribución y “robo”. Las condiciones de envío online, compresión, limitaciones de color, el pequeño número de frames y su infinita reproducción en bucle hizo que mi trabajo tenga el aspecto que tiene ahora, así que cuando vuelvo a convertir mis gifs a vídeo para proyectarlos, siguen siendo gifs para mí (un montón de artistas están en desacuerdo conmigo en este punto). Mi trabajo nunca hubiese tenido este aspecto si hubiese utilizado el vídeo desde el principio.

NTD: A primera vista, es fácil caer en el error de pensar que tu trabajo es una especie de caótico y descuidado vómito visual que acumula tus intereses y fetichismos en la red, pero una segunda mirada denota una estética y clara intención artística con un lenguaje muy definido y personal (imágenes con bordes exageradamente pixelados, movimientos rápidos, temas que pueden llegar a ser molestos y bizarros para mentes sensibles: sexo, zoofilia, masturbación… pero sobretodo mucho sarcasmo y sentido del humor).
L.M.:
Me has hecho reír porque soy una loca de la precisión y muy protocolaria con todas mis decisiones, colocación y tiempos. Puedo pasar horas cambiando cosas píxel a píxel hasta que el resultado final tiene el equilibrio que me satisface. Simplemente es una manera inusual de enfrentarse a temas formales como ese. Mi sensibilidad y tendencia hacia las payasadas es muy engañosa.

NTD: ¿Crees que es más difícil construirse una identidad artística utilizando material no auto-producido y pre-existente en la red (imágenes, vídeos virales, otros gifs…) como ocurre en tu caso o en el de artistas como Anthony Antonellis, Helen Adamidou…?
L.M.:
No, en absoluto, la tradición por el collage viene desarrollándose desde hace mucho tiempo y puedo decir que los artistas que mencionas lo son desde el primer momento que vi su trabajo.
Mi sensibilidad y tendencia hacia las payasadas es muy engañosa

NTD:  Al margen de recopilar material en la red ¿utilizas imágenes o vídeos hechos por ti misma?
L.M.:
Sí, los gifs que hago desde mis propias fuentes de vídeo tienen un tono muy diferente son mucho menos gregarias que las imágenes que creo con fondos públicos.

NTD: Collage y gifs de cine, televisión, música, videoclips… son muy populares en la red y en la cultura mainstream. ¿Qué diferencias reconoces entre tu trabajo y el movimiento gif más masivo y lúdico (no profesional o artístico) en la red?
L.M.:
Buena pregunta, porque no estoy nada interesada en utilizar imágenes populares reconocibles en mis collages: por supuesto, me gustan y disfruto viéndolos, pero las referencias a películas en concreto o vídeos musicales no son aspectos importantes de mi trabajo; y cuando las uso pasan inadvertidas (tampoco estoy al día de todos los memes de la red). Prefiero usar gifs de vídeos caseros, espectáculos naturales y, en general, fuentes más oscuras, tristes y recónditas. Estoy segura de que si introduces mi trabajo en corrientes gif populares se reconocería como algo diferente.
Metafóricamente, prefiero rebozarme en el estiércol con los cachorritos cachondos tirándose a las gallinas

NTD: Durante mi investigación personal sobre arte gif he descubierto que hay bastantes fotógrafos como Jaime Beck, Marcel Meyer, Jaime Martínez, Josh Greet, Ignacio Torres, Ana Pais, Pamela Reed, Matthew Rader… que usan este formato pero parecen tener otro tipo de dilemas. ¿Podríamos considerar que estamos ante otra categoría diferente fuera del arte gif? ¿Sientes que hay una línea clara que separa el trabajo de estos personajes con respecto al tuyo propio?
L.M.:
Sí hay una línea, aunque, para ser sinceros, no estoy familiarizada con el trabajo de todos los fotógrafos que nombras. Aunque me gustan los trucos y los efectos, muchas las encuentro precious y caprichosas y creo que no deberían tomarse tan en serio a sí mismos. Fueron bautizadas como cinemagraphs para “distinguirse de la chusma general de artistas gif horteras y de “clase baja” y para indicar y remarcar su superioridad, refinamiento y maestría”. Paddy Johnson se mofa de ellos llamándoles “hair gifs”. La mayoría se trata solo de fotografía de moda: yo, metafóricamente, prefiero rebozarme en el estiércol con los cachorritos cachondos tirándose a las gallinas.

Hace tiempo posteé un cinemagraph modificado por mí misma, pero si lo usas probablemente el fotógrafo original te demandará: sospecho que no son precisamente receptivos a la cultura del remix. Por un momento se me ocurrió la idea de abrir una Cinemagraph Clinic: la gente podría mandarme sus dulces y melancólicos retratos con sus mechones de pelo animados y yo podría añadirles pingüinos masturbándose en los mismos tonos de color.
No hay nada que un buen artista no pueda usar para sacar algo provechoso

Casualmente Tom Moody utilizó el mismo cinemagraph en un post que maldijo, y condenó las pretensiones del medio. Si todavía no has leído nada suyo o no has hablado con él deberías hacerlo: raramente estamos de acuerdo en la mayoría de cosas en el universo pero es muy buen escritor, con una mirada lúcida y una relación mucho más larga en el tiempo con el desarrollo de gifs. Sin embargo, algunos artistas han hecho cinemagraphs que me gustan: el grifo goteando agua de Chris Collins es hipnótico y divertido (¿cómo terminará?) y las modelos de Michael Manning’s en la pasarela parecen tener el estómago lleno de lombrices meneándose (así que nunca digas nunca). En la misma línea superficial están los, en mi opinión, brillantes estudios de stop motion de David Crawford, que empezó a desarrollar en 2002. La buena noticia es que hay una aplicación para Android y iPhone llamada Cinemagram, así que ahora la “chusma” también puede hacer “imágenes mágicas”. También soy fan de páginas como GIFsoup, Blingee, 3frames o gifboom: están llenas de tesoros ridículos.

El otro tipo de formato que usan algunos artistas que nombras se llama sterograph, que son una manera ilusoria de hacer gifs y que se vienen desarrollando desde hace ya tiempo. No hay nada que un buen artista no pueda usar para sacar algo provechoso, y he visto unos cuantos stereographs que encuentro interesantes como arte contemporáneo.

Mi truco digital favorito desde siempre es la animación de los reflejos en el agua: nunca he hecho ninguno porque siento que no estaría a la altura, pero me dediqué a coleccionarlos durante un tiempo.

NTD: Hablando de cinemagraphs… ¿crees que hay una tendencia general hacia la censura y la cursilería en el arte con ciertos temas recurrentes en tus obras como el sexo, la violencia, la masturbación, el desnudismo…?
L.M.:
La transgresión siempre es bienvenida en el mundo del arte: es el arte el que no siempre es bien recibido en cualquier lugar.
No estoy interesada en utilizar imágenes populares reconocibles en mis collages

NTD: Finalmente, parece que hay muy buen rollo y mucha comunicación entre los artistas gif: ¿es esto real o solo una fachada? ¿Crees que esto hace que la escena gif sea más verosímil como movimiento artístico? ¿Crees que alguien se queda fuera del grupo?
L.M.:
No se trata de una sola escena, hay muchos grupos de artistas que disfrutan del trabajo de los otros, de la comunicación a través de los medios digitales y colaborando en distintos proyectos. Si tienes la oportunidad, ¿por qué no trabajar con gente enérgica que admiras y con la que conectas fácilmente y no con los idiotas que no soportas? En cualquier medio se obtiene mayor y mejor difusión cuando se trabaja en equipo o en pareja. Por alguna extraña razón, los artistas que están haciendo gifs son novedad y la moda del momento, pero hay una gran cantidad de proyectos artísticos online que probablemente no son tan fáciles de encontrar o tan accesibles para una audiencia potencial. Pero, de todas formas, todo nuestro trabajo ha florecido alejado de la irrelevancia.

Money2, Lorna Mills and Yoshi Sodeoka

Lorna Mills

+ INFO

Nombre: NULL

D�nde: NULL

NULL

NULL

NULL

Direcci�n: NULL

Cu�ndo: NULL

Precio: NULL

Venta de entradas: NULL