1 junio, 2012. Por

GIFmondo (III)

La gran traca final
Tercera y última parte de nuestro reportaje sobre arte gif: GIFmondo y cómo (mal)vivir de la imagen en movimiento
GIFmondo (III)

Sí, es triste pero así de dura es la vida: hemos llegado al final del reportaje más movido de la historia de Notodo. No podíamos acabar de cualquier manera, así que nos hemos guardado unas cuantas perlas que iremos regalándote la semana que viene para tu disfrute íntimo y personal y, si te han dado ganas decir “mamá quiero ser artista” y te has animado a animar (je) tus fotos del verano en Roquetas de Mar, hemos redactado una lista de cosas que NO son arte GIF. Porque os queremos y os tememos a partes iguales.
Portada Artículo: Paul Flannery, Rainbow Divider

Portada Home: Jasper Elings, Cyrax Falling

LEE LA PRIMERA PARTE DEL REPORTAJE
LEE LA SEGUNDA PARTE DEL REPORTAJE

El GIF como viral
Parece que una de las obsesiones periféricas de los artistas GIF es conseguir un nivel superior de interacción con su público más allá del quedarse embobado frente a una imagen cualquiera. Es el caso de Manuel Fernández, que en Two Hundred and Sixteen Colors, una serie de cuadrículas digitales abstractas en las que los internautas pueden participar en su proceso de composición. Al margen de la intersante propuesta, Manuel utiliza una imagen GIF de la obra seguramente con el fin de “mover” y promocionar la misma en la red. Y es que si hay algo que está claro es que el carácter viral de este formato lo ha convertido en una de las herramientas de autopromoción que va más alla de las fronteras del arte.


Manuel Fernández, Two Hundred and Sixteen Colors


Jasper Elings: delirio 3D

Llegados a este punto, y después de propuestas más puretas, abstractas y conceptuales como las de Nicolas Sassoon, A. Bill Miller o Sara Ludy o las socarronas, violentas e, incluso para ti, alma sensible, ofensivas obras de Lorna Mills y Helen Adamidou no te partes el ojete con Jasper Elings es que algo está podrido dentro de esa cabezota. Sus divertidas imágenes 3D rotatorias (que recuerdan a las intros de los videojuegos en que eliges tu avatar) no sólo son divertidas sino que, además, Jasper, que es listo, mezcla figuras y objetos "prefabricados" que encuentra en la red, y los compone y modela en Maya (programa por excelencia de animación 3D) promoviendo una ilusión en la que los personajes virtuales cobran vida propia y los elementos y las leyes de la física funcionan de manera incoherente o simbólica.

Jasper Elings


Kim Asendorf, SPAMM y otros formas de ganarse el pan

Vale, entendemos que a estas alturas estarás cansado de que te presentemos tanto perfil de artista y estarás deseando que te contemos algún cotilleo sobre cómo funciona esto del GIF art y de qué vive esta gente. No te vamos a engañar: cuando hemos lanzado la pregunta al aire algunos no sabían qué decir (incluso les salía humo de la cabeza -bueno, no, pero así nos lo hemos imaginado al menos: en movimiento como sus imágenes) y otros simplemente se echaban a reír. Como en cualquier ámbito en el que se producen bienes culturales inmateriales es difícil no sólo valorar y proteger una obra artística, sino también ubicarla, promocionarla e introducirla en las instituciones culturales y en un mercado que, a pesar de haber incorporado actualizaciones a su dinámica interna, no ha evolucionado lo suficiente para asimilar nuevas tendencias artísticas como el GIF art en particular y el net art en general.

Jeremiah Johnson, Void gaze

Pero al margen del inmovilismo del mercado del arte y sus instituciones, existen propuestas desde dentro de la propia escena que nos han dejado con la boca abierta a punto de soltar un ¡olé! en toda regla. SPAMM es una plataforma digital expositiva creada por Thomas Cheneseau y Michael Borras en la que se exponen obras de artistas digitales de todo tipo y que actúa como una verdadera colección de arte convencional pero en la red, y en la que los artistas cobran unos honorarios gracias a la colaboración con la cadena de televisión francesa y alemana ARTE. Esta iniciativa ha despertado el interés de pequeños y medianos museos y galerías en las que ya se ha expuesto parte del fondo de SPAMM, que cuenta en su haber con artistas GIF como Samantha Harvey, Martin Cole, David Szakaly, Michael Manning, Pauline Marx, Paul Flannery, Max Capacity, Brandon Blommaert, Jeremiah Johnson, Anthony Antonellis, Chris Collins, Evan Roth o Sarah Weis (que ha creado Blinking Girls junto a Emilie Gervais), entre muchos otros.

Kim Asendorf, Solo show in Sim City, Installations, Default

Kim Asendorf, además de formar parte de SPAMM y de ser uno de los artistas más versátiles y difíciles de catalogar de todo el reportaje, ha creado junto a Ole Fach la Fach & Asendorf Gallery: una iniciativa que reune “net.art, media art, digital madness, bits, brains, glitch and curiosity” y que va incorporando nuevos fichajes a través de algo así como exposiciones de presentación temporales (aparecen como Ongoing Exhibitions) que más tarde, simplemente, pasan a formar parte del fondo de la misma. Pero lo de Kim & Ole no queda aquí, a parte de desarrollar sus propios proyectos personales crearon en 2011 el Gif Market, una genialidad que es una obra de arte en sí misma por su inherente carácter crítico con el mercado y por su ácido sentido del humor. El proyecto contiene una serie de 1024 GIFs animados cada uno nombrado por un #número. Cada GIF muestra una línea vertical de 1px de grosor y una serie de partículas que giran a su alrededor y su precio varía en función de la cantidad de partículas que contiene: #1 contiene una partícula y es la pieza más cara #1024 sin embargo es la más barata y la que contiente más partículas. Su precio se calcula con la siguiente fórmula:

PRICE = (SALES / NUMBER) * 16

Por lo que cada venta incrementa el precio de el resto de GIFs. Como auténticos broker de bolsa, estos dos artistas han programado con antelación un incremento del valor de sus obras en función del éxito de sus ventas… ¡Y ya han vendido 174! Nosotros tampoco pudimos resistir la tentación:

 
Kim Asendorf, Gif Market, #982
(comprado por Pilar Díez por 2.84€)

Anthony Antonellis ha creado otro interesante proyecto arqueológico-expositivo llamado GIF Preserve, una suerte de casa de acogida para todas aquellas imágenes condenadas a morir en Wikimedia. El resultado es una especie de museo de los horrores con los GIFs más bizarros y cutres que puedas imaginar pero, eso sí, ordenados y catalogados por orden de llegada, como si de pobres animales abandonados se tratara. El proyecto expositivo se convierte en una obra artística en sí misma que trasciende más allá de las obras anónimas que contiene.

Anthony Antonellis, Endangered GIF Preserve Promo

Pero no todo son exposiciones online: BYOB (Bring Your Own Beamer) es una iniciativa de Rafaël Rozendaal que en realidad es una serie de exhibiciones de un día de duración, en donde los artistas, armados con sus proyectores, colaboran en la creación de una gran performance de arte digital en movimiento (no necesariamente con la presencia de su creador). Es una muestra colectiva, sin fines de lucro y abierta para la participación.

Otros, como Jasper Elings, utilizan técnicas como la de los Advertisements en su propio Tumblr: si clickeas en alguno de los ads que aparecen a la derecha contribuyes a apoyar económicamente el trabajo del artista. Otras iniciativas como Speed Show, galerías de arte físicas como Monster Truck o agentes participantes pero sobre todo agitadores como Sally McKay (fundamental leer The Affect of Animated GIFs) o Curt Cloninger también contribuyen a difundir esta tendencia que lo petará en breve (si es que no lo ha hecho ya).

Sally McKay, Monster


NO es arte GIF

– Imágenes GIFs porno, a excepción de proyectos como My Porn Collection de Kim Asendorf. El resto, tales como Gif Porn Tube, Giffies o Gif me porn, son extensiones de tus páginas web porno favoritas: no excuses tus vicios más íntimos intentando vendernos que eso es arte.
– Imágenes GIF de tus amigotes y tú haciendo el cafre
– El logo cutre de tu empresa
– El banner de turno o firma de tu empresa, tan arcaica como ramplona
– El stop motion
– Un PowerPoint maquetado en Photoshop
– La contraposición cromática de colores fluorescentes copiados de los códigos de colores del Paint o el Corel Draw
– Pueden ser divertidos, entrañables, divertidos, ñoños, horteras, pero los GIFs de gatitos NO son arte GIF. Eso se puede aplicar a monos, cachorritos o conejos simpáticos (nos referimos al animal, que conste en acta). Sólo artistas como Lorna Mills o Sally McKay han elevado a la categoría de arte estos animalitos y ni siquiera ellas se lo toman muy en serio.
– Las fotografías "cute", glitter y remilgadas de moda (Cinemagraphs, Reed+Rader) en las las modelos posan mientras su pelo se mueve al compás del viento. Eso, en todo caso, se podría denominar "fotografía de moda GIF" pero nunca arte GIF (más adelante hablaremos largo y tendido sobre este tema en Notodo).
– Las escenas de tus películas favoritas (de dudoso gusto por cierto).

GIFmondo (III)

+ INFO

Nombre: NULL

Dónde: NULL

NULL

NULL

NULL

Dirección: NULL

Cuándo: NULL

Precio: NULL

Venta de entradas: NULL