21 mayo, 2012. Por

Brunchs

Desayuno, almuerzo, comida... ¡Brunch!
Desayuna como una pija de Gossip Girl y ponte como el quico: brunchs de Madrid y Barcelona
Brunchs

Es domingo. Tienes una ligera resaca. Son las 12:45 horas. Demasiado tarde para desayunar. Demasiado pronto par comer. Idea: Un brunch. La palabra proviene de la hibridación de breakfast y de lunch y es, pues eso mismo: un manjar compuesto a base de comida dulce (bollería, mermeladas, yogures) y salada (huevos, tortillas, ahumados, embutidos, verduras), acompañado de diferentes tipos de panes y zumos y de café o té. Podemos preparar un magnífico desayuno-almuerzo-comida en casa, tomarnos todo el tiempo del mundo para hacerlo pero claro, si estamos perezosos que suele ocurrirnos los fines de semana, ¿por qué no irnos a degustarlo a algún bar, donde nos lo sirvan con amor y dedicación, donde poder leer el periódico mientras tomamos café y huevo duro? Los hoteles o los bistrots son los lugares en los que más fácilmente podremos disfrutar de estos brunchs o desayunos complejos y abundantes. Desde aquí, os “ponemos en bandeja” algunos locales donde tomar un brunch, sólos o en compañía. Sitios donde degustar un desayuno un tanto excesivo que, sin duda, nos ayudará a revitalizar un posible domingo tristón.

Madrid de brunch
En la calle del Prado, tenemos el Olsen, bar / restaurante de diseño escandinavo moderno que ofrece en su carta especialidades de la cocina noreuropea. En el brunch de Olsen destacan los diferentes bagels caseros de mantequilla y mermeladas, acompañados de zumos y cafés. Cada fin de semana, Olsen ofrece dos opciones diferentes de menú. Entre sus platos podemos encontrar patatas con salmón, huevo y beicon, setas, puré, confit de pato o huevos revueltos. Pero si lo que te apetece es tomar un brunch en un ambiente puramente chill out, entre sofás, cojines muy cómodos, mesas muy bajas y amplias (a veces para compartir) e iluminación tenue tu sitio es el Areia, en Alonso Martínez. Desayuno sencillo los sábados y domingos en un ambiente muy especial.

El Café Oliver es un bistrot de cocina mediterránea en el que podemos gozar de un brunch más que completo hasta las 16:00h.: incluye desayuno, primero y segundo plato. Entre los platos que se ofrecen: bollería, pan con mantequilla y mermelada, yogures, huevos fritos, revueltos con queso y hierbas, ensaladas, hamburguesas, pancakes o ensaladas. Para acompañar, café, té y zumos. Un manjar que nos dejará más que saciados, a disfrutar en este bar azul que fue, quizás, el primer lugar en Madrid en el que se ofreció esta costumbre anglosajona. Otro restaurante que aprovecha el apetito de domingo es Nina. De 12 a 17:30 h., podemos disfrutar de un más que completo desayuno en el barrio de Malasaña. Zumos, batidos, mermeladas variadas, patés, diferentes panes con mantequilla, queso, huevos revueltos con huevo, ahumados, huevos escalfados, y bollería variada y apetitosa por la cual es importante dejarse un huequecito en el estómago.

En Conde Duque, también poblado por modernos estilosos y resaquiles, encontramos Toma Madrid. Local no demasiado grande con un diseño y decoración sencillos y barra retro, muy acogedor, en el que podemos gozar de un brunch con bloody mary mientras escuchamos música de los años cincuenta. Gran variedad de bollería y un plato a elegir entre burritos, huevos benedictinos, fritata de tomate y queso, huevos con bacon, tortilla de bacon, de langostinos espinaca y queso o focaccia. Delicioso.

Le Petit Bistrot ofrece, como su nombre indica, un brunch afrancesado en el Barrio de las Letras: bollería, panes distintos, mermeladas, mantequillas, ensaladas, ciruelas, frutas los domingos y demás festivos. Y si tu barrio fetiche de las mañanas de los fines de semana es La Latina, tu sitio está en el Ene, restaurante que dispone de gran variedad de platos en su carta de brunch. Entre ellos: muffins, bollería, panes, zumos, bagels, rollitos crujientes de shitake, maki rollos, tostadas de champiñones con jamón ibérico, tempuras, carpaccios de frutas y brochetas.

Barcelona de brunch

En Barcelona, el brunch también se ha extendido y, tanto en los barrios más cool como en los más visitados en domingo, los bares y locales especializados en almuerzos abundantes también están muy de moda. El Picnic , en el barrio del Borne, ofrece entre sus especialidades bloody marys, pancakes variados y huevos benedictinos. En el barrio del Raval, el Marmalade es un local donde pasar un domingo muy tranquilo y agradabñe poniéndote las botas con cocktailes, bollería variada y ensaladas riquísimas.

El Home Cooking Barcleona, dentro del restaurante Magnolia, en el barrio Gótico, tiene una cocina compuesta por diferentes platos, entre los cuales el comensal podrá elegir para su brunch entre huevos benedictine, hamburguesas caseras, ensaladas, salchichas y bagels. Y mi favorito de la ciudad condal es el Federal, en el barrio de Sant Antoni, cuyas mesas son codiciadas por sus maravillosos desayunos y meriendas. Bar restaurante modernillo y de aspecto newyorkino, en el Federal podemos degustar huevos al horno, revueltos, rancheros, bocadillos, croissants rellenos de lo impensable, cupcakes, tartas, muffins, zumos naturales, batidos y bizcochos distintos. Una gozada para el paladar y un capricho no demasiado caro que no deberíais perderos.

Los restaurantes anteriores son muy distintos entre sí, cada comensal que busque su sitio. En fin, diferentes tipos para diferentes apetitos. Lo que esta claro es que, aunque sea una costumbre un tanto modernita y muy poco autóctona, aunque no deje de ser un desayuno mezclado con comida y nombre inglés, aunque sea una cuestión bastante esnob… a pesar de todo eso, es cierto que el brunch engancha y que es una forma infalible de recuperar energías. Que aproveche.

Brunchs

+ INFO

Nombre: NULL

D�nde: NULL

NULL

NULL

NULL

Direcci�n: NULL

Cu�ndo: NULL

Precio: NULL

Venta de entradas: NULL