Hay quien solo viene a Madrid para dejarse pintar por ella. Hay quien lo considera una aberración. Mientras, en su lista de espera se puede leer: «AGENDA CERRADA. No más clientes».

9 julio, 2018