El largometraje islandés, que ha recibido más de treinta premios en festivales, hace una crítica férrea a la masculinidad tóxica.

17 abril, 2018