11 septiembre, 2017. Por

Stephen King pendiente

¿Qué grandes obras quedan por adaptar del rey de la literatura de terror?
Stephen King pendiente

Es difícil recordar la adaptación al cine de una novela de Stephen King que haya recibido críticas más furibundas que las que ha cosechado La Torre Oscura. Del ensañamiento (se la ha llamado «sosa», «mediocre» y «fraude») no ha librado a la cinta ni siquiera su buena dupla de protagonistas, Matthew McConaughey e Idris Elba. Casi nada, en ella, funciona, y eso a pesar de que se trata de una de las mejores novelas de escritor, quizá una de sus cumbres literarias mucho más allá del género de terror en el que demasiadas veces es, casi, arrinconado.

Ni Michael Crichton, ni Philip K. Dick, ni Ray Bradbury, ni Julio Verne. El escritor que más veces ha visto sus libros reencarnados en la gran pantalla es, indiscutiblemente, Stephen King. La cifra de adaptaciones de sus novelas al cine está cerca del número 200, aunque las distintas listas no se ponen de acuerdo en un dato cerrado debido a la enorme maraña de adaptaciones, series y contribuciones parciales a largometrajes con las que ha jalonado su carrera. Es, por añadidura, el autor que de lejos más variedad de obras ha visto trasladadas al cine.

¿Si El resplandor es tan buena (aunque King la detesta), por qué La Torre Oscura es tan… ejem… regulera? Para empezar, al frente de la primera estaba Stanley Kubrick, palabras mayores. El resto de motivos serían merecedores de extensísimas reflexiones, pero lo que aquí nos ocupa son otras preguntas; ¿Qué es lo que ve Hollywood con tanta persistencia en las novelas de King para haber generado casi un subgénero sobre su obra? ¿Cómo puede un universo tan oscuro y personal hacerse con tanta facilidad presa del cine más mainstream?. ¿Por qué, con material de idéntica calidad, se realizan adaptaciones de resultado tan dispar?

La aflicción que provoca esta Torre Oscura de Nikolaj Arcel se asemeja al sentimiento de oportunidad perdida. De bala desaprovechada. Lo que lleva a otra pregunta: ¿Quedan libros de King que merezcan una buena adaptación al cine? ¿Aún hay esperanza entre los aficionados tanto a sus novelas como a las transformaciones de éstas en la gran pantalla? Buscando y rebuscando, podemos gritar en voz alta y clara que ¡sí!


LA CHICA QUE AMABA A TOM GORDON

King ha sido, desde Cuenta conmigo, Carrie o It, un fantástico explorador de la mente infantil. Esta novela publicada en 1999 sobre una niña que se pierde en los Apalaches cuando pasea con su madre y su hermana explora la facilidad de la mente de un niño para crear mundos paralelos en los que la vida es más amable, aunque solo al principio. ¿Es imaginable una cinta que tienda un puente entre Un monstruo viene a verme y The Lovely Bones? Sí, King, la tenía en mente hace casi 20 años. El fallecido George A. Romero estuvo a punto de ponerse a los mandos del proyecto, pero todo quedó en nada.


DOCTOR SUEÑO

En 2013 Stephen King decidió escribir la secuela de El resplandor. Si lo hizo con perspectivas sobretodo lucrativas solo él mismo lo sabe, pero lo cierto es que pocas historias como la de la familia Torrance han tenido tanta pegada en el imaginario colectivo de los últimos 40 años. Danny Torrance, el niño que vivió la locura del Hotel Overlook y sobrevivió a ella es un adulto alcohólico, que arrastra serios problemas debido a su traumático pasado, y al que acecha un puñado de lunáticos decididos a sacrificarlo en un ritual diabólico. En un Hollywood obsesionado con las secuelas, las precuelas y los reinicios de franquicia, sorprende que sobre la historia no se hayan abalanzado decenas de productores ansiosos por hacer caja. Tiene en contra la imponente presencia de su predecesora, vigente tantos años después.


CARRETERA MALDITA

Como todo escritor que se precie, King ha parido bajo seudónimo muchas de sus obras, sobre todo en la parte inicial de su carrera. Para Carretera maldita, publicada en 1981, eligió el nombre de Richard Bachman. La historia es la de un hombre que se niega a abandonar su casa cuando el estado decide construir una carretera que pasa por su propiedad. No solo se niega, sino que no tiene reparos en tirar de fuego y pólvora cuando las invitaciones a abandonar su hogar pasan a mayores. En pantalla daría bien como un cruce imposible entre Un día de furia, Up y El informe pelícano. Es fácil imaginar a Denzel Washington asomado por la esquina de una ventana, en calzoncillos, con la escopeta en la mano, entrecerrando los ojos y frunciendo el ceño.


BLOCKADE BILLY

¿Una novela de Stephen King sobre deporte? ¿De verdad? Sí y no, porque el superventas del terror tiene su muy particular forma de abordar (¿podía ser de otra forma?) el asunto. La acción se desarrolla en el mundo del béisbol de los años 50 en las ligas estadounidenses, en las que irrumpe un nuevo jugador capaz de hacer cosas inverosímiles. El lector no sabe hasta qué punto. No es la obra más ambiciosa de la inacabable carrera del autor de Misery, pero no lo necesita para trazar un estupendo retrato de la sociedad estadounidense de la época y de la cara oculta del éxito. Juega, además, con el concepto de la suerte y el azar del que se nutre el deporte, como si la pelota de tenis de Match Point siguiese para siempre en la red. La adaptación al cine tendría algo de Fanático de Tony Scott, y de El vuelo de Robert Zemeckis.


LA LARGA MARCHA

Sí, puede que, por similitudes en la trama, Los juegos del hambre haya matado las posibilidades comerciales de esta historia, en la que 100 adolescentes tienen que caminar hasta que solo queda uno de ellos en pie. Pero sería apasionante que algún director supiera reflejar la atmósfera opresiva y los mecanismos psicológicos que King plasma en el papel. Se trata de una novela para adolescentes, pero decir eso solo es peyorativo si la novela es mala, y este no es el caso. También bajo el seudónimo de Richard Bachman, esta distopía vio la luz en 1979 y King ha asegurado en varias ocasiones que fue su primera novela como tal. Frank Darabont, que ya subió a las carteleras otros libros del escritor de Portland como La milla verde y la aplaudida Cadena perpetua, tiene los derechos del libro, pero por el momento no hay ni fecha de rodaje.

Stephen King pendiente