27 marzo, 2017. Por

Sound Isidro 2017

Kamikaze, popular y pirotécnico
Sound Isidro 2017

“Diverso, inclusivo, popular, sin anglofilia ninguna”. Esto mismo comentaba el reputado periodista y analista cultural Víctor Lenore hace unas semanas para definir con sarcasmo, sorna e ironía la programación del Sound Isidro. Siento verme obligado a contradecir y replicar a una figura tan contrastada del gremio que, de momento, compartimos el periodista de El Confidencial y servidor, pero posiblemente Sound Isidro sea uno de los festivales, o ciclo de conciertos convertido a festival de más de un mes, más transversal, kamikaze, plural y polifónico del circuito festivalero estatal.

Y es que a pesar de la acusación de recurrir a un patrón de sonido concreto o a tirar de piloto automático con propuestas que a estas alturas del partido no tengan nada que decir, la cita madrileña que aprovecha las festividades de la capital para montarse un sarao de casi cinco semanas en torno al 15 de mayo (o 15-M) tira de clásicos, pero también escarba en los ritmos del Tercer Mundo, en la emergencia del underground, en la vuelta de tuerca a las cadencias del rock alternativo y hasta se contraprograma a sí mismo.

LOS COLORES DEL MUNDO NO SON ANGLÓFILOS

Si bien es cierto que hay nombres de corte anglófilo y sonido de querencia británica como unos The Charlatans que siguen en el alambre siendo uno de los iconos más reclamados del britrock de corte noventero, y que además estarán acompañados por un talento en alza como el del vigués Sen Senra, un colisionador del garage, el r&b y toda la gama de frecuencias pop de solo 21 años; o reclamos habituales del circuito clubbing como 2manydjs; no se puede decir que la dependencia anglo sea el principal atractivo del Sound Isidro.

Por allí podremos disfrutar de propuestas especialmente difíciles de ver en directo en nuestro país como la del egipcio Abdullah Miniawy que se fundirá con el madrileño Hyperpotamus, con quien convergió en su gira por Asia y África en un alarde de experimentación vocal y ritual de cables; pero también a nuevos símbolos del beat folktrónico como el ecuatoriano Nicola Cruz; el nuevo folk-pop de fogón argentino con Onda Vaga; la psicodelia pasada por el folk-rock oriental que imponen Melange; los ritmos fusión de La Sra. Tomasa; esa colisión de indietrónica, soul, r&b y urban de cadencias negroides de la blonda británica Shura; o propuestas también estatales pero que hacen ojitos a los trópicos del tercer mundo como demuestran Kou Keri Kou, El Guincho, Papaya o Extraperlo, por citar solo a algunos.

SOUND ISIDRO CONTRA SOUND ISIDRO

Catorce conciertos con veintisiete artistas en tres días, repartidos en trece salas distintas de la capital. Eso es lo que pasará el viernes 5 y el sábado 6 de mayo en Madrid. Y no por una torrencial programación primaveral (que también) en la capital, sino porque Sound Isidro así lo ha querido: monopolizar uno de los fines de semana más atractivos del circuito de directos (una semana después del Puente de Mayo y una semana antes del Puente de San Isidro), compitiendo de modo kamikaze contra sí mismo, convirtiendo a los escenarios de la capital en una suerte de festival en múltiples direcciones.

Por allí tendremos que elegir ven en esos tres días a artistas internacionales como Pharmakon, Shura, Fujiya & Miyagi o Get the Blessing compartiendo ciudad y festival con iconos de la escena patria que van desde clásicos acharangados como Siniestro Total a proyectos de proyección mundial como El Guincho o artistas completamente necesarios en el circuito como Melange, El Pardo, Hyperpotamus, Me and the Bees, Captains, Kou Keri Kou o La Plata.

PIROTECNIA AUTORIZADA

El resto del cartel pasa de géneros aunque puede compartir esa etiqueta tan heterogénea y transversal como es la de “música alternativa”. De ahí que podamos ver que el resto de conciertos los gobiernen en solitario figuras reconocidas del garage psicodélico como King Gizzard & the Lizard Wizard hasta iconos de nuestro post-rock como Toundra; el jazz-rock de Get the Blessing; anticrooners dandis de encendido discurso político como Pablo Und Destruktion; o el noise embrutecido de Pharmakon, por mentar solo a algunos.

Pero también habrá curiosos gobiernos de coalición en escena, que irán desde dos símbolos del circuito alternativo catalán desde hace lustros como Mishima y Nueva Vulcano hasta la unión del indie-de-autor de querencia noventera como será el poder ver a The Radio Dept y El Perro del Mar; la puesta en común de las nuevas posibilidades del neodance con Shura y Fujiya & Miyagi compartiendo bafles; compañeros generacionales del pop alternativo estatal como Tuya y Brian Hunt; o hasta una fiesta para introducirnos en el CanelaParty a través de La Plata, Aliment y Sub-Actions o en el post-grunge con Bala y Afilador.

Sound Isidro, sin pecado concebida.

isidra

Sound Isidro 2017