3 mayo, 2018. Por

Sol Escobar

El cambio de piel de la argentina-colombiana Anasol suena a desgarrador bolero-vals
Sol Escobar

No es una recién llegada a la industria musical. La argentina de nacionalidad colombiana lleva cerca de veinte años siendo una cara reconocida en, sobre todo, el circuito colombiano. Lo hizo como Anasol, una contracción de su nombre compuesto que se convirtió en una marca de pop-rock latino con el que consiguió incluso ser número uno con su single debut.

El tiempo ha pasado, y aquella Anasol que publicó tres álbumes siendo una veinteañera ha dado lugar ahora a un cambio de piel como Sol Escobar, con una madurez musical y una riqueza de registros a través de la cual la artista y actriz latina consigue plasmar su capacidad para conectar géneros de raíz latinoamericana como el bolero o la ranchera con una expresión casi teatral y pop-rockera para la canción melódica.

Por ahí parece que irán los tiros de La Dama Escobar, el que será el cuarto álbum de su carrera y primero firmado bajo este nuevo álter ego (su nombre real, vaya), que verá la luz próximamente en nuestro país a través de La Cupula Records, y del que en Notodo estrenamos Disparo, un primer single a caballo entre el vals, la canción melódica y el bolero más pasional.

Sol Escobar