13 junio, 2018. Por

Serrulla

Un millennial donostiarra para reescribir el indie de autor británico
Serrulla

Como le diría Broncano si lo entrevistase, Íñigo Serrulla es un “millennial de tó lo gordo”: tiene apenas 22 años (es decir, nació cuando de Kurt Cobain no quedaba ni un pelo rubio sin comer por parte de los gusanos del parque de Seattle); pero, sin embargo, su obra suena especialmente madura, como si se tratara de un artista que a través de la búsqueda de equilibrio entre sus gustos e inquietudes musicales ha conseguido alcanzar integridad y personalidad.

Lo ha conseguido en ¼ Life, al menos: un debut en el que el compositor donostiarra nos invita a una travesía sin prejuicios y mucha coherencia entre cavilaciones que van desde el folk, el rock y el r&b al indie de autor más épico, ese que resuena armónico y orgánico, entrecruzando riffs y melodías, y que lo colocan en una órbita similar a la de proyectos internacionales como Owl City, Snow Patrol, The Fray o The Temper Trap; o, si queremos buscarle aliados estatales, puede hacer buenas migas con L.A., Pianet o Jack Bisonte, entre otros.

En medio de una gira de presentación que lo llevó el pasado martes a actuar dentro de la programación de Casa Corona en Madrid, en Notodo estrenamos en exclusiva el finísimo videoclip de Bonds, realizado por David Olariaga y que lo veis antes a través de nosotros.

Serrulla