24 abril, 2017. Por

Sant Jordi

Qué libros regalaríamos a Trump, Piqué, Sergio Ramos, el presidente del Eurogrupo o el jurado de Got Talent
Sant Jordi

Amor, rosas y libros, muchos libros. Sant Jordi ya está aquí. La festividad catalana del 23 de abril eleva el Día Internacional del Libro a la categoría de acontecimiento romántico-literario de primer orden. Esta vez no queremos que nos pille por sorpresa y, en Notodo nos atrevemos a citar el libro que regalaríamos a algunos de nuestros personajes favoritos de la actualidad. No, no importa que ellos después no los vayan a leer, algunos están muy ocupados y prefieren actividades muy distintas a la de sentarse delante de un montón de hojas a darle al coco. Pero ellos se lo pierden.

ramo

PARA GERARD PIQUÉ Y SERGIO RAMOS: “Dialéctica erística o el arte de tener razón”

Los dos iconos patrios de esos dos bandos irreconciliables que son el Madrí y el Barça nos tienen acostumbrados a trifulcas de más o menos intensidad fuera del rectángulo verde. Presumirán de hombría y otras virtudes solo supuestas al fútbol, pero lo suyo se parece más a una repetitiva riña de gatos, a ver quién chilla más alto. Vamos, que no son Góngora contra Quevedo, ni Lope de Vega frente de Cervantes.

Tampoco parece de su interés llegar a un posible acuerdo sobre nada; lo suyo son mundos paralelos, un diálogo de sordos. Causa perdida. Qué mejor regalo, entonces, que el de la Dialéctica erística o el arte de tener razón, expuesta en 38 estratagemas. Si van a reñir, que al menos tengan a mano a Schopenhauer, que no es un fornido central alemán sino el autor que más empeño dedicó a recopilar retóricas engañosas, de las que sirven para ganar conversaciones con razón o sin ella. Y eso que nos ahorramos el resto.

donald

PARA DONALD TRUMP: “Hijos de los hombres”, “La carretera” y “1984”

Es difícil imaginar a Trump con tiempo para leer. Y mucho menos aún con ganas de hacerlo. Hombre de pocos grises y muchos blancos o negros, asqueado de fake news y de enemigos comunistas que solo quieren vender su país al extranjero, Trump parece a la lectura y el conocimiento lo mismo que Danny DeVito a la NBA. El refranero español diría que su fortuna tampoco le ayuda: “Para leer mucho, comprar poco”. Aun así, figura como autor de varios libros, el más obvio de ellos Cómo hacerse rico. Para echarle un cable y, al menos, poder decir que se ha intentado, a Trump habría que obsequiarle con no uno, sino tres ejemplares.

Para que imagine adónde puede llevar la política de levantar muros y cerrar fronteras, Hijos de los hombres, de PD James. Para advertirle sobre las consecuencias de ignorar el cambio climático, La carretera, de Cormac McCarthy. Y para que visualice a dónde llevan las políticas del ‘2+2=5’, el clásico 1984, de George Orwell.

gottalent

PARA EL JURADO DE GOT TALENT: “La Familia Carter. Recuerda esta canción”

O el de Factor X. O el de cualquiera de esos concursos que mezclan churras con merinas y que últimamente, horror, hasta se extienden a las cadenas autonómicas. He aquí un libro que puede fundir el cerebro a Melendi, Risto y el resto de Jorgejavieres que pueblan el tubo catódico.

La Familia Carter no habría pasado ni siquiera el casting de acceso a su escaparate a la fama. ¡Ni siquiera, nadie, habría sido capaz de convencerles de que se presentaran! Folk, cuerdas, ternura familiar y una puesta en escena sosísima, en la que brillaban las canciones y solo las canciones, con la cara bien lavada, es lo que ofrecían los Carter. Entre 1927 y 1956 vendieron millones de discos y sin ellos es imposible entender la música norteamericana del siglo XX. Y sin ayuda de Forocoches.

eurogrupo

PARA JEROEN DIJSEELBLOEM: “Don Quijote de la Mancha”

Puede que el nombre y apellido impronunciable de este político europeo no diga nada de entrada, pero basta decir que fue quien afirmó que los españoles nos gastamos el dinero “en alcohol y mujeres” para situarle en el mapa. El presidente holandés del Eurogrupo dijo lo que muchos piensan en el norte de Europa de los PIGS (Portugal, Irlanda, Grecia y España). Puede que no podamos sacar pecho de nuestra deuda pública, pero ganamos seguro si ponemos sobre la mesa un al  indiscutible Don Quijote de la Mancha.

La inmortal obra de Cervantes fija el doble carácter español. El ingenioso hidalgo le aconseja a Sancho, por ejemplo: “Sé templado en el beber porque demasiado vino ni guarda secreto ni cumple palabra”.  Puede que Dijsselbloem pille la indirecta. Don Quijote tiene, de paso, mucho que decir sobre otros temas vigentes, por ejemplo sobre el consumismo de comprar y tirar: “Todas las cosas materiales que buscamos en la vida son quimeras, necedades y desatinos que los magos y encantadores nos las ponen al revés para que nos vayamos tras ellas”.

Feliz Sant Jordi y que las letras, las rosas y los besos lleguen para todos.

Sant Jordi