13 marzo, 2017. Por

Los Punsetes

La ironía de estar juntos
Los Punsetes

Los Punsetes siguen celebrando la ironía de estar vivos, juntos en Madrid y poder sacar su ya quinto y nuevo disco de estudio sin dedicarse a la música por completo. Antes de que ¡Viva! (Mushroom Pillow, 2017) se publicase, hablamos con Manu, Jorge y Luis; o lo que es lo mismo: tres quintas partes de una de las bandas más prolíficas, particulares y asentadas del panorama (según ellos reconocen, underground) nacional.

 

NTD: ¿Algún motivo en particular para elegir Mabuse y Tu puto grupo como adelantos?

Jorge: La verdad es que eso ha sido una cosa más de Mushroom Pillow [sello con el que se estrenan este año]. Ambas canciones son muy diferentes, entonces también es interesante que saliesen juntas.

NTD: ¿Cómo surgió la idea de Tu Puto Grupo? Seguro que tenéis más de un referente al respecto…

Manu: Yo es que las canciones siempre las hago igual; es decir: pienso la frase del estribillo y, a partir de ahí, me sale el resto. ¿Si estaba pensando en un grupo concreto? Sí (risas), pero más que sobre un grupo en concreto va más sobre una tendencia en general, sobre un tipo de grupo…

Están las fronteras entre el indie y mainstream, y luego estamos nosotros

NTD: ¡Viva! es el 2/5 de vuestros discos sin nomenclatura y ya con nombre (además de Una Montaña Es Una Montaña). ¿Estamos ante un abismo de positivismo en Los Punsetes?

Jorge: El disco muy positivo no es (risas).

Manu: A ver, es que la canción que da título al disco funciona con un tono de ironía, así que es justo lo contrario. En este caso, decidimos que el disco tuviera nombre porque pensamos que ¡Viva! era una palabra muy llamativa.

Jorge: Normalmente tampoco les ponemos título porque no somos capaces de ponernos de acuerdo, pero esta vez realmente encajaba en el conjunto de lo que representa el disco.

Luis: La canción tiene mucha fuerza, entonces le va al pelo.

NTD: En el anterior disco (LPIV) comentabais los temas iban más a su libre albedrío en comparación con el previo (Una Montaña Es Una Montaña), donde había un concepto como hilo conductor general. ¿Cómo habéis afrontado este quinto asalto?

Jorge: Sí, aunque no fue un plan premeditado. En Una Montaña Es Una Montaña nos dimos cuenta que encajaban más entre sí y tenían un tono más parecido, algo como lo que ha pasado con ¡Viva! En LPIV teníamos canciones más variadas, no solo en cuanto a letra sino también en cuanto a ritmo; así que en vez de preocuparnos de homogeneizarlo quisimos tirar por ahí.

NTD: Quizá en este disco os habéis vuelto algo menos contestatarios; es decir, seguís mirando de cara a la realidad en vuestras canciones pero quizá la estéis empezando a aceptar tal y como es, y esto también funciona mejor a la hora de reírse de ella.

Jorge: Yo siempre pienso que cuando eres más joven haces letras sobre lo que ves y cuando eres más mayor haces letras sobre lo que te pasa de forma particular. Y creo que eso con nosotros pasa bastante. Mirando atrás, nuestras primeras canciones eran más como observaciones del mundo un poco…

Al escribir Tu puto grupo pensábamos en un grupo concreto

NTD: Manu ha sido el encargado de componer las letras tradicionalmente en la banda, lo que ya es atípico teniendo en cuenta que normalmente son los vocalistas quienes tienen este papel de base. ¿Cómo lo habéis repartido en este trabajo?

Manu: Este disco es más de Jorge, por ejemplo (risas). Es un trabajo de todos, pero es cierto que en la banda quien empieza una canción suele escribir la letra y luego la melodía, y ya lo trabajamos todos. Desde el principio siempre hemos sido él y yo un poco más los selectores de las canciones; en plan: “esta es una mierda, esta no…” y luego ya las ponemos en común. A Ariadna, por ejemplo, le gusta mucho cantar las canciones que hacemos y no tiene problema en esto.

NTD: Imagino que también ayuda tener un productor de confianza, que en este caso ha vuelto a ser Pablo Díaz-Reixa (El Guincho) por tercera vez.

Jorge: Ha sido fácil porque a él le gusta recortar, que las cosas vayan así más ligeritas…

Manu: Pablo es pasivo-agresivo. Te dice: “en este puto coñazo de canción, ¿qué os parece si hacemos esto y lo otro?” (risas). Diferencia rápidamente entre “las buenas” y las que todavía no lo son.

Luis: Tiene el papel total de productor artístico, que es un concepto un poco olvidado en la música porque hay pocos productores que se metan tanto en la película… No es un técnico o ingeniero de sonido, sino que es algo muy guay porque que te ayuda a decidir si algo es una mierda o está bien, pero con conocimiento. Desde el principio le hemos dicho: “tú aporta lo que tengas que aportar que te vamos a respetar”.

Manu: Es que para no hacerle caso, no pillamos a nadie. Además en este disco ha sido muy importante a la hora de decidir cosas como “vamos mezclar fuera, elegir al mezclador, pasarle referencias, hablar con él…” Todo eso lo ha hecho Pablo. Él ha sido el nexo total; de hecho, nosotros solo hemos hablado con el mezclador con Pablo delante. En España igual es algo que no se lleva mucho pero a nosotros nos gusta bastante. Además, a nosotros que somos los cuatro marmolillos que estamos siempre en el local nos viene bien que venga alguien de fuera con otra opinión… (risas).

NTD: A la hora de comercializarse, ¿pensáis que las fronteras entre el indie y el mainstream están cada vez más desdibujadas o seguís viendo una escena underground completamente diferente?

Manu: Es que creo que están las fronteras entre el indie y mainstream, y luego estamos nosotros (risas). Nuestra frontera se llama Los Punsetes y somos nosotros mismos. Aunque en realidad no somos un grupo que estemos intentando llamar a la puerta del mainstream.

Jorge: Personalmente no creo que las fronteras se hayan desdibujado. Para mí el mainstream es poner la tele y ver la mierda de música que sale en la tele.

Las preguntas de la consulta ciudadana de Madrid eran un poco tontas: ahí hay que darle la razón a los fachas

NTD: Pero luego tienes a Buenafuente, que lleva a The Parrots a tocar en directo.

Manu: Buenafuente es un ejemplo muy singular ahora mismo de lo que tendría que ser una cosa bien hecha con una buena selección de grupos, y con una fantástica realización y sonido en directo. Es un lujo entre el resto de cosas que existen, por así decirlo.

NTD: También no es un programa en directo, si es a lo que os referís del mainstream….

Luis: Pero sí que está cambiando un montón, ¿eh? Ahora mismo tienes a Exquirla en el número 9 de las listas de ventas.

Manu: Pero las listas de ventas no siempre son representativas…

Luis: Ya, pero luego ves a Sidonie haciendo un programa con Dani Martín.

Manu: A ver, lo que yo sí que creo es que está la cosa calentita para un programa guay de música, en la tele pública, por cierto.

Jorge: Ese programa ya existió: era el de Miguel Bosé y lo quitaron.

Manu: Pero era otro momento. Lo que quiero decir es: Cachitos está guay, están haciendo actuaciones ya y creo que la cosa está ahí-ahí para que se fragüe algo grande.

NTD: ¿Pensáis que la autocensura influye a la hora de poner, o no poner, vuestras canciones? Es decir: por qué pensáis es más ofensiva una letra vuestra para el público ‘generalista’ que Jennifer López con poca ropa restregándose en un vídeo con Pitbull.

Manu: Te aseguro que si Jennifer López enseña un pezón en ese vídeo se monta la zapatiesta. No sé, yo creo que son convenciones. De hecho, hay una anécdota de nuestro vídeo de Tus Amigos, que aunque hace ya tiempo nos ha vuelto a pasar más veces, que es que cuando grabamos el vídeo nos dijo Marc (del estudio donde lo habíamos hecho): “Chicos, esto no lo van a poner en la tele… Sale un polla de goma”; y nosotros nos quedamos como: “pues no nos habíamos dado cuenta de que era para tanto”. Con las letras pasa lo mismo: cuando escribimos una letra desde luego que no estamos pensando en sí van a poner la canción en LOS40.

Jorge: Es que es ridículo. Si yo estoy hace seis meses en mi casa escribiendo una canción para el nuevo disco, ¿qué sé yo si dentro de un año eso lo van a poner en la radio o en la tele?

Manu: Se podría decir que no tenemos una mentalidad de lo que va a pasar con nuestra música, aunque sabemos que hay gente que aspira a eso como proyecto; con un plan para triunfar en ciertos medios. Pero es que nosotros nunca hemos funcionado así ni lo vamos a hacer.

Entre músicos y periodistas precarios nos interesamos, en plan: “¿Oye, y tú de qué vives?”

NTD: Hay mucha gente que considera vuestros temas como himnos generacionales. Dicho esto: ¿notáis cambio de edad y estilo en vuestro público?

Manu: Totalmente. Creo que el grupo va creciendo poco a poco y que los fans son más fans cada vez.

Luis: Hay gente más joven que nos sigue.

Jorge: Y el grupo va sumando sin perder, que esto es una cosa importante. Creo que a veces cuando un grupo empieza a consolidarse, hay gente que pierde interés… A mí a veces me pasa; por ejemplo, cuando estaba en la facultad escuchaba mucho a PJ Harvey y ahora hace un montón que no me la pongo. Y seguro que está haciendo cosas guays, pero es algo quizá generacional.

NTD: Como banda madrileña y residente en Madrid, no sé si antes erais más críticos y ha habido algo que os haya emocionado últimamente de lo que ha pasado. Como por ejemplo, la primera consulta popular que ha hecho el Ayuntamiento.

Manu: A ver, yo creo que a todos nos representa mucho Madrid, incluso cuando teníamos esa dinastía de alcaldes que dan vergüenza ajena. Siempre hemos sido fervientes defensores de la ciudad, aunque también éramos críticos y también lo somos ahora. Es decir, si me preguntas por las preguntas de la consulta, eran un poco tontas, ahí hay que darle la razón a los fachas (risas)… Pero mira, al menos preguntan. Yo sí he participado y creo que hay cosas básicas que sí compartimos como: ¿Quiero contaminación? No; ¿quiero una ciudad más limpia? Sí; ¿quiero un billete único? También…

NTD: Creo que cuando sacasteis Los últimos días de Sodoma hubo alguna gente que comentó que la letra le recordaba a Barcelona, en vez de a Madrid. A nivel de industria, y siendo también una de las bandas que más y mejor se mueve por la geografía nacional, ¿cómo veis ambas ciudades a nivel de escena y pública? ¿Se está llegando a una homogeneización o cada escena siguen siendo independiente?

Luis: Yo realmente no sé si ha habido tanta diferencia, pero al final lo difícil con el género y las nuevas bandas es precisamente ir sumando poco a poco para poder sacar la cabeza del underground absoluto, que es donde viven muchos de los grupos. Pero siempre ha habido mucha diversidad de bandas.

NTD: Vosotros siempre habéis tenido aceptación en Barcelona.

Manu: Siempre que vamos nos sentimos muy valorados, pero es que Barcelona en general es otro mundo en la escena musical, siempre lo ha sido. Nosotros vamos mucho a tocar allí pero pienso es otra escena diferente, con otros medios.

Jorge: También pienso que es mucho más fácil llenar una sala en Oviedo o en Vigo que en Barcelona. Quizá porque tiene un ambiente muy particular, pero también porque a lo mejor nosotros acabamos tocando una media de tres veces al año.

[El Guincho] Diferencia rápidamente entre “las buenas” y las que todavía no lo son

NTD: He leído que Los Punsetes sigue teniendo sentido para vosotros porque saca el lado creativo que los cinco tenéis en común. Entiendo que todos os empleáis en otros proyectos laborales a diario, pero no sé si va siendo más viable la posibilidad de dedicarse solo a esto.

Manu: Creo que todavía es complicado. Supongo que se mejorará, porque la situación económica también tiende a mejorar en general. Es decir, también había crisis en la música antes… No sé, yo recuerdo hablar con Fino (de Los Enemigos), que es muy amigo nuestro y que nos dijera que ellos se pudieron dedicar solo a la música igual en los tres últimos años con la banda. Algo escalofriante, no sé.

Jorge: También es verdad que nosotros empezamos a tocar en la época ya de pasada la universidad y nunca tuvimos un objetivo de profesionalizarnos. Luego está el tema de que vivir en Madrid es más caro que vivir en casi cualquier otra provincia…

Luis: Pero yo creo que la industria sí que está proyectando una imagen más optimista, definitivamente.

Manu: Ya, luego están casos como las Hinds, que dicen que llevan como tres meses viviendo de la música pero llevan más de tres años tocando, colega… Tampoco es tan fácil hacer pasta, monetizar lo que haces. De hecho yo creo que los periodistas sois de los pocos sectores que estáis peor que los músicos, así que creo que entre precarios nos interesamos, en plan: “¿Oye, y tú de qué vives?”.

Jorge: Yo me remito a algo que dijo Vigalondo: “Me conformo con vivir cómodamente y sin lujos, hacer una película al año, cosas pequeñitas e independientes que me vayan saliendo.” Me pareció muy respetable, la verdad.

Los Punsetes