24 mayo, 2018. Por

Princesas y Darthvaders

Cultura de guerrilla y post-humor para construir un nuevo feminismo
Princesas y Darthvaders

Hay una vía más rica e integradora para que el discurso feminista cale en la Generación Millennial. Y no, no es ni a través de la omnipresente sospecha y acusación virtual pero tampoco a través de productos feministas de baja intensidad como las camisetas del Bershka o el Zara con alusiones al girl power ni series como Las chicas del cable.

Posiblemente, quien mejor ha sabido articular un discurso que ha conseguido integrar a las diferentes vertientes de la lucha feminista, tan cerca de la radicalización del discurso como de la comedia como médium para hacerlo calar, ha sido lo que la escritora y agitadora cultural argentina Lucía Lijtmaer lleva cuatro años proponiéndonos en La Casa Encendida: el festival Princesas y Darthvaders.

Este año será entre el viernes 1 y el domingo 3 de junio cuando la cuarta edición de la cita reparta desde encuentros, espacios de debate, conciertos, shows de stand-up o talleres con una temática común: la reformulación del discurso feminista, con nuevas aristas para que, si de una manera no ha conseguido entrar, lo haga a través de nuevas exploraciones.

Entre los nombres propios de los que podremos disfrutar nos encontraremos con la entrevista abierta a Jessa Crispin (escritora del polémico libro-manifiesto Por qué no soy feminista, crítica con el feminismo light); los conciertos en clave trap feminista de Tríbade o de neopetardeo crítico de PUTOCHINOMARICÓN; los shows de stand up de la argentina Ana Carolina (una de las cuatro patas de Persona) y la madrileña Jelen Morales; la hacker-drag canadiense Victoria Sin; un Taller de autodefensa feminista; y una sesión de Vermú, prensa y blablablá. El feminismo, con neofeminismo entra.

ENTRA EN LA WEB PARA CONOCER LA PROGRAMACIÓN

Princesas y Darthvaders