29 marzo, 2017. Por

Polock

Reduciendo marchas, ampliando horizontes
Polock

Polock están de regreso, estrenando disco y sello. Su flamante Magnetic Overload ve la luz de la mano de Sony Music y nos muestra a Papu Sebastián y compañía con un talante más sereno.

Los valencianos siguen con la pista de baile en mente, pero el baile es más agarrado en esta ocasión. Para saber más sobre este nuevo lanzamiento, nos entrevistamos con la banda al completo la semana pasada en las oficinas de su sello.

 

Notodo: Aunque es un álbum en el que seguís explorando la melodía junto con ritmos bailables, Magnetic Overload me parece un punto y aparte en vuestra discografía, un álbum en general más relajado, contemplativo, pausado. ¿Qué sentimientos creéis que transmite el álbum? ¿Era lo que queríais o simplemente os ha salido así?

Papu: Nos alegra oír esto, es bastante acertado el análisis. A la hora de grabar en el estudio y sacar los temas, la premisa era que fueran diez temas que pudieras escuchar de arriba a abajo y disfrutarlos en cualquier momento del día, trabajando en casa por la noche, por ejemplo.

Pablo Silva: O conduciendo, que te puedas imaginar conduciendo por túneles… es un disco muy 70s, los tempos de los temas son más relajados, son canciones un poco más lentas. Queríamos hacer un disco setentero pero con un sonido actual, con guitarras y ritmos como sucedió en los 70, que se relajaron los tempos de los 60 y de repente se hizo un rock más tranquilo. Hemos intentado ir por ahí, así que has dado en el clavo.

Queríamos hacer un disco sexy y elegante, pero sexy sobre todo

NTD: Lleváis diez años de carrera y hace siete años que salió vuestro álbum de debut, un disco más frenético. ¿Son estos ritmos más pausados porque ya no sentís la urgencia de aquellos tiempos?

Pablo: Hemos madurado, realmente. No escuchamos música tan uptempo, escuchamos música que también puede ser de baile, pero es un baile más arrastrado, un poco más negro, más lento pero sin perder el punto de baile.

Papu: Al final, a la hora de bailar, el mejor baile es de esos tempos lentos que te hacen moverte bien, si no, descoordinas mucho. Queríamos hacer un disco sexy. Elegante también, pero sexy sobre todo.

NTD: Me viene al pelo esto último que comentáis, porque precisamente quería recalcar el aspecto sensual del disco. Hay temas como Morricone donde noto un giro hacia algo más rockero, con un componente de sensualidad, como lo que pueden hacer The Black Keys o los últimos Arctic Monkeys. ¿Habéis buscado esta serie de sonidos deliberadamente?

Papu: Hemos escuchado mucho a Arctic Monkeys, The Last Shadow Puppets, The Growlers, Foxygen… hay más que nada una referencia en cuanto al sonido, volver a ese sonido de los 70, de discos más clásicos, pero intentar darle un aire más pop a las melodías, modernizar ese sonido, tampoco queríamos replicarlo.

NTD: Cuenta la nota de prensa que Everlasting, primer single de Rising Up, está basada en películas como Toro Salvaje y en Magnetic Overload volvemos a encontrar aires cinematográficos, como en los lyric videos o el vídeo para Oh I Love You… ¿qué importancia tiene el mundo del cine en vuestra música?

Papu: Todo acaba estando relacionado, entre nosotros no solo hablamos de música. Hablamos de arte, hablamos de música y también hablamos de cine. Muy a menudo nos recomendamos pelis, series, es algo que está muy a la orden del día. Pablo es el encargado de hacer los videoclips y siempre le mola que haya referencias.

Pablo: Me gusta que tenga un look cinematográfico más que videoclipero, casi que parezca el trailer de una película.

Queremos que nuestros discos sean brutales como los de nuestros ídolos

NTD: Grabáis en casa y repetís productor, Fernando Boix…

Papu: No, el disco lo hemos producido nosotros, al igual que el anterior. Fernando es el ingeniero de sonido y es cierto que hemos repetido con él para grabar y mezclar. Es muy amigo y llevamos muchos años currando con él.

Marc Llinares: Nos conoce muy bien y sabe perfectamente el sonido que buscamos.

NTD: …pero, igual que en vuestro anterior disco, el master se lleva a cabo fuera, con Brian Lucey (que ha trabajado con Arctic Monkeys, entre otros) en este caso. ¿No os quedaríais satisfechos del todo si el producto se hubiera rematado aquí?

Papu: Al final, lo más importante a la hora de grabar un disco son las canciones y donde y con quién lo grabes y lo mezcles, ahí es donde realmente te la juegas. Nosotros, tanto en el anterior disco como en este, hemos apostado por hacerlo totalmente en Valencia, con nuestros instrumentos y nuestro material. La masterización es algo importante, pero no llega a ser algo definitorio, como podría ser una mezcla.

Marc: Bueno, hay que decir que el vinilo está masterizado en España, por un valenciano.

Pablo: El CD es lo que se ha masterizado fuera.

Los discos hay que trabajarlos y tienen que significar algo

NTD: Al final lo que intentáis es contar con el mejor equipo, venga de donde venga.

Marc: Exactamente

Pablo: La masterización tiene más que ver con las dinámicas que quieres que tenga una canción, quieres que se vean reflejadas en el volumen que tenga la pista. Queríamos que el disco tuviera aire, como puede tener el de los Arctic Monkeys; se acoplaba al concepto que queríamos para el master.

NTD: En una época en el que todo tiene que suceder aquí y ahora, vosotros seguís sacando material pausadamente, cada 3/4 años… ¿habéis llegado a tener miedo de volver a la acción y ver que todo había cambiado demasiado a vuestro alrededor como para encajar?

Papu: Eso es algo que siempre está, pero esta es la manera más honesta de sacar nuestras canciones y de plasmar lo que queremos. No hemos podido hacerlo más rápido, aunque este disco lo hemos hecho más rápidamente que el anterior, pero con el tema de la discográfica y demás cambios, todo lleva su tiempo, un tiempo añadido en este caso, con el que no contábamos. Nosotros todavía tenemos una visión muy romántica de la música. Los discos hay que trabajarlos y tienen que significar algo, no solo en el momento en el que salen a la calle, sino también cuando pasan los años. La música de consumo de hoy en día es muy fugaz.

Pablo: Nosotros somos muy fans de la música y de discos míticos y al final quieres hacer discos así, entonces no nos vale con hacer algo rápido. Los grupos que tenemos idolatrados tienen discos brutales y queremos que, de alguna manera, nuestros discos sean brutales.

Papu: Tenemos que estar convencidos de cada paso que damos.

Tenemos una visión muy romántica de la música

NTD: Habéis logrado unos cuantos hitos en estos diez años, como tocar en el Olympia de París o en Tokyo… para un grupo nacional es toda una hazaña, pero recientemente tenemos el caso de las Hinds, quienes en cosa de dos/tres años han ganado fama internacional y han recorrido todo el mundo. ¿Cómo lo veis? ¿Con recelo? ¿Orgullo?

Pablo: Lo han hecho de la hostia.

Papu: Mola ver que sean de aquí, hagan música en inglés y salgan a tocar por salas como cualquier otro grupo de fuera.

Hinds se merecen el éxito que tienen fuera: se lo curraron a saco

NTD: ¿Creéis que eso beneficia a los grupos de aquí para que tengan más repercusión internacional o es algo que depende de cada grupo?

Pablo: Depende de cada grupo y de las ganas que haya de tocar fuera. Hinds también podrían haberse quedado girando por España infinitamente, como hacen muchos otros grupos. De ese modo, probablemente no se hubieran fijado en ellas fuera, pero han decidido hacerlo todo.

Papu: Y seguro que les habrá tocado dormir en el suelo de la furgoneta. Es un reflejo de lo que nos ha llegado a pasar a nosotros, pero a mayor escala.

Pablo: Somos conscientes de que lo que nosotros hemos vivido está a una escala más pequeña que ellas, pero también somos conscientes de que se lo han currado a saco.

Polock