12 mayo, 2017. Por

Amarillo rosado casi rojo

Penny Necklace estrena ‘Cálidos’, una sinfonía indietrónica en tres movimientos
Amarillo rosado casi rojo

Una sinfonía indietrónica en tres movimientos; una micro-opereta de pop digital que se mueve entre la gala cromática de colores cálidos; o Amarillo, Rosa y Rojo siendo Cálidos, un solo corte de más de doce minutos de duración que sirve para introducirnos en el universo del que será el nuevo disco de Penny Necklace.

Y es que el combo que lleva liderando cerca de diez años la madrileña Odette Suárez de Puga, tras unos primeros movimientos más cercanos al folk de corte americano, ha encontrado mayor identidad en los últimos años, tras encontrar en Víctor Cabezuelo (líder de Rufus T. Firefly y músico de Mucho o Renomo, entre otros proyectos) al productor perfecto para sacar (y nunca mejor dicho) los “colores” de Penny Necklace.

En este caso, la primera pieza de “un tríptico discográfico que verá la luz por fascículos hasta publicarse por completo el próximo mes de septiembre”, mes en el que también habrá presentación oficial en el Teatro del Arte del barrio de Lavapiés el día 23.

El álbum, producido y ejecutado por el mentado Cabezuelo junto a Odette y con la colaboración de Pablo Sotelo a la batería, cuenta con otros dos sospechosos habituales del indie: se grabó en el estudio El Invernadero de Brian Hunt y ha sido mezclado y masterizado por Manuel Cabezalí, líder de Havalina. Si “el futuro depende de lo que hagamos hoy”, a Penny Necklace se le augura uno muy bueno.

Amarillo rosado casi rojo