22 mayo, 2018. Por

Pascu y Rodri

Destripando a los Les Luthiers de la Generación Millennial española
Pascu y Rodri

Son músicos y artistas. Jóvenes con talento y una capacidad de trabajo encomiable. Pero también son amigos de la infancia que se conocieron pasando recreos juntos en el aula de música, donde daban rienda suelta a su creatividad e imaginación. Se podría decir que los unió el destino o fueron sus aficiones, o quizá incluso un sentido del humor compartido. Sea como fuere, lo que empezó como una amistad se ha convertido hoy en día en una fórmula de éxito que atrae millones de visitas a sus vídeos en su cuenta de plataformas como Youtube o Facebook. Dos personalidades dispares pero que funcionan sincronizadas y que sobre todo disfrutan haciendo lo que hacen. Esa es una de las claves del éxito de este par de jóvenes que saben transmitir con cada vídeo energía positiva, diversión y un poquito de historia.

Esta es la fórmula que utilizan los creadores de Destripando la Historia (o #DLH), con los que deambulé por el barrio madrileño de Malasaña en busca del garito perfecto para conocerles un poco mejor e intentar “destriparlos” un poco.

Y es que desde el inicio de la entrevista, Álvaro Pascual –Pascu-, empezaba pisando fuerte. Su pasión por destripar historias que contengan al menos un ápice de lo macabro le pasaba factura y acababa pinchándose –sin saber cómo- con su propio móvil. Anécdotas aparte, comenzar así la charla con la consiguiente tanda de risas auguraba un buen final. Pascu no perdió la oportunidad y decidió firmar mi libreta con su ADN en forma de huella de sangre y yo ahora tengo la oportunidad de realizar magia de sangre de nivel avanzado. Idas de olla aparte, la tarde comenzaba así…

“Nos hemos acabado dedicando a eso que hacíamos siempre en los recreos, que era cantar canciones chorras de otros grupos”

Os conocéis desde 2ª de la ESO, ¿es cierto?

R: No es que no nos cayésemos bien.

P: No coincidíamos. La cuestión es que Rodri siempre había sido el niño del colegio que tocaba el piano. Yo sabía quién era y luego coincidimos en la misma clase en segundo de la ESO. Al principio no nos llevábamos porque no coincidíamos. Él se juntaba con unos amigos y en vez de ir al patio, se iban a la sala de música.

Era un poco Glee todo, ¿no?

P: Era totalmente Glee. Pero feo.

R: Éramos Glee pero en feos y cantando canciones chorras en vez de temazos.

P: Yo empecé a meterme con ellos en la sala de música porque era mucho más cómodo. Así hasta bachillerato. Luego nos convertimos en los reyes de la Semana Cultural.

R: Hacíamos una serie de conciertos y yo habitualmente tocaba acompañando a alguien cantando o a quien quiera que me lo pidiera.

P: [Imitando una voz femenina] “Quiero cantar La Oreja de Van Gogh con mis cinco amigas”.

R: Y yo les tocaba el piano. Entonces nosotros montamos un grupito, esos tres o cuatro y cantábamos en todos los conciertos. Tocábamos varios temas y presentábamos la gala. Siempre tocábamos canciones de Les Luthiers.

¿Siempre os gustó la música enfocada a la comedia?

R: A nosotros nos encantaba. Yo digo esto siempre, que al final nos hemos acabado dedicando a eso que hacíamos siempre en los recreos, que era cantar canciones chorras de otros grupos y ahora pues las hacemos nosotros.

¿Y cómo surge la idea de vuestra colaboración? Porque el canal donde publicáis en Youtube te pertenece a ti, Rodri –Rodrigo Septién- y al principio tus vídeos eran acompañando a otros artistas realizando covers y tal…

P: Yo le ayudé casi desde el principio, menos en el vídeo de su hermana. Me metí en el de Ed Sheeran.

R: Él empezó a ayudarme en la parte de vídeo y grababa a veces. Con el color, la edición… Luego, cuando empecé a hacer musicales, que fue un cambio con respecto a los covers, él empezó a salir a ayudarme y a actuar de vez en cuando.

P: Yo tengo un grupo que formamos él y yo junto a otros tantos, que se llama Acorde al Guión y con el que hacemos teatro musical en directo. Intentamos hacer producciones que, o no estén en España o sean poco conocidas. Ahora lo llevo yo con unos amigos. Entonces, a partir de ahí, Rodri empezó a llamar a gente de ese grupo.

R: Yo empecé a llamar a gente y amigos que se dedican a teatro musical. Por ejemplo, Ramsés, que se dedica a teatro musical. A raíz de rodearme de gente que se dedicaba a ese mundo, empecé a hacer musicales. Luego, hace un año, ya respondiendo por fin a la pregunta, cogí a Pascu y le dije: “Pascu, quiero que hagas conmigo los vídeos”. Intentando pensar un poco en el ritmo y su ayuda, porque en esa época no daba abasto.

“Hemos tenido problemas con algún vídeo al contar la historia tal como era: En La bella durmiente se nos echaron un poco encima por machistas, nos acusaron de hacer apología de la violación”

Entiendo que vuestro trabajo siempre ha sido un hobbie para vosotros.

R: Claro, yo esto lo compatibilizaba con otras cosas, cuando estaba yo solo. El canal no era rentable. Y desde hace un año a día de hoy tampoco es rentable para el trabajo que hacemos pero sigue siendo una inversión a medio-largo plazo y cada vez a más corto plazo, espero. Todo para que en algún momento podamos vivir de ello…

Actualmente no vivís de esto

P: Vivimos a medias. O sea, él tiene mucha grabación y conciertos con otra gente y yo tengo temas míos de 3D y otras cosillas.

Es reconfortante ver cómo poco a poco todo el esfuerzo que le vais poniendo va dando sus frutos, ¿no?

R: Sí, muchísimo. Hace un año y poco, en las navidades del año anterior fue cuando yo le dije de hacer el vídeo juntos. Entonces el canal tenía 100.000 suscriptores [NdeR: hoy acumulan 636.732].

P: No esperábamos ni cobrar.

R: La idea era repartir lo poco que saliera. Que se nos viera un poco más a nosotros, ya que a mí se me había visto muy poquito hasta ese momento. Tras ello, nos conseguimos convertir un dúo cómico y la gente empezó a conocernos como Pascu y Rodri y ya más tarde llegó #DestripandoLaHistoria y dio el boom.

Ahora mismo, el formato de utilizar a la historia como foco de atención y revisitarla para contarla de una forma más amena o poner el foco de atención en detalles que se pasaron por alto está teniendo mucho éxito aquí en España. Por ejemplo, Playground con “Te coloniso” o “Velaske, yo soy guapa?”. ¿Por qué creéis que ocurre esto? ¿Por qué creéis que vuestros vídeos que revisitan cuentos de folclore antiguo o cuentos infantiles e historias populares…tienen tanto éxito?

P: Harry Potter al final es el que menos, porque al final es muy cercano, pero yo personalmente creo que es un tema de mitificar esa imagen que tenemos de la historia en el colegio de: “La historia es así” y te la enseñan muy encorsetada. En plan, “esto es lo que pasó” y es un coñazo. Y de repente, a la gente le gusta la historia. O sea, a día de hoy, todo está lleno de historia o de fantasía con historia…

Sí, pero depende de cómo te cuenten la historia.

P: Si te lo cuentan de una manera que digas: “joder, esto mola. Esto engancha. O esto no es lo que me han contando en el colegio”. Muchas veces pasa esto.

R: Nosotros no hemos creado la cosa más original del mundo, porque al final, hemos readaptado el formato de pizarra blanca que se llevaba haciendo un tiempo y tenía mucho éxito. Nosotros pensamos hacer sólo uno e hicimos dos, por hacer otro y acabamos viendo que se ha convertido en algo importante. Sí que es cierto que hemos encontrado una cosa que no hace nadie, que ha sido original gracias a la mezcla de hacerlo cantado y también, evidentemente (y no queriendo que suene prepotente ni mucho menos), quizá ha influido la forma en la que lo contamos. Quizá eso es también lo que haya hecho que funcione. La combinación de las canciones de coña, el cómo lo contamos y los dibujos de él (Pascu), que siempre han sido un estilo muy gamberro, yo creo que eso es lo que ha hecho que funcione.

P: Además, al contar una historia, se crea una especie de comunidad de fans. Cuando hablas de Harry Potter, por ejemplo, a la gente lo que le interesa son esas relaciones y esos fanfics que se crean de las relaciones que van teniendo unos con otros. A la gente le interesa cuáles son esas pequeñas cosas que no sabes y que te puedes imaginar. A la gente le gusta el salseo histórico.

“La combinación de las canciones de coña, el cómo lo contamos y los dibujos de él, que siempre han sido un estilo muy gamberro, yo creo que eso es lo que ha hecho que funcione”

¿Cómo trabajáis de cara a buscar nuevos temas para vuestros vídeos? ¿Qué criterio usáis para seleccionarlos? Porque he visto que os gusta mucho el morbo de si hay caña o no hay caña

P: Si hay sangre o no hay sangre.

R: Al margen de cuando se acerca una fecha en la que podamos sacar jugo de alguna cosa, ahora por ejemplo con Thanos e Infinity War. Al margen de esos momentos, como Navidad o Holloween…

P: Con Thanos, por ejemplo, no dijomos: “Vamos a hacer Thanos, y si no nos gusta Thanos, lo hacemos igual”. No, o sea, también es un poco de pensar que si no funciona, no funciona.

R: También tiene que encajar con lo que hacemos. Es decir, no vamos a hacer un Destripando la Historia de Belén Esteban, por ejemplo.

¿Influye en vosotros el que un vídeo sea más o menos atractivo de cara a que vuestros seguidores lo vean? Me refiero a la temática.

R: Es que a ver, con Thanos no pensamos en eso. Habría sido mucho más efectivo hacer alguno sobre los Vengadores. Iron Man o cualquier otro personaje, antes que Thanos, que ha salido un plano en cada película durante unos 8 años que han ido preparando esto. Y pensamos, pues Thanos, porque no teníamos ni idea de cómo era y tampoco habíamos leído muchos cómics como para saberlo.

No sé si antes de decidiros por Thanos habíais leído alguna entrevista a los hermanos Russo, directores de Infinity War, en la que admitían haber barajado la idea de contar un poco de la historia pasada de Thanos, pero llegaron a la conclusión de que no encajaba. ¿Pensasteis en esto? Porque lo que cuenta vuestro vídeo centrado en él es precisamente su historia.

R: Sí, claro.

P: Lo que pasa es que una cosa es el universo de los cómics y otro el cinemático. Nuestro vídeo se basa en la historia de Thanos en los cómics.

R: Igual que con los cuentos nosotros nos basamos en la versión original…

P: O la que más risa nos haga…

R: Entre todas las que encontramos, la que nos parezca más grotesca, esa es la que sale. En este caso ha sido el cómic. Pero de todas maneras, yo no creo que Thanos fuera muy comercial por sí solo. La película no se llama La Guerra de Thanos, la película es Vengadores: Infinity War y sabes que el malo se llama Thanos, ya está. Y yo creo que hay gente que va a ver la película y no lo sabe.

“Nuestro objetivo es entretener con la historia real. Yo no puedo ser falso a mí mismo y contar algo que no fue, cuando mi título es: Destripando la Historia. Si la historia que contamos dice que cogieron a una tía o un tío y lo empalaron y le prendieron fuego y acabaron tirándolo contra la carretera, yo lo voy a contar tal cual fue”

¿En qué momento se os ocurre salir en este vídeo por primera vez vestidos con estética Disco y con pelucas meneando vuestras caderas a tope?

P: No lo sé. A mí se me ocurrió lo del tema ochentero porque yo voy en bici a su casa y me puse una lista de los ochenta. Llegando a su casa empezó a sonar la de: “We build this city, we build this city…”, y entré a su casa y dije: “Lo tengo, lo hacemos de los ochenta” y él dijo: “vale”. Es que no me corta…

R: Pero porque tienes buenas ideas.

P: Y luego lo de las pelucas no sé por qué se nos ocurrió.

R: Porque estábamos ahí y veíamos vídeos horteras de la época…

Ése es vuestro intento de emular la estética ochentera o qué.

P: Iba a ser de los ochenta y luego fue 80s-disco y al final fue disco sólo.

R: Iba a ser muy pop, muy pop.

P: O sea, nunca es algo puro puro, porque cuesta mucho buscar algo exacto. Al final te sale un mix que más o menos se parece o no, y si gusta, gusta.

Me he enterado que tenéis cuadernos donde apuntáis vuestras ideas…

R: Vamos por el tercer cuaderno ya, creo.

P: Tenemos el de Iron Man ahora…

R: El del Capitán America está lleno y vamos por el de Iron Man. Y luego hay otro que es…normal.

Pascu y Rodri se interrumpen constantemente, hablan a la  vez y hasta acaban las frases del otro. Muchos apuestan por el noviazgo de este dúo singular, pero la realidad es que la amistad que los une es profunda y sana. Se conocen bien y su manera de trabajar en conjunto se complementa, como dos ejes de un engranaje que encajan a la perfección. Esta máquina de hacer vídeo chorras y exitosos está repleta de ideas en el tintero y ese tintero tiene forma de cuadernos donde vierten lluvias torrenciales de ideas. Cuadernos temáticos de superhéroes como Iron Man y Capitán America que contienen posibles futuras ideas sobre nuevos vídeos y proyectos. Una de esas posibles ideas resulta tener a Jar Jar Binks, personaje de las precuelas de Star Wars como protagonista.

Pero también tienen historias que se les resisten, como Alicia y Pinocho. De éste último comentaban que su historia es como “la enciclopedia de los cuentos”, pero prometen hincar el diente a su historia y destriparla a su manera.

Malasaña nos acogía en uno de sus bares míticos de la Calle Pez, con sonido del vapor de la máquina de café acompañándonos, que se unía al de nuestras risas. Al preguntarles sobre Youtube como plataforma, bromean y responden con una pregunta: “¿Cómo de satisfecho estás con Youtube?”. Al parecer, la plataforma les plantea esta pregunta de la que no parecen poder zafarse. Bromas aparte, admiten estar contentos con dicha herramienta, ya que consideran que les permite proyectar su trabajo. Y es que su canal de Youtube acumula casi 100 millones de visitas.

Llega el momento de hablar sobre monetización. ¿Cómo lo veis en vuestro caso? Rodri, he leído que tú estás en una Network extranjera, con la que llevas todo este tema. Y es que si uno investiga un poco, se da cuenta que comparando números, los youtubers españoles monetizáis menos que aquellos que residen en otros países europeos.

P: Y a nosotros nos han llegado a decir que monetizamos mucho menos de lo que deberíamos. Menos que los demás youtubers españoles, me refiero.

R: Depende de la categoría del canal. Monetiza muy distinto los canales de belleza o los de educación, por el tema de formación y demás. Los gameplays… la música, por ejemplo, no es de los que más genere. Y en mi caso estoy con la Network extranjera porque en España no había ninguna especializada en musical que pudiese gestionar el tema de los derechos de tus canciones originales en todo youtube. Cuando haces música original, se generan derechos editoriales y son ya cosas que intenté entender, pero que llegó un momento que preferí sentarme en mi casa con Pascu y hacer canciones y que la Network se encargue de estas cosas. Además, estoy con ellos porque mi música podía ponerla en Itunes, Spotify y tal. Las condiciones eran buenas y ninguna en España me ofrece eso.

 “Cada vídeo que hagamos tiene que encajar con lo que hacemos: no vamos a hacer un Destripando la Historia de Belén Esteban, por ejemplo”

¿Qué futuro le veis a Youtube?

R: Yo creo que depende mucho de cómo vayan las cosas en los próximos dos años. Ver un poco qué acaba pasando con el tema de la publicidad, que cada vez se está generando menos.

P: Facebook dicen que se va a poner por encima. Nosotros estamos empezando a tener mucho más flujo de gente en Facebook que en Youtube.

R: Yo creo que eso es parte de la lucha constante entre Mark Zuckerberg y Google. Hay contenidos que en Facebook no funcionan tan bien, pero el nuestro sí. A mí no me vuelve loco Facebook, aun así.

Cuando les pregunto sobre si serían embajadores de alguna marca en especial, Pascu responde que les encantaría ser embajadores de Disney. Porque gracias a ellos y al personaje de su conejo han sido los únicos en crear un nexo entre el universo de Marvel y el de Disney. Y hablando del conejo, Pascu comenta que es una alegoría que bebe del Dadaísmo puro. Es aleatorio y una excusa para unir todos sus vídeos de alguna manera. Lo que empezó como una broma, acabó teniendo su propia trama –y vídeo- donde cuentan su historia y las cualidades que hacen especial a este pequeñajo. Luego apareció el Perro y fue cuando marcó un punto de inflexión. Desde ese momento y en adelante, ambos, el perro y el conejo seguirán apareciendo en sus vídeos, aquí o allá, para luego contar el por qué en un futuro vídeo.

Esas apariciones del conejo seguirán estando presentes en futuros vídeos y servirán de migajas de pan que luego Pascu y Rodri recolectarán cual Hansel y Gretel contemporáneos para crear la segunda parte de la historia de este tierno y poderoso personaje.

Metámonos un poco en política y específicamente en aquella que os atañe a vosotros como creadores: la libertad de expresión. ¿Cómo veis el recorte sistemático que está habiendo en este país sobre libertad de expresión relacionada con el arte o la música? ¿os preocupa?

P:  A mí me parece muy duro que estemos a ese nivel, y sobre todo después de haber tenido unas épocas… yo no te estoy hablando de hace 10 años, si no de hace 30 o 40. O sea, la Movida Madrileña era como “vamos a explotarlo todo” y luego los 90 “vamos a seguir explotando todo”, con libertad de expresión. Y, de repente, se empieza a coartar, ¿por qué? ¿Por dinero se está coartando? Porque no quieres que se hable más de ciertas cosas que te están dando pasta. Yo puedo hablar de lo que me salga de los huevos. Así de fácil. Punto. O sea, no voy a faltar el respeto a nadie, no voy a insultarte.

R: Eso es, para mí ahí está la clave. Yo siempre digo lo mismo.

 “En 2017 y 2018 es muy difícil decir algo y no ofender a nadie”

Cuando la conversación ahonda en las polémicas que se han suscitado en torno a las condenas de cárcel para raperos o el secuestro al libro Fariña, de Nacho Carretero, los tres comenzamos a hablar atropelladamente y con pasión sobre el tema. Mientras que Rodri confiesa que no sabe mucho sobre el caso de Fariña, Pascu se lanza y admite pensar que tiene claro que hay un interés porque no se hablen de ciertos temas. Claramente, Pascu tiene menos pelos en la lengua, mientras que Rodri es más cauto y precavido. Sin embargo, ambos opinan con sumo respeto sobre este tema, pero con clara preocupación. Y es que una cosa es ser un rapero más o menos certero y con letras más o menos asertivas y otra muy distinta acabar en cárcel por ello. El mal gusto o el humor no deberían tener límites y sin embargo cada vez los tienen más delimitados en España. Personalmente me decanto por el dicho popular: “no ofende quien quiere, sino quien puede”.

Y ahora se me ocurre una pregunta relacionada. ¿haríais un Destripando la Historia sobre algún periodo de la historia de España?

P: Si nos ofrecieran unas buenas condiciones, ¿por qué no?

R: No, ¿sabes por qué? Ya nos lo ofrecieron. En junio va a salir el libro que estamos escribiendo, Los Mayores Villanos, y en un principio, la editorial –Alfaguara– nos ofreció hacerlo sobre la corrupción en España y dijimos que no. Eso no es Destripando la Historia. Es otra cosa, un contenido de entretenimiento distinto. Puro y duro. Aun así, hemos tenido problemas con algún vídeo al contar la historia tal como era.

P: En La bella durmiente se nos echaron un poco encima por machistas. Y nosotros no teníamos la más mínima intención.

R: Estamos contando una historia que no es nuestra. Lo que pasó fue que una persona nos acusaron de hacer apología de la violación en ese vídeo y es que vamos a ver, estamos contando una historia que no es nuestra. Cómo contamos esta historia, en canción con clave de humor, en la que el príncipe escala la torre y hace lo que hace según el cuento. Además, no la viola.

P: Sí que lo hace.

R: No, estaba muerta, no dormida.

P: Ah, es verdad. Es necrofilia entonces.

R: Es que era imposible defendernos. Sólo a una persona le sentó mal y se lo llevó por el lado que no era. Además, nosotros tuvimos mucho cuidado a la hora de hacer ese momento en el vídeo, porque sabíamos que era un tema delicado.

También estamos viviendo una situación social en la que es bastante difícil alejarte del terreno de lo “políticamente correcto”.

P: Sí, en 2017 y 2018 es muy difícil decir algo y no ofender a nadie.

R: Nosotros también eso lo tenemos en cuenta. Es como antes, cuando decías que Pascu es más lanzado y yo más precavido. En cuanto se nos ocurre una broma o alguna frase que pueda ir un poquito más allá, lo comentamos bien o preguntamos a una tercera persona.

¿Os limitáis entonces por miedo a ofender a alguien?

P: A veces sí.

R: No, no nos hemos limitado nunca.

P: A veces hemos descartado algún chiste, ¿no? Por meter barbaridades…

R: Yo me limito mucho a la hora de soltar algún taco o algo, porque creo que no hace falta. Claro, es que…hay que pensar en los niños. (broma)

P: Hay que pensar en los chavales.

R: No hacemos vídeos para niños, pero sabemos que los ven muchos niños.

P: Es que nuestro objetivo es entretener con la historia real. Yo no puedo ser falso a mí mismo y contar algo que no fue, cuando mi título es: Destripando la Historia. Si la historia que contamos dice que cogieron a una tía o un tío y lo empalaron y le prendieron fuego y acabaron tirándolo contra la carretera, yo lo voy a contar tal cual fue. Y la gente que tenga dos dedos de frente dirá: “qué barbaridad”, no “estás haciendo apología de la violencia”. Yo en mi vida voy a incitar a nadie que haga eso, pero estamos contando historias tal cual pasaron.

R: Es que si repasas nuestros vídeos entonces podrías pensar que incitamos a sacrificar cabras, o a quemar barcos o a…a todo. Es ilógico.

P: Aladdín es el tío más machista que te eches a la cara. Hay vídeos muchos más duros que La Bella Durmiente.

 “Monetizamos los vídeos mucho menos que los demás youtubers españoles”

El problema surge porque vivimos en una sociedad machista que nos inculca mensajes machistas. Todos lo somos. Si una persona quiere ser feminista, tiene que partir de la base de que vivimos en una sociedad basada en las diferencias y no en cimentada en la igualdad. Nos han criado y educado para ser machistas y cuando menos nos lo esperamos, podemos tener una actitud machista. Tenemos que ser conscientes de ello y luchar por una igualdad de género real y plena día a día.

P: Sólo nos ha pasado en ese vídeo.

R: Sólo fue en ese vídeo y en este caso creo sinceramente que se estaba equivocando y así lo opinaban muchos también. Pero en otras veces cuando hemos escrito alguna frase que nos ha chirriado o nos ha parecido de mal gusto, lo hemos preguntado.

P: Por ejemplo, cuando decimos “las chicas también pueden reventarte la cabeza con un bate”, no teníamos seguro si era correcto y lo preguntamos y nos dijeron que sí, que OK.

Estáis en diversas plataformas como comentabais antes, habéis hecho musicales y vídeos y ahora estáis a punto de publicar un libro, Los Mayores Villanos. ¿Haríais algún show en vivo, en algún teatro o algo?

P: Ojalá. Ese sería mi sueño, montarme en un escenario de un teatro importante. Tendría que ser algo distinto, ya que es inviable que me ponga ahí a dibujar.

R: Sería un poco inspirarnos en los maestros, como Les Luthiers. Pero con canciones originales nuestras. Lo que hacíamos con quince años, pero reinventado.

P: Crearíamos un formato nuevo. No podemos llevar un Destripando la Historia tal cual. Habría que inventar algo nuevo, como en el libro. Queremos que cada producto sea una cosa completa y atractiva por sí sola sin la necesidad de conocer otra cosa. Si yo hiciese un show en un teatro, me gustaría que fuese algo que la gente fuese a ver sin tener la más mínima idea de qué es lo que va a ver.

Habladme un poco del libro, Los Mayores Villanos.

R: Sí, el 21 de junio. Hemos tenido muchas anécdotas con el libro. Por ejemplo, el dibujo del conejo y del perro, que tuvimos una discusión amistosa. Íbamos a hacer el Destripando la Historia de El Conejo y en uno de los momentos que más habíamos pensado durante meses era que el conejo había resucitado al perro de Blancanieves. Lo había desenterrado y lo había salvado. Que mucha gente nos comentaba: “¿y el perro? ¿dónde está el perro? ¿por qué sale ahora?”. Nosotros sabíamos que era por eso. No lo habíamos dicho nunca y era uno de los momentos culmen del vídeo del conejo. Una semana antes llamé a Pascu y le dije que tenía que sacar una buena ilustración del sitio donde quedó el perrito enterrado y el conejo asomando por algún sitio, a modo de tráiler o algo. Y cuando me manda la ilustración es el perro saliendo de la tumba y el conejo al lado, muy descarado. El libro al final ha sido el reto de llevar a otro formato distinto el éxito de Destripando la Historia. Pensamos mucho si queríamos o debíamos hacer un libro.

P: Cada personaje es muy interesante. Está complementado con dibujos. Cada capítulo es un personaje. Podemos decir los capítulos de la portada. Hitler, Bathory, Atila

R: Estaba seguro de que te ibas a equivocar y decir uno que no debías…

P: No, idiota.

“Estamos empezando a tener mucho más flujo de gente en Facebook que en Youtube

Te tiene miedo…

P: Sí, me tiene miedo. Yo creo son capítulos que están muy interesantes. Él ha hecho los textos, el 99% y yo he hecho los dibujos. Evidentemente no es la mayor obra literaria de la historia de la humanidad.

R: La clave es que tiene nuestro rollo. Igual que con los vídeos, intentamos que sea un contenido apto para todas las edades.

P: Sale el conejo y el perro…

R: No sigas, no sigas.

¿Habrá moraleja en cada capítulo, como en vuestros vídeos?

R: No, no hay.

¿Y en vuestros vídeos, en qué pensáis a la hora de hacer la moraleja?

P: En lo que menos tenga que ver con la moraleja real.

Última pregunta, ¿si fuerais yo, qué os preguntaríais y qué respondéis a ello?

P: Medidas. Yo, 1,74…no sé.

R: Ay, mira, a mí lo que me encantaría que me preguntases es algo que a mí en los comentarios muchas veces nos lo ponen. Muchas veces preguntan: “esa canción, ¿de dónde es?” y como soy yo el que las hace, me da mucha rabia porque hay mucho curro detrás. Mira que lo hemos dicho, pero da igual. Vídeo que subimos, vídeo que nos preguntan: “¿dónde puedo encontrar la original?”. Me preguntaría: “¿hacéis vosotros las canciones?” Y respondería que sí.

P: Yo no sé. Quizá que si en el proceso de dibujar para los vídeos, me da rabia dejarme cosas en el tintero. El proceso nos obliga a dejarnos fuera el 60%, detalles que son salseo y molan.

La charla hizo que el tiempo quedara suspendido, casi como si hubiéramos utilizado un giratiempos como el de Hermione en El Prisionero de Azkaban, vídeo recién estrenado por Destripando la Historia. Y es que como Pascu, yo soy un fiel seguidor de la saga de Rowling, perfecta excusa para engancharte a la literatura y para mantener vivo y coleando a tu niño interior. Precisamente parte del éxito que tienen Pascu y Rodri se lo deben a sus niños interiores, que están más despiertos que nunca y son palpables a la hora de observarles comunicarse y hablar de su trabajo o sus vidas. También es observable en el brillo de sus ojos, que relucen cuando hablan de sus proyectos, con fervor y ternura. ¿La moraleja de esta entrevista? Sigue creyendo en tu niño interior y podrás “destripar” tu futuro.

Pascu y Rodri