19 octubre, 2018. Por

Oso Polita

El nuevo sello discográfico de Last Tour lo hace ‘muy bonito’
Oso Polita

“La música que nos gusta, a zarpazo limpio”, aseguran, sentencian y prometen desde Oso Polita, el sello que hace tan solo unos meses pusieron en marcha desde Last Tour, una de las empresas más potentes del sector de la música, artífice de festivales de la talla del Bilbao BBK Live, Azkena Rock Festival, BIME o Donostia Festibala, además de un amplio recorrido en la producción de eventos, management, edición y los múltiples proyectos que han capitaneado en sus casi 20 años de historia.

No son nuevos en esto, y se nota a la hora de fichar artistas y mostrar la foto finish del róster de Oso Polita: cuatro proyectos que responden a la misión de “buscar, encontrar y promover a bandas que tengan historias que contar, que nos emocionen con ellas y que hagan como nadie el ruido que tanto nos gusta”. Una apuesta por artistas establecidos en los márgenes del circuito alternativo, pero con una madurez y una personalidad que también los hace sonar como las más que posibles revelaciones del territorio alternativo los próximos meses.

Cuando el pasado mes de mayo se vivió en directo el parto de Oso Polita (que, por cierto, significa “muy bonito” en euskera), pudimos conocer a estos cuatro artistas que hacen las veces de vértice de esta primera etapa del sello. Ahora, y tras haber presentado ayer en la sala El Sol madrileña, a modo de showcase o puesta en común de sus credenciales, y teniendo una siguiente fecha donde presentarán a todos sus proyectos el próximo jueves 25 de octubre, en la Sala La Ribera de Bilbao, en el marco del BIME; antes, nosotros te proponemos un showcase virtual: la presentación de los cuatro pupilos osopoliteros.

GIMNÁSTICA

Con el nombre más aeróbico del circuito, el combo alicantino lleva tiempo perfilando su sonido. Tras varios tiros, mutaciones y dos álbumes, el quinteto se ha encerrado hace unos meses en los estudios El Lado Izquierdo y, con la producción de Víctor Cabezuelo (líder de Rufus T. Firefly) y Manuel Cabezalí (líder de Havalina) a las mezclar, consiguieron expandir sus marcas y definir una personalidad que se mueve entre la contundencia del rock alternativo, los guiños a las frecuencias electrónicas e indietrónicas, unas melodías que recuerdan a los proyectos más inmediatos del indie mainstream y un halo místico que solo puede augurar buenas cosas para Gimnástica una vez se publique su inminente nueva producción discográfica.

GARBAYO

Es normal que su cara te suene. Durante los primeros compases del siglo XXI, Ignacio Garbayo era el líder e insignia de Zodiacs, uno de los grupos más eléctricos y con uno de los directos más solventes del nuevo rock and roll patrio. Pero tras más de diez años y seis discos en los que su por entonces banda se erigió como la mezcla definitiva entre Tequila y el indie-rock nervioso del nuevo siglo; Garbayo decidió revolucionarse a sí mismo para revolucionar a los demás.

Ahora, trasladado a la vida en el campo, el bilbaíno regresará con Sonido Forestal, un álbum que vuelve a exhibir una personalidad artística y un sonido que lo ubica entre el power pop, la actitud punk, los giros del rock and roll moderno y una vista de rockero de autor con un perfil tan maduro como efervescente.

UNIFORMS

El trío andaluz sabe a qué huelen los sueños. Cada vez que dan un guitarrazo, uno de esos tan cerca del shoegaze como del dreampop más encendido, el noise pop, la electrónica más psicodélica o el rock alternativo noventero contemporizado, consiguen llegar a esos espacios.

Así lo han querido Uniforms, combo que ha grabado Polara, su álbum debut, en el estudio La Casa con la producción de Will Castellano, y que se antoja como uno de esos grupos-puente, con tanta querencia por el ruidaco bruto como de las melodías bonitas para darse abracitos.

VENTURI

Hace cinco años, Venturi empezaron como empiezan el grueso de las cosas que acaban teniendo sentido: en un garaje, con instrumentos de juguete y un grupo de chavales que rezumaban juventud y nervio por los cuatro costados. No es raro que, tan solo un lustro después, el trío, que ya se ha dejado ver por carteles de festivales de la talla del FIB, el Bilbao BBK Live o el BIME.

Y es que el power trío madrileño apunta maneras: así lo dejan claro en Mi estúpida opinión, un primer single adelanto de la canción que, precisamente dará título al álbum que publicará Oso Polita, y que ha sido grabado en los Estudios Reno con la producción de Isaac Rico. Su sonido, a tiendas entre el indie-rock de baile y esas melodías inmediatas que acabas coreando tanto cuando te enjabonas la espalda como cuando te bebes un kalimotxo en un garito o pedaleas en la bicicleta, suena a grupo básico de los festivales de 2019.

Oso Polita