1 marzo, 2018. Por

La anti-porra de los Oscar 2018

Esta es nuestra anti-porra para la noche del domingo
La anti-porra de los Oscar 2018

La 90ª edición de los Premios de la Academia de Hollywood está a la vuelta de la esquina. Aunque algunas categorías parecen tener el guión ya escrito, un buen puñado están en el aire. Lo más emocionante es que la carrera para el Oscar a Mejor Película sigue, a día de hoy, abierta y activa entre cinco contendientes: Dunkerque (Christopher Nolan, 2017), Déjame Salir (Jordan Peele, 2017), La Forma del Agua (Guillermo del Toro, 2017), Lady Bird (Greta Gerwig, 2017) y Tres Anuncios en las Afueras (Martin McDonagh, 2017). Por no mencionar que los últimos años han visto a cintas tan improbables como Spotlight (Tom McCarthy, 2015) o Moonlight (Barry Jenkins, 2016) hacerse con el último premio de la noche.

Y ya se sabe que lo mejor de estos premios es hacer decenas de predicciones y equivocarse en casi todas. Por aquí tenemos opiniones fuertes sobre las nominadas a las principales categorías, pero una falta acuciante de criterio. Así que para asegurarnos de que acertamos en algo, te contamos qué trabajos no ganarán los Oscars este año, al menos en las categorías principales. Es decir: los que más nos han gustado.

Mejor Película

‘El Hilo Invisible’ ya obtuvo muchas más nominaciones de las que se le vaticinaban: es poco probable que rompa más pronósticos

Con lo difícil que está tener una opinión sobre cuál se alzará como Mejor Película de 2017, parece seguro afirmar que El Hilo Invisible (Paul Thomas Anderson, 2017) no lo va a hacer. Y no será porque no sea una cinta bella hasta el dolor, armónica, llena de tensiones y de emociones extrañas y lacerantes. Probablemente sea el film más redondo de los que compiten este año pero, de tan intensa y perfeccionista que es, fracasa a la hora de conectar con muchos espectadores. Menos probable es todavía que Los Archivos del Pentágono (Steven Spielberg, 2017) o El Instante Más Oscuro (Joe Wright, 2017) dieran la campanada: la primera porque no aportaría nada nuevo y la segunda porque, directamente, es un film olvidable, demasiado mediocre como para merecer aparecer en una selección como esta (en realidad, ¿qué hace ahí?).

Mejor Dirección

El de Greta Gerwig es el trabajo más sensible pero el menos espectacular de los nominados

Parece que en esta categoría todo lo que sea no decir Guillermo del Toro va a ser acertar. Eso con el permiso de Christopher Nolan, que parece el único con opciones de arrancar las pegatinas al mexicano en las últimas curvas. Así las cosas, nuestras fichas están en Greta Gerwig: una debutante que muestra más sensibilidad, inteligencia emocional, conocimiento del mundo interpretativo y de los puntos de vista femeninos (nada comunes en esta categoría) que los cuatro varones con los que compite juntos. No, en Lady Bird no hay prodigios en el aire que cortan la respiración, etéreas escenas de amor subacuático o amplios bailes con la cámara entre telas y ventanales. Hay algo mucho más certero y perdurable. Y, precisamente por eso, Gerwig no se llevará el Oscar.

Mejor Actor Protagonista

Daniel Day-Lewis se despide de la interpretación, probablemente, sin lograr un cuarto Oscar

Otra categoría chupada: ni el torbellino emocional de hormonas post-adolescentes que arma Timothée Chalamet en Call Me By Your Name, ni el tan odioso como fascinante modisto de Daniel Day-Lewis, ni el aterrado Daniel Kaluuya van a poder con los kilos de maquillaje y los puros del Winston Churchill de Gary Oldman. Es injusto en los tres casos, pero es lo que hay. Para asegurarnos de que acertamos en nuestra anti-porra, afirmamos que Daniel Day-Lewis no alcanzará el cuarto Oscar que tanto merece. Chalamet y Kaluuya, al menos, tendrán paladas de oportunidades en el futuro para hacerse con sendas estatuillas.

Mejor Actriz Protagonista

Si Saoirse Ronan ha conseguido tres nominaciones a los 23 años, es posible que antes o después se lo lleve. Después de este año

La forma más sencilla de acertar en esta categoría es proclamar que Saoirse Ronan tampoco se hará con el Oscar en esta ocasión. No vaya a ser que Meryl Streep tire de casta y se lleve su cuarto galardón. Con ella nunca se sabe. Para Ronan será la tercera vez, a sus 23 años, que se queda sin él (se dice pronto). Poco puede hacer su tan impecablemente medida como espontánea Lady Bird McPherson contra la desquiciada madre coraje que aborda Frances McDormand con cara de querer partirnos la ídem a todos los demás; o contra la silenciosa, enamoradiza, deshinibida y atípica princesa de cuento de Sally Hawkins. La batalla, si es que alguna vez la ha habido, está entre estas dos. Y a Saoirse le dejará la Academia un Oscar a deber que, probablemente, le paguen cuando se disfrace de algún personaje histórico lleno de tics nerviosos y maldades.

Mejores Actores de Reparto

Habría sido bonito que el eterno villano Willem Dafoe hubiera conseguido el Oscar por un papel tan tierno como el de The Florida Project. Pero no va a pasar

No hay explicación lógica para ello, pero parece que si queremos acertar en la anti-porra tenemos que decir que Willem Dafoe no se llevará el Oscar. Parece que no importa que la joya indie de Sean Baker no tenga más nominaciones: el absurdo policía racista, deleznable como ser humano pero, en el fondo, buenazo que Sam Rockwell interpreta en Tres Anuncios a las Afueras se va a llevar el gato al agua. A nadie parece que le importe la maravilla de trabajo que se marca Dafoe en una cinta tan poco sencilla de ver como The Florida Project.

En la categoría femenina la cosa está más complicada, pero parece seguro decir que el trabajazo de Laurie Metcalf como compleja pero humanísima madre de una post-adolescente peculiar para Lady Bird se va a quedar sin premio.

Mejor Guión Adaptado y Original

Bastante ha sido que ‘Logan’ consiguiera una nominación así

Empecemos por lo fácil: si ya fue un logro que Logan (James Mangold, 2017) se colara en la categoría de Mejor Guión Adaptado, las posibilidades de que gane tienden a cero. Las razones están claras: ser una de las mejores películas de superhéroes que se han hecho hasta la fecha no es suficiente. El de Logan es el guión similar al que muchos aficionados al cómic queríamos haber visto en otras adaptaciones de la Patrulla X, como Días del Futuro Pasado o La Era de Apocalypse: deprimente, violento, descorazonador y con cierto grado de compromiso. Está a años luz de las adaptaciones repetitivas y coloristas que llenan el universo Vengadores y, a diferencia de las películas de DC, habla de asuntos serios sin sonar vacía o absurda. Todo ello es un logro, pero no le valdrá un Oscar, porque algo se tendrá que llevar Call Me By Your Name.

En Guión Original la cosa está más reñida porque Déjame Salir y Lady Bird competirán a muerte por una estatuilla que podría ser el único premio “de consolación” que se llevarán. Así, la que parte con menos posibilidades es La Gran Enfermedad del Amor (Michael Showalter, 2017). Esperemos, en realidad, que la Academia tenga la decencia de no reconocer más a esta mal llamada comedia sobre acoso y masculinidad tóxica y mentirosa.

Mejor Banda Sonora y Canción

La música es otro asunto reñido en esta edición de los Oscar. En la categoría de Banda Sonora Original volvemos a colocar nuestras fichas en la clara ganadora de nuestra anti-porra: El Hilo Fantasma. Y es que por muy delicada que sea la partitura con la que Jonny Greenwood pone ritmo a la tortuosa relación entre Alma y Reynolds, el mundo parece rendido ante la ecléctica mezcla de sonidos que Alexandre Desplat arma para La Forma del Agua. Ni siquiera la impresionante compenetración entre banda sonora e imagen que Hans Zimmer alcanza en Dunkerque parece suficiente. Que alguien me lo explique.

Y, ¿qué hacemos con la Mejor Canción? ¿Damos al Remember Me de Coco como ganador absoluto y asumimos que ni This Is Me ni Mystery of Love tienen nada que hacer? Yo no daría las opciones de Surfjan Stevens por liquidadas, más aún si por alguna extraña carambola Call Me By Your Name se quedara sin Oscar al Mejor Guión Adaptado y hubiera que darle algún premio como fuera. Pero al hit que ha elevado a la banda sonora de The Greatest Showman a lo más alto de varias listas de ventas, sí. Demasiado pop, demasiado pegadizo y, en resumen, demasiado facilón en comparación con sus competidoras. Así que entra en nuestra anti-porra, muy a nuestro pesar.

Las olvidadas

A pesar de triunfar en Cannes, la película de Sofia Coppola no ha cosechado ni una nominación

Por supuesto, no podemos cerrar este asunto sin echar una ojeada a las películas que no van a ganar Oscar porque ni siquiera han sido nominadas a él, váyanse ustedes a saber por qué. Encabezando la lista, probablemente, una colocaría La Seducción (Sofia Coppola, 2017), que parece descabellado que no haya obtenido nominaciones, por lo menos, en las categorías de Mejor Fotografía, Vestuario o Actriz Protagonista. Hay que reconocer que el nivel esta última categoría este año ha sido competitivo, pero se me escapan los motivos por los que Nicole Kidman o Vicky Krieps (por su trabajo en El Hilo Invisible) se han quedado fuera, ambas con interpretaciones maduras, comedidas, complejas e inolvidables. Por suerte para Kidman, parece que le hacen bastante más feliz los Emmys y los Globos de Oro últimamente.

Tampoco se explica que el tremendo trabajo de Joaquin Phoenix en En Realidad Nunca Estuviste Aquí (Lynne Ramsay, 2017) no esté reconocido con, al menos, una nominación. En realidad es sorprendente que dicha película no haya aparecido en alguna categoría técnica, como Mejor Montaje o, incluso, Mejor Dirección, puesto que su nivel narrativo es realmente espectacular. También resuena con fuerza la ausencia de A Ghost Story (David Lowery, 2017) en la categoría de Mejor Guión, en reconocimiento a su bellísima originalidad. Y ya sabemos que Woody Allen se ha convertido en el nuevo activo tóxico de Hollywood, pero ni el trabajo de Kate Winslet ni el del cinematógrafo Vittorio Storaro en Wonder Wheel merecían ser ignorados de una manera tan fulminante.

Cuando el año que viene tengamos a Black Panther nominada a alguna categoría principal por haber revolucionado la cosa superheroica, la ausencia de Wonder Woman este año va a tener todavía más gracia

Mención aparte para la nada sutil capacidad de la Academia para evitar nominar Wonder Woman (Patty Jenkins, 2017) a absolutamente nada. Y no me digan que es que es una película de superhéroes, porque en los últimos años las categorías técnicas han estado copadas por las franquicias de Marvel y DC. Más aún cuando un bodrio de la categoría de La Bella y la Bestia (Bill Condon, 2017) está nominada al Mejor Vestuario, ocupando un lugar que la cinta de Jenkins podría haber ocupado sin problemas. Cuando el año que viene tengamos a Black Panther (Ryan Coogler, 2018) nominada a alguna categoría principal por haber revolucionado la cosa superheroica, esto va a tener todavía más gracia.

Aunque las películas de superhéroes han copado las categorías técnicas estos últimos años, ‘Wonder Woman’ se ha ido de vacío

Por último, ¿qué demonios pasa en la categoría de Mejor Película de Animación para que una cinta tan sensacionales como En Este Rincón del Mundo (Sunao Katabuchi, 2016) sea ignorada? Y, peor todavía, que lo sean frente a películas infantiles con escaso calado artístico y nulas aspiraciones argumentales. Es una fuente de indignación que debería avergonzar a la Academia.

¿Nos llevaremos una sorpresa como la del equipo de Moonlight hace un año? A saber

Y tú, ¿cómo ves los Oscar de este año? Hay numerosas webs en las que puedes hacer tus porras (o anti-porras) o votar por tus favoritos. Como podéis ver, nuestra anti-porra está dominada por El Hilo Invisible y Lady Bird: dos películas tan cautivadoras que, probablemente, sean ignoradas. ¿Nos llevaremos una sorpresa como la del equipo de Moonlight hace un año? A saber. Nos vemos la noche del domingo para comprobar cómo nuestras películas favoritas no se comen un Oscar. En España los emitirá Movistar+, con la alfombra roja a partir de las 0.30 de la madrugada del domingo al lunes. También podrás seguir nuestra retransmisión de la gala a través de nuestra cuenta de Twitter.

La anti-porra de los Oscar 2018