7 junio, 2017. Por

Nuevas divas del indie

El nuevo sonido alternativo estatal tiene nombre de mujer
Nuevas divas del indie

Antes que nos apuntéis con el dedo acusándonos de sexistas o resaltadores de la diferencia de géneros, un dato: las chicas que habitan la nueva oficina del circuito alternativo estatal consiguen matar la etiqueta de ‘indie’, esgrimiendo nuevos discursos, presentándonos propuestas tan a medio de camino de todo que nos están empezando a obligar a buscar un nuevo apelativo en el que encuadrarlas.

En el último mes, son ellas las que irrumpieron con las propuestas más innovadoras, vanguardistas y las que se antojan con mayor proyección en una escena casi siempre marcada por la dominación masculina. En la mayoría de los casos aun ni siquiera han publicado un álbum de debut, pero estas chicas, guerreras o no, están escribiendo la nueva guía de supervivencia para el verano alternativo que tenemos delante.

NATHY PELUSO

Argentina de nacimiento pero viviendo desde hace tiempo en España, el flow que reparte Nathy Peluso es inédito en estos lares. Se comenzó a dar a conocer en YouTube grabando versiones de soul, r&b y reggae y desde hace unos meses ha comenzado a coquetear con géneros más urbanos, como el trap o el hip-hop. Su propuesta, caleidoscópica, vaporosa, ahumada y callejera pero ubicada en una zona desconocida entre iconos del reggae-pop argentino como Actitud María Marta o Miss Bolivia pero muy cerca de propuestas estatales como las de los canarios Arianna Puello, BEJO, Locoplaya o Cruz Cafuné, pero pasado por el filtro de las imbatibles bases de Odd Liquor, aprovechando entre Peluso y él sus propias sinergias, dando a luz algo desconocido en la especie urban estatal.

INTANA

Se sabe más bien poco de la propuesta de la catalana. Que se llama Núria Moliner, que acaba de fichar por Satélite K, que se mueve con soltura por el dreampop de autor y el soul-folk de raíz ochentera, como una suerte de satélite del sonido de Chris Isaak o Vaya con Dios. Hace tan solo unos días lanzó sus primeros dos singles a las redes, adelantos de lo que será su álbum debut, y ya tiene por delante fechas clave en su calendario como el Vida Festival, las Fiestas del Barrio de Gràcia o el Festival Talls. Y con apenas abrir la boca.

MOW

Llegar y besar el santo. Era de esperar que la propuesta de Gabriela Casero, madrileña de 23 años, se expandiera a la velocidad del rayo. Así fue desde que en enero soltase el primero de los dos singles que grabó con Solo Astra como banda de acompañamiento en los estudios de Brian Hunt: Grasiah se convirtió en viral y salió en varios de los medios especializados más reputados del mundo; y Come As You Care también comienza a expandir ese sonido a medio camino entre la facción más narcótica del dreampop y esa raíz entre psicodélica, estéticamente pop pero con una armazón entre metálica y virtual que guarda su sonido. No es de extrañar que los oyentes que registra Spotify en su canal no sean solo de España, sino también de Manhattan, Los Angeles, San Francisco o Ciudad de México.

IRA

Se definen como “rap feminista subvirtiendo las calles de Madriz” y razón no les falta: IRA se posicionan como uno de los proyectos con mayor proyección de esa nueva facción del rap, mucho más activo, comprometido y explícito en sus letras. Su propuesta conecta con la de Sara Hebe o las Kumbia Queers pero también con compañeras de circuito como Suquet de Rap o Pupil·les o incluso con propuestas más ligadas al circuito alternativo como la de Las Odio. Su sonido, sin embargo, conecta con esa facción callejera y macarra de Jarfaiter y su colisión de hard techno, rap old school, reggaetón y hardcore-punk.

LUKA

Juliane Heinemann y Marc Cuevas son dos experimentados músicos del circuito jazz barcelonés; pero en Luka nacen de nuevo. No hay más que escuchar unos segundos de Rollercoaster, single adelanto de lo que será Slowdance, el disco que verá la luz este viernes 9 de junio: a medio camino entre la indietrónica más impredecible, los estribillos pop inmediatos y las variaciones más minimalistas de esa música electrónica con la soga entre el jazz y el pop de vanguardia. No es de extrañar que se los empiece a comparar con proyectos tan aparentemente distantes como Maika Makovski o Ibeyi.

ESPOSA

Ellos dicen que hacen “pop rítmico y rápido”. Y es cierto, en realidad. Leído así, sin oír nada de este proyecto mixto gallego con Mar Catarina y María Villamarín como representantes femeninas y Cibrán Tenreiro y Xacobe González como ponentes masculinos, desarrolla una suerte de colisión entre aquel indie-pop y C86 de finales de los ’80 y principios de los años ’90, con un pie puesto en el sonido de proyectos como The Aislers Set pero también en el de homólogos riquiños como los extintos The Homens. Hace unos meses publicaron una maravilla titulada Xardín interior que debería resonar por doquier.

MAREM LADSON

Cazada desde hace años en YouTube versionando a artistas como Laura Marling, Damien Jurado o The Magnetic Fields, esta orensana habitual de la icónica sala Café&Pop Torgal fue fichada por Mont Ventoux, la reinvención del sello antes conocido como Gran Derby. Y cuaja a la perfección con compañeros de sello como Nine Stories o Alondra Bentley; aunque su propuesta, a medio camino entre las Big Band de swing & soul y el folk negroide aires r&b demuestra lo que corre por sus venas: sangre española del norte pero también estadounidense.

MUEVELOREINA

Hace nueve meses comenzaron a dejar oír sus primeras canciones, invadiendo las redes con ese cóctel de trap, compromiso y nuevas facciones de cadencias de la música urbana. Y Mueveloreina llevaba razón cuando decía aquello de “hablarán de mí, yo no llevo frenos”: su acercamiento a ritmos latinos como el reggaetón pero también al wonky de Die Antwoord comienza a marcar una nueva pauta entre las propuestas urbanas estatales.

CINTIA LUND

Era un secreto a voces, y ahora comienza a ser una realidad: durante cerca de ocho años se estuvo grabando vídeos caseros, versionando clásicos del pop y soul sobre todo de los años ’80 y ’90, pero el ruido que resuena en su propia genética es el que está trasladando al circuito. Y es que esta mitad sueca, mitad española pero de espíritu neoyorquino acaba de publicar su debut New York Anthem en Subterfuge, uno de los sellos más prestigiosos del país: a medio camino entre el folk de autor, el pop de aires vintage y los giros más californianos del grano soul la ubican en una zona común entre The Dresden Dolls, Lana Del Rey y Feist.

MUSELESS

Hace un par de años que Laura Llopart lleva hacienda ruido del bueno en esa suerte de nebulosa de electrónica de autor tras el que se escuda en su álter ego de Museless. Pero fue recién hace escasas semanas que vio la luz su debut formal, un Dichotomic History que siembra la primera piedra de una suerte de variante indietrónica que rompe con muchos cánones del género, en el que convive su formación clásica y su acercamiento al sonido de proyectos como lalipuna o Appledog, pero también con Grimes o Lykke Li. Lo mejor es descubrirla a pelo, sin proyecciones premeditadas.

Nuevas divas del indie