14 marzo, 2019. Por

¡Adiós con el corazón!

¡Gracias por haber estado del otro lado durante más de 18 años!
¡Adiós con el corazón!

Ya habrás notado la inactividad, y probablemente te sorprenda poco; pero queríamos que lo oyeras de nuestra boca virtual: tras más de 18 años informándoos, prescribiendo y recomendando, analizando y dando espacio a algunas de las propuestas culturales y artísticas más importantes de España y el extranjero, Notodo ha dejado de actualizarse nada más finalizado el pasado año 2018.

Como pasa en las mejores casas, nos hemos hecho mayores de edad y dejamos la casa de nuestros padres para irnos a ningún lugar y a todos. Creemos que se ha hecho una gran labor tanto analítica como prescriptiva con las iniciativas culturales que creíamos importante que tengan espacio informativo. Hemos desarrollado un perfil editorial que identificáis a la perfección, pero se ha cumplido un ciclo importantísimo para los que formamos y hemos formado parte de Notodo durante estas casi dos décadas.

El medio ha conseguido estar por encima de quienes hemos estado detrás, y así queremos que sea en nuestra despedida: despidiéndonos de vosotros/as con la voz que ha hecho de Notodo un medio importante para miles de seguidores durante todos estos años. El mundo del periodismo es muy cambiante, y desde el equipo de Notodo creemos que es importante que asumamos esa transformación y también el fin de nuestra etapa como medio, y que a nuestros lectores les quede un bonito recuerdo de lo que fue uno de los medios culturales españoles de cabecera, el que podéis seguir consultando a modo de hemeroteca.

Por su parte, tanto Notodofilmfest como el resto de proyectos culturales impulsados por La Fábrica (la casa que nos dio a luz 18 años atrás, y que nos permitió desarrollar nuestra labor periodística con una confianza y una libertad imposible de imaginar en cualquier otro grupo editorial o empresa de gestión cultural) siguen su camino, haciendo grande a la cultura como desde hace más de dos décadas llevan haciendo.

Siempre estaremos agradecidos por la confianza, fidelidad y seguimiento que habéis hecho. Sin vosotros/as del otro lado hubiera sido imposible estar más de 18 años desde este espacio. Nosotros aquí ya estuvimos: ahora es momento de estar en otros sitios. Más que ‘gracias por venir’, os cantamos ‘gracias por estar’. ¡Hasta siempre!

¡Adiós con el corazón!