14 marzo, 2017. Por

NoPhoneFest

Deje su móvil en la entrada, gracias
NoPhoneFest

Acudimos a NoPhoneFest, el primer festival de música sin teléfonos móviles. Cuando llegamos a la entrada, y tras chequear que nuestra muñeca lleva su pulsera correspondiente, hay unas minitaquillas individuales donde introducir tu iPhone 7, Samsung Galaxy o Nokia 3310 a buen recaudo hasta que acaben los directos.

Venga, vale, no. Es mentira. Pero, ¿os imagináis? ¿Qué pasaría si no se permitiese el acceso de nuestros dispositivos móviles a las salas de conciertos?

Sabemos que prohibir por sistema es peligroso y, además, está feo, pero creemos que esto se nos está yendo de las manos. De las manos llenas de móviles que molestan alzadas por encima de las cabezas y restan visión; que graban un directo de principio a fin con pulso tembloroso; que pulsan el obturador de la cámara frontal para hacerse un selfie de espaldas al escenario; que hacen un Facebook Live eterno y de dudosa repercusión…

Si vives en una gran ciudad y acudes a conciertos de forma habitual seguro que ha salido el tema entre amigos más de una vez. Algunas reflexiones:

“¿En serio? ¿Estás viendo a The Cure y lo único que te interesa es sacarte 20 fotos con tu amiga de espaldas al escenario?”

“Este tío está grabando desde que han salido a tocar. ¿No le duele el brazo? ¡No veo nada!”

“El grupito este ha pagado la entrada para venir a hacerse fotos. No lo entiendo, ¡si además con flash salen peor!”

Y sí, sabemos lo que estás pensando: todos queremos inmortalizar el momento, alguna foto, una stories de 3 segundos… Ok a eso, pero está claro que la mesura no es el fuerte de esta tendencia y bien lo saben los que están detrás de las redes sociales, que cada mes añaden una funcionalidad nueva para que contemos a los cuatro vientos lo que estamos haciendo, aunque a nadie le importe excepto a nosotros mismos.

Es un tema de conversación habitual y sabemos que ha hecho mella en los asiduos a directos, lo que no sabemos es qué opinan exactamente los que están al otro lado, en el lugar que se vuelve el foco de todos los zooms; el escenario. Y cuando no sabes algo, dicen que lo mejor es preguntar. Eso hemos hecho: artistas, profesionales y programadores de salas nos dan su visión.

¿USAS EL MÓVIL COMO PÚBLICO?

“Alguna foto sí, pero jamás hago video con audio, me parece que destruye el efecto del directo: el audio se resiente y no suele reflejar jamás la intensidad ni el sonido del grupo.

Ana Curra

“Cuando voy a un concierto me lo llevo, pero solo pedí una foto una vez a alguien y fue a Kiko Veneno. No suelo grabar, porque no sé qué coño hacer con eso después.”

Carlangas (Novedades Carminha)

“No mucho, la verdad. Puedo hacer una foto para subirla a redes, sobre todo si el concierto me está gustando y quiero compartir la felicidad que me produce con mis seguidores o quiero que la banda se de a conocer. No pierdo el tiempo buscando una buena captura, enfoco, disparo y después del concierto, comparto.”

Zahara

“Me quedo con una simple foto y ya. No entiendo lo de grabar videos en un concierto con el móvil, suena muy mal y suelen ser “recuerdos” que no valen mucho. Prefiero verlo con mis ojos que grabar algo.”

Willy Naves, músico y programador de Costello

 

¿TE MOLESTA QUE LA GENTE TE ESCUCHE Y TE VEA A TRAVÉS DE UNA PANTALLA TENIÉNDOTE DELANTE?

“Creo que cada cual tiene derecho a vivir la experiencia como quiera, pero no es lo ideal. Quiero decir, la música en directo existe para vivir algo que no puede repetirse, que no puede suceder de otra manera. Verlo a través de una pantalla elimina el fin último de un concierto. Supongo que es una expresión más de la época en la que vivimos donde queremos conservar todo, retenerlo. Donde demostrar que has estado en un lugar es más importante que disfrutarlo.

A veces es incómodo estar cantando, en un acústico, por ejemplo, sola, con el público callado y atento y no parar de oír los clicks de las cámaras; o ver que una pareja de la primera fila está más pendiente de hacerse un selfie conmigo detrás que de escucharme. Sobre todo me molesta porque me distrae. Una está ahí intentando hacer algo bello y a veces está más pendiente de los demás que de lo que está tocando.”

Zahara

“Nos gusta cuando le gente deja sus móviles y disfruta de la música en directo ,pero también entiendo que la gente quiera compartir y dejar guardado un momento especial para ellos dentro de un concierto.”

DVICIO

“No me molesta, aunque creo que hay formas mejores de disfrutar de un concierto. Pero la gente paga una entrada y disfruta como quiere, no seré yo el que les diga lo que tienen que hacer. Las redes sociales son, en general, para mostrarte como quieres ser, no como eres. Ahí estamos todos, aunque sea de forma inconsciente, con la necesidad de mostrar en todo puto momento a qué coño andas. Con lo que molan los secretos…”

Carlangas (Novedades Carminha)

¿DÓNDE VA A PARAR TODO EL MATERIAL QUE SE GRABA EN LOS DIRECTOS?

“No tenemos ni idea de lo que pasa con esas grabaciones. Algunas están en youtube, otras en instagram u otras rrss y otras nos imaginamos que perdidas en móviles de gente. Pasa lo mismo con el montón de fotos que nos hacemos con  gente al acabar los conciertos: no sabemos si son para pajas, para poner encima de la tele en un marco o simplemente para intentar sisarnos la cerveza que llevamos en la mano.”

Carlangas (Novedades Carminha)

“Supongo que el público general lo utiliza para enviárselo a algún amigo y como mucho, para verlo al día siguiente y subirlo a sus redes, pero muchos no son conscientes de que el audio es horrible y que se les escucha más a ellos cantando y se ven más los brazos del de delante.”

Ana Medina (Comunicación y prensa musical)

“La gente graba en los conciertos y la mayoría lo suben a las redes sociales. Hay otras personas que al día siguiente lo ven, lo borran o se quedan en el móvil (aunque ya no lo vuelvan a ver).”

DVICIO

“Yo creo que el 95% se borra. Sobre todo videos. Las fotos quizás no, pero los videos salvo que seas muy freak acaban en la papelera a los pocos días o cuando no tienes espacio para actualizar el nuevo sistema operativo.”

Willy Naves

 

ES UNA HERRAMIENTA DE PROMOCIÓN, PERO, ¿NO ESTAMOS EN UN PUNTO PELIGROSO EN EL QUE LA IMAGEN ES MÁS IMPORTANTE QUE LA VIVENCIA EN SÍ?

“No considero que sea un material de promoción ni de difusión salvo que lo que se cuelgue y difunda esté bien hecho y cuidado y no todo el mundo lo hace con ese fin. La mayoría de la gente lo hace para demostrar que estuvo allí, simplemente.”

Ana Curra

“Sí, realmente es ridículo. Sobre todo esa gente que se gasta 100€ en un concierto y se pasa el 99% del concierto viviendo la experiencia a través de la pantalla.”

Willy Naves

“Para el artista es importante que la gente hable del concierto, que suba fotos y vídeos en los que se ve una sala a reventar, pero en una medida justa. El otro día, viendo a Leiva, pidió que la última canción no la grabara nadie para poder disfrutarla in situ. Me pareció muy bien por él y seguro que alguna de las miles de personas que estaban ahí se dieron cuenta de lo que es un concierto de verdad. Ver un concierto a través de una pantalla te impide dejarte llevar por la música (y tener agujetas en los brazos al día siguiente).”

Ana Medina

“Totalmente. Como te decía antes, no solo en la música. En cualquier situación. Es más importante narrar qué estamos viviendo que dedicarnos a vivirlo. Y sí que encierra cierto peligro porque nos estamos perdiendo de verdad la vida intentando retratarla. No solo los conciertos, las vacaciones, las citas con los amigos, los viajes, las comidas… Es más importante mostrar lo bonito que es todo, lo bien que nos lo estamos pasando que la experiencia en sí.

Una vez, en un concierto, vi a una chica bailando alocada frente a la cámara de su novio, dándolo todo. En cuanto terminó de grabar, paró de bailar y saltar y se fue detrás de la mesa de sonido a ver qué habían grabado, en lugar de seguir viendo el concierto.”

Zahara

EN UN MUNDO SIN MÓVILES, ¿HABRÍA MENOS ASISTENCIA A CONCIERTOS?

“No creo que se redujera. Hay muchos conciertos en los que está prohibido hacer fotos y grabar en vídeo (el año pasado fui a varios, entre ellos Bob Dylan o Glen Hansard. Estaban llenos). Confío en que la gente lo que quiere es disfrutar de la música y no posturear.”

Ana Medina

“No, no lo creo, ¡la gente lleva asistiendo a conciertos y llenando salas e incluso estadios gigantes desde mucho antes de que existieran los móviles!”

DVICIO

“Para nada. La gente graba los conciertos por inercia. Pero no es el motivo por el que van a ellos.”

Zahara

“Con el uso del móvil se libera dopamina, que es lo que te aporta beber, fumar o jugar. Beber es caro, fumar no se puede y jugar es complicado. No creo que haya que prohibir nada, simplemente se trata de educar y evitar adicciones, que es lo que es el uso compulsivo del teléfono en cualquier ámbito.”

Carlangas (Novedades Carminha)

 

SELFIE: ¿EN EL BAÑO, EN EL CAMERINO O EN EL ESCENARIO?

“Pocas veces me he hecho un selfie, y si lo hago es para acompañarlo de algún contenido en texto que para mí tenga sentido. El selfie por el selfie no lo entiendo, me parece un ejercicio de vanidad absurdo.”

Ana Curra

“Sin lugar a dudas encima de un escenario junto a nuestro público , no hay mejor selfie.”

DVICIO

“No me gustan las selfies, sobre todo las que se hacen muchas bandas sobre el escenario, me produce momento bochornito, como cuando veías una peli al lado de tu madre y de repente se ponían a follar y no sabías dónde mirar. Solo uso selfies de risa en Instagram Stories.”

Willy Naves

“Nunca lo he hecho en el escenario, al menos tocando; muy pocas veces en el baño; y en el camerino prefiero que alguien me haga una foto mientras me maquillo o antes de salir con la banda, más que hacerme la foto yo misma. Antes de tocar estoy bastante concentrada en lo que va a pasar y pocas veces tengo energía para un selfie.

Recuerdo una vez que el camerino no tenía espejo y tuve que maquillarme viéndome en la cámara del móvil. Ese día subí el selfie del momento, por supuesto.”

Zahara

NoPhoneFest