12 enero, 2012. Por

Epifanías en viajes

Epifanías en viajes

A la legua se nos nosta que nos gusta y tanto debemos a este espléndido investigador de lo moderno. Walter Benjamin, que fue también un incansable viajero de la intemperie y un flâneur empedernido, emplea a menudo este vocablo alemán intraducible, Denkbilder, y de ahí su permanencia en el título de este libro que edita El cuenco de plata y distribuye aquí Tarahumara; para referirse a esa ligera adivinación instantánea (pues tiene que ver con el espacio-tiempo) que en los viajes le acude a uno a la cabeza. Subtítulado Epifanías en viajes, que hace buena justicia al contenido que vierte en el libro, se recogen aquí algunos de esos accesos lúcidos o pensamientos que traducen la abstracción de esta experiencia viajera y el escudriñamiento de las grandes urbes en cambio a finales del siglo XIX. Así, Denkbilder nos deja ver algunas de estas anotaciones en viajes de Benjamin, textos breves que son algo más que aforismos y píldoras de filosofía, todo un síntoma de revelación real de los síntomas de cambio y experienciales en esos nuevos crisoles en ebullición que eran las ciudades de Moscú, Viena, París, Nápoles, Marsella, entre otras que pasea.  

Traducción: Susana Mayer
Páginas: 176
Precio: 22€

Epifanías en viajes