27 octubre, 2015. Por

CHVRCHES

Every Open Eye
CHVRCHES se hacen fuertes en Every Open Eye con un sonido tan sintético como continuista
CHVRCHES

Con la década alcanzando su ecuador, si uno se pone a pensar en las estrellas indie que el Reino Unido está ofreciendo al mundo en los 2010, sin duda CHVRCHES es uno de los nombres que primero vienen a la mente por su calado, por lo actual de sus composiciones y, sobre todo, por lo meteórico de su ascenso en el panorama indie internacional. Procedentes de esa nubosa fábrica de éxitos llamada Glasgow, formaban parte de la lista de grandes promesas musicales para el 2013 de la BBC. En ese año este trío lanzó un EP, Recover, que los ponía en el radar de muchos aficionados a la música para, pocos meses después, meter su álbum debut, The Bones Of What You Believe, en las listas de éxitos británicas.

Exactamente dos años después de aquello, después girar muy intensamente durante 2013 y 2014, lanzan este Every Open Eye. La continuidad con The Bones Of What You Believe es perfecta y por momentos da la impresión de que ambos discos hubieran sido grabados en las mismas sesiones (no lo fueron: este nuevo disco se compuso y grabó entre enero y final de la primavera de este año en el garaje-estudio de Iain Cook, guitarrista del grupo). Según la propia banda, el sonido del disco pivota en torno al de su quinto corte, Clearest Blue, cuya letra da también nombre al disco. Sea como fuere, los ingredientes son exactamente los mismos que el de su predecesor: profusión de sintetizadores, estribillos pegadizos, ánimo colorido y optimista y un épico subidón cada dos canciones que hacen que los 42 minutos de álbum se escuchen en un suspiro sin dificultad alguna. El punto débil es también el mismo que en su predecesor: las voces, que se aprecian muy tratadas y potenciadas en la versión de estudio, de manera que cabe esperar poco de ellas de cara al directo.

Es posible que el secreto del éxito de CHVRCHES resida en su buen criterio a la hora de buscar equilibrios: su synthpop no es tan electrónico como el de M83, que en muchos momentos exige al oyente ser un verdadero seguidor de la música electrónica más dura; y su electropop huye de la elegancia y la madurez de quienes probablemente sean unos de los padres intelectuales de esto del electropop: Saint Etienne.

De este modo el combo capitaneado por Lauren Mayberry consigun armar una batería de canciones llamadas a convertirse en himnos, sencillas, épicas y accesibles para un público amplio, como Leave A Trace, Clearest Blue (ya nos veo el próximo verano gritando en cualquier festival ese “Will you meet me more than halfway, yeah” cuando el subidón se acerque) o Keep You On My Side. A partir del sexto corte, High Enough To Carry You Over, parecen echar un poco el freno y aparecen delicados homenajes a A-Ha, como Down Side Of Me y alguna atmósfera tenue y dulzona, como el Afterglow que cierra el álbum. La sensación, finalmente, es exactamente la misma que la primera vez que los escuchamos: animan, divierten y, en el lugar adecuado, invitan a bailar. Cabe preguntarse si a lo largo de su carrera evolucionarán dentro de su estilo y si conseguirán armar un directo tan emocionante como sus discos, pero por ahora no hay quejas.

CHVRCHES

+ INFO

Artista: CHVRCHES

�lbum: Every Open Eye

G�nero: Synth pop

Discogr�fica: Vertigo / Capitol / Universal

A�o: 2015