28 enero, 2015. Por

Juan Zelada

Back On Track
Juan Zelada regresa con Back On Track, un alegato híbrido entre el soul y el folk de carretera
Juan Zelada

A diferencia de Samuel Eto’o, Juan Zelada lleva un porrón de años currando como un blanco para ser lo más parecido a un negro. Como mínimo, lo que ha conseguido es que los ingleses lo compraran como artista suyo, elevándolo a un pre-Olimpo de futuras grandes figuras de desarrollo soul 2.0, subiéndolo a escenarios con artistas como Amy Winehouse o recibiendo premios en manos de Paul McCartney. Ahora, España parece que lo empieza a reclamar, como sucede con los futbolistas que se entregan cedidos a clubes ingleses y cuando empiezan a temer por su nacionalización fuera de nuestras fronteras, se hace un esfuerzo por minimizar la fuga de cerebros y repatriar algunas de las grandes esperanzas patrias, visibilizando a uno de las voces más personales e internacionales que nuestro soul ha dado, y más que presumible líder generacional de una escena que comparte con artistas como Freedonia, Anaut o Julián Maeso.

Y ahí es donde entra MUWOM, una plataforma que conecta nuevos planteamientos para la industria musical a través del branding, y de la que forman parte símbolos de nuestro pop como Carlos Jean, encargado de producir artísticamente Back On Track, segundo largo del madrileño, primera referencia como sello de MUWOM y un álbum que orbita por un desfiladero de opciones para acercarse a la música negra desde una perspectiva contemporánea, encontrando aliados referenciales como Paolo Nutini en los medios tiempos y baladas más folk & soul, tirando de soul sensual y post-funk en severos acercamientos a las facciones más sexys de Robin Thicke, inyecciones 2.0 que recuerdan las volteretas recientes de Mark Ronson o a las fiestas de pop negro que monta en ocasiones MIKA.

Si bien puede que haya momentos en los que los objetivos comerciales parece que pueden llegar a pervertir ese duro trabajo en el que Zelada ha impuesto muy bien nutrida convivencia entre sonidos folclóricos de carretera y músicas negras, como cuando se trae fuera de contexto a Bebe para hacer un recitado en castellano o se tira de tópico radioformulero con secuencias y atmósferas que parecen buscar más a David Guetta o Avicii que a James Brown; el gran triunfo de Zelada es haber encontrado una personalidad propia en el tránsito folk latino hacia sonidos negroides, en un nuevo alegato fronterizo, a caballo entre la zamba o el malambo argentino y la canción de autor contemporánea (Silent Room), contactando a Depedro o Calexico con el Sunny Side Up de Paolo Nutini (Train to Mexico) o el mambo latino con tango electrónico y croonerismo a lo Michael Bublé (Foreigner, o su himno a la ruptura de fronteras) o tirando de conexiones entre las facciones más africanas del blues & soul de Nueva Orleans para un twist especialmente buenrrollero (The Long Way Round).

El resto de canciones, nos pasean por otras órbitas, menos personales pero que ayudan a desfilar un álbum de género que convive sanamente: se recuerda el Love Today de MIKA (Dreaming Away), se acerca tanto al negro Gimme Shelter de los Rolling Stones como al folk-rock de KT Tunstall (Foolish Love) o monta festivales de género que lo presentan como uno de los principales nuevos divos del género negro y como alternativa a popes como Eli ‘Paperboy’ Reed (Back On Track), contacta la radio fórmula de Passenger o Sam Smith con cadencias soul (You Fall Behind), tira de hammond y sonido soul clásico sin fallar cuando trata de cerca al género (Work It Out) y simula ser un mediotiempista de la canción melódica nuevaolera de los años 80 (Like This). Lo vuestro ahora es nuestro.

Juan Zelada

+ INFO

Artista: Juan Zelada

�lbum: Back On Track

G�nero: Soul

Gira:
30.01: Badajoz. Mercantil
31.01: Cáceres. Barroco
05.02: Santiago de Compostela. Capitol
06.02: Coruña. Mardi Gras
07.02: Vigo. El Ensanche

Discogr�fica: MUWOM

A�o: 2015