26 marzo, 2015. Por

Carl Barât

Let It Reign
Carl Barat, mitad de The Libertines, debuta con un nuevo proyecto acompañado por The Jackals
Carl Barât

Hay gente que puede y gente que no. Carl Barât no es tanto que no pueda, sino que no sabe hacer otra cosa que no sea una versión moderna, oxidada y aceitosa de The Clash. ¿Pasa algo con esto? Si te das cuenta a tiempo, no. Si te das cuenta una década después de haber casi renegado de ello, de haber montado varios proyectos paralelos y de bajarte al pilón de tu ex compañero el yonki (aunque no es que Barât sólo beba agua, tampoco) para rearmar una versión que sonó a vieja como el pobrísimo regreso de The Libertines que aún sigue girando, puede que hayas perdido aquella ventaja que sí tenías en 2004.

Pero ya sea para resarcirse del lamentable paseíllo que los “nuevos Libertines” se están dando por festivales y grandes escenarios de medio mundo, vengándose de la época que no pudieron disfrutar (estaban demasiado ocupados peleándose entre sí), el “niño bonito” de los barderos londinenses sigue dando rienda suelta a sus experimentos en solitario. Y tras haber firmado un camino más que honorable en los dos únicos discos de Dirty Pretty Things y un bastante flojo álbum homónimo bajo su propio nombre, el británico monta Carl Barât and the Jackals: un homenaje explícito al legado de Joe Strummer, prácticamente un simulacro de lo que fue Joe Strummer & The Mescaleros pero añadiendo los gags libertinos más propios de Barât: las guitarras oxidadas, los riffs podridos, los vientos, la actitud dejada pero punk y el interés por seguir curioseando con ritmos impropios para un héroe del indie-rock tóxico del siglo XXI.

En Let It Reign, debut de este ¿nuevo? proyecto, se pone a hacer gárgaras al aire en una suerte de paso militar reggae-punk que parece compuesto por The Clash en la era indie (Glory Days o We Want More), regresa al sonido del ajado primer álbum de Dirty Pretty Things robando vientos desafinando guitarras podridas (Victory Gin o A Storm is Coming, los grandes singles del álbum y las canciones más “personales” –muy entre comillas-), firma algunas de las que podrían haber sido de las mejores piezas de The Libertines (Summer in the Trenches, que parece grabada en directo en una fábrica metalúrgica), le roba el desgarbe de crooner neo-yonki a los Babyshambles de su ¿ex? compañero (Beginning to See), se acerca con una violenta dulzura a la canción de autor heavy-punk (March of the Idle), suena a una suerte de Grinderman de barrio bajo (War of the Roses), se pone veloz, ramonero y hooligan (The Gears) y hasta juguetea con la Velvet Underground, el Heroína de Sumo y las baladas de Pete Doherty (Let It Rain). No sólo no está mal para empezar: está bien, bastante bien.

Carl Barât

+ INFO

Artista: Carl Barat and the Jackals

�lbum: Let It Reign

G�nero: Indie-garage

Discogr�fica: Cooking Vinyl

A�o: 2015