10 mayo, 2012. Por

Lee Ranaldo

Between the Times & the Tides
Lee Ranaldo se postula como evidente sucesor del legado de Sonic Youth: ¿pasa la prueba?
Lee Ranaldo

Pros de que Sonic Youth penda de un hilo: Lee Ranaldo y Thurston Moore se aburren y deciden ocupar su tiempo tocando, grabando y girando en vez de quedarse viendo en MTV Madre a los 16.
Contras de que Sonic Youth penda de un hilo: Sonic Youth pende de un hilo.

Elegid vuestra propia aventura. A mí particularmente me suele molar la idea de echarle la culpa al paso del tiempo. La madurez. Y las ganas de hacer pasta por separado. Digo que me mola como concepto para separar a una banda y volver a reunirla al tiempo cobrando más pasta y prometiendo que será la eterna última gira. Algo que Sonic Youth no nunca han adolecido. Y ahí reside el problema de su extinción. De hecho, siempre han sido bastante sinceros. Han sabido entenderse, equilibrar el proyecto editar discos cuando lo creían necesario y editar, por lo general, pocas bazofias. Supongo que será un hecho generacional: pasa algo similar con Yo La Tengo, Spiritualized, Stereolab, Guided by Voices y, en menor medida (porque sí recurrieron al viejo truco del me-voy-me-quedo), Dinosaur Jr. o Pavement. Viene al caso, y además con noticia sensacionalista para los anales de los Sálvame indie: Kim Gordon y Thurston Moore, otrora parejita de la banda, se separa después de veintisiete años de matrimonio y una hija en común (Coco). Alarma. Acaban la gira en noviembre del año pasado y se pulsa el botón de stop sin mucho más que añadir. El relax es algo que ha vuelto loco a Lee Ranaldo. Y si el año pasado, y antes de la debacle sentimental e institucional de la empresa Sonic Youth Thurston Moore se desataba con un disco que parecía querer emular lo que hizo J Mascis en su álbum solista (que era, a su vez, un emulador devaluado de Kurt Vile & the Violators); Ranaldo entiende que, ahora mismo, su actividad es la recolección de daños de Sonic Youth y una plausible oportunidad para dar continuidad a la banda sin dársela, en realidad. Y ahí aparece su mejor álbum en años: Between the Times & the Tides.

Entre tiempos y mareas. Vaya con Lee Ranaldo. O va de graciosete o tira de la manta o anuncia el predestinado final de la banda no oficioso. Y no sólo porque este, su noveno LP solista desde que debutara hace veinticinco años con From Here to Infinity (vaya titulito más socarrón, que también viene al caso, por cierto), sea lo mejor que publica desde aquel Music for Stage and Screen, sino porque la utilización tanto de Steve Shelley (“el otro” Sonic Youth aun no mentado) como de Bob Bert (ex batería de Sonic Youth) y la participación de músicos como Nels Cline (de Wilco), Jim O’Rourke o John Medeski suma credenciales de honor y lo quita de aquel terreno meramente paralelista. ¿Puede tener Ranaldo las llaves de una continuidad virtual de Sonic Youth? Escuchando su nuevo disco, a priori se diría que no, pero única y básicamente porque la práctica del rock alternativo, en este caso, elude el ruido y evoca ecos de una madurez compositiva que le da al rock de autor un nombre más para colocar cerca de Jeff Tweedy, Ben Folds, Mark Everett o Ryan Adams pero con ecos que lo acercan tanto a una mímesis devaluada de Sparklehorse o Jeff Buckley pero en versión de ex rockero indie rehabilitado y añorando su etapa de jovencito que se empollaba los álbumes de The Byrds, The Kinks o The Who. Y precisamente es por esos derroteros por donde se mueve mejor, acercándose a evocaciones de óperas rock a lo Tommy, de los Who (Shouts), a ejercicios luminosos de canción pop circular (Lost, con unas baterías dignas de The Animals o Jefferson Airplane) o épicas en una retrovisión ya hecha por bandas como The National o The Walkmen en algunas de las –aparentemente- mejores canciones del redondo (Xtina as I Knew Her o Waiting on a Dream). Aun así, es en piezas algo más ruidosas y residuales (Fire Islands (Phases) o Tomorrow Never Comes) o deformaciones desafinadas de la conceptualización pureta-acústica (Hammer Blows), más cercanas a la etapa solista de Stephen Malkmus pero sin su nervio y sorna de forever teen en donde encuentra los momentos más identificables con lo que mejor sabe hacer: ruido purista del mejor. Veremos si se queda con el pastel para seguir vendiéndolo por ahí. De momento, lo que tiene que hacer es atinar algo más en dejar de visitar su pasado adolescente, su pasado de rockero alternativo y el pasado de la canción de autor americana y centralizar los grandes valores de su visceralidad y versatilidad como músico-performer desde la concepción más arty y plantarle cara a los movimientos más desatinados de Lou Reed y mostrar al mundo del pop cuál es el camino de las nuevas vanguardias desde uno de los tótems más abrasivos y técnicamente implosivos del shoegaze y los anales del rock independiente y dejarse de tanto formalismo de songwriter popero, que de eso ya hay mucho ¿y muy bueno?

*Lee Ranaldo estará de gira por nuestro país. Consulta las fechas a la derecha de tu pantalla.

Lee Ranaldo

+ INFO

Artista: Lee Ranaldo

�lbum: Between the Times & the Tides

G�nero: Rock alternativo

Gira:
15.04: Orense. Café Pop & Torgal
16.04: Zaragoza. Sala López
23.04: Madrid. Teatro Lara
24.04: Barcelona. La [2] de Apolo

Discogr�fica: Matador / Everlasting

A�o: 2012