12 Mayo, 2016. Por

Gatillazo

Evaristo sigue diciendo 'mierda' (y nosotros 'amén')
Gatillazo

Ni está ni se le espera al Evaristo reconvertido en cantautor o en explorador de nuevos sonidos o buscando nuevas motivaciones líricas. Desde que a finales de los años ’70 se convirtiera en líder de La Polla Records, una de las bandas de punk más importantes no sólo de nuestro país sino de habla hispana, el vocalista gallego de adopción vasca (vive allí desde muy pequeño) no se ha bajado a ningún pilón: ni en los casi cinco lustros de líder de La Polla ni en su militancia en grupos de carácter efímero como The Kagas o The Meas o, desde hace más de una década, como líder, seña y marca de Gatillazo, una extensión de lo que fue su banda madre.

Como muestra, no sólo un botón, sino los hasta ahora seis discos que llevan publicados: una colección que ha mantenido el inalterable legado del punk-rock español, extensión contemporánea, transgresiva y subversiva de lo que años ha fue el Rock Radikal Vasco.

En Cómo convertirse en nada siguen manteniendo su eterna e inalterable línea editorial y sonora, abriendo fuego sin discreción, consiguiendo condensar en algo más de media hora 14 nuevos himnos que siguen persiguiendo la lírica ácida, el mensaje de acción directa, la inherente velocidad, la locuacidad y singularidad interpretativa y, sobre todo, la capacidad de alcanzar melodías inmediatas, que llegan para quedarse, que se le resbalan en los labios hasta escupir, otra vez, canciones que invitan a la reflexión, la rebelión, el empujón y el canto automático, una empresa que ni el popero prefabricado ni el compositor de hits por encargo es capaz de asumir.

En su nueva placa, Gatillazo continúan sacudiendo a diestra y siniestra: apuntan y vacían el cargador contra el núcleo familiar tradicional (La familia unida), contra la eterna juventud (Quiero ser un puto viejo), contra el borreguismo y la alienación actual (Cómo convertirse en nada), contra el fanatismo figurativo (Fóllate al líder), contra el estado policial (La del Oeste), contra el “militarismo democrático” (El poder del metal), contra la corrupción (Podredumbre), contra los estereotipos (Nada que ver), contra la curiosa transformación de los personajes públicos (Desde el cariño) y hasta se permite tres licencias, acercándose al registro de El Drogas para cantar tanto al “timo de la Transición” (Skk) como a los conflictos de la oscuridad democrática (Problemas) o firmando un punk and roll contra el miedo (Siente el pánico).

Evaristo sigue diciendo mierda; nosotros, amén.

Gatillazo

+ INFO

Artista: Gatillazo

Álbum: Cómo convertirse en nada

Género: Punk-rock

Discográfica: Maldito Records

Año: 2016