12 abril, 2012. Por

Korallreven

An Album By Korallreven
Korallreven trasladan sus intenciones baleáricas a sus exotismos viajeros por Samoa
Korallreven

El viaje como inspiración, esa hazaña posible que facilitaba el contacto con todo lo ajeno y exótico y que lleva siendo fuente de creatividad desde los grandes viajes del Grand Tour en el XVIII y más adelante, en el XIX, gracias a la llegada del ferrocarril, se perpetúa todavía, aunque sofisticada la experiencia, unos siglos después. Y los que quedan. En el caso de este dúo sueco, formado por Marcus Joon y Daniel Tjäder (teclista de The Radio Dept.), la génesis de su actividad como proyecto tiene también su origen en un viaje escapista, tradición, por otro lado, socorrida en esas latitudes de limitada luz y acechante melancolía. Marcus Joon, que ha tenido que compenetrarse adecuadamente con Daniel dada su residencia actual en Nueva York, regresaba hace algo más de dos años de un periplo idílico por el Pacífico y una estancia en las paradisíacas playas de Samoa. Allí, la temperatura, el turquesa oceánico y la blanca espuma que rompe su oleaje fueron, junto a los coros eclesiásticos que cautivaron su atención en ritos frecuentados, la clave iluminada de lo que vendría después. Aunque fueran declarados al mundo desde Service, esa plataforma que bien ha sido trampolín hábil para formaciones de orden balear, tales como The Tough Alliance, The Embassy (que hace poco publicaban sus rarezas) o Lake Heartbeat, sería en Fastcut, el sello nipón, donde se publicaría el primero de sus singles: Loved-Up, un onírico pasaje que recorría el interior de una ola cristalina donde salpicaba shoegaze en forma de vapor de agua y un chispeante sonido baleárico que nos dejó a muchos embebidos y embriagados. Poco después, y siempre prestos a hacerse con lo más interesante del pop independiente como llevamos años viendo, sería el canadiense sello Acéphale el que se encargase de publicar sus siguientes singles, que serían The Truest Faith y Honey Mine, el pasado año, antes de dar a luz su último maxi-single en 12”, As Young As Yesterday, poco tiempo antes de que apareciera, por fin, y compartido con el siempre fantástico sello Hybris (que desde Suecia lanza su edición europea), An Album By Korallreven, el casi eternamente esperado larga duración de Korallreven. Un remedio hedonista para el siempre estival exilio de los sentidos. Viajemos.

El pop baleárico contemporáneo, ése que intercala el dreampop epicúreo de guitarras cristalinas y sintetizador, la gasificación de un ligero shoegaze mojado de ascendencia electrónica, los amagos beat de electro o house contenidos siempre con pulsiones melódicas que son emisiones de placer chapoteado y esos teclados que reclaman mar y baños de día (con algunos reconocimientos tribales y efectos orgánicos evocativos), se practica en Suecia como en ninguna otra parte del planeta. Quizás fruto de esa necesidad de evasión, de clima cálido y sueño de sol, anhelo que lo escandinavo busca, pues se hace estigma en su carencia, son muchos los proyectos de esa zona alta de Europa los que lo practican, más allá de esos citados ahí arriba y ahora acompañados de otros como Air France, JJ, Nicolas Makelberge, The Bridal Shop, Endiamonds, Boat Club, Studio, ceo, Sail A Whale o Avner. Y que redefinen el balearic beat de los ochenta como un producto contemporáneo del que se ha derivado una tendencia (ésta quizás sí más tendenciosa) en el ámbito del pop ochentoso que se nombra con el agua bautismal de la pila del chillwave o el pop hipnagógico. Es ahí donde Korallreven se posan, descansando en lo voluptuoso de una fruición que es pura molicie y goce, y donde despliega su encanto a través de diez temas que juguetean con la ensoñación de un viaje sin retorno. En ese éxodo sensorial encontramos un compendio de géneros mixtos que alternan los paisajes dub, las ilusiones bajo el signo de un tecno sensualista, el júbilo pop rutilante y los soliloquios instrumentales que transportan la conciencia a paraísos recreativos evocados desde tules musicales. Con la colaboración Johan Duncanson (de The Radio Dept.) en la producción, y los cameos intervocales de Victoria Bergsman (de The Concretes y también Taken By Trees) y Julianna Barwick, una de nuestras deidades preferidas, Joons y Tjäder firman un debut evolutivo y variable que, aunque bien podría haber sido mejor, despliega la posibilidad par de la felicidad y la placidez como espacios para perderse.

*Escucha el disco en Spotify haciendo click aquí.

Korallreven

+ INFO

Artista: Korallreven

�lbum: An Album By Korallreven

G�nero: Pop baleárico

Discogr�fica: Hybris

A�o: 2011