11 Octubre, 2016. Por

El Petit de Cal Eril

La força
El Petit de Cal Eril, o la fuerza concéntrica de un cancionero tan mínimo como épico
El Petit de Cal Eril

Joan Pons ya no es aquel tímido cantautor que se escondía detrás de su guitarra acústica y su cancionero mínimo en clave folk que lo alzó como uno de los referentes centrales de lo que se llamó la nova cançó catalana, y en el que metían a su proyecto (El Petit de Cal Eril) junto a otros referentes de aquel género que ha mutado en diversas formas como Manel, Els Amics de les Arts o Mishima, entre otros.

El Petit de Cal Eril es un proyecto mucho mejor, o al menos más explícitamente versátil creativamente hablando, desde que decidió quitarse sambenitos y dejar de obedecer a la tendencia. Algo que hizo explícito con La figura del buit, un magno ejercicio completamente des-generado (en el buen sentido) que agrupaba en 17 canciones una mirada completamente singular y personal, hibridando psicodelia, folk, rock, country, grunge y vanguardistas experimentos de orfebrería pop: canciones breves, frescas, urgentes, moviéndose en direcciones completamente desprejuiciadas y que erigieron aquel manual de apertura como uno de los mejores discos de 2013.

De algún modo, aquel disco también marcó un descenso en la repercusión y en el favor de cierta facción hermética de su público. Un aprendizaje que ha redimensionado el proyecto a una órbita quizás más minimalista, compartiendo afinador y espacio junto a autores de un corte más underground como Esperit!, Joan Colomo, Joan Miquel Oliver, Refree o Nothing Places, por mentar sólo algunos compañeros generacionales que sí están ayudando a forjar una identidad sonora al margen de gags tendenciosos, clichés simplistas o cancioneros descartables.

De ahí que en La Força siga reivindicando el valiente, arriesgado y ambicioso movimiento que inició con La figura del buit: en este caso, once nuevas canciones que siguen manteniendo el pulso por las armonías folk-rock gravitantes (El cap), los experimentos psycho-gaze con aires a nana reggae (El senyal), su acercamiento al rock alternativo noventero de autor (Els altres), susurra delicadas gemas de orfebrería pop-folk (El punt o El plor), juega a la psicodelia indómita (El pas), nos invita con palmas a un ritual cancionista (El salt), pide prestadas líneas de bajo a Tame Impala (El cor y La trampa), se acerca más que nunca al sonido de Joan Colomo (El verí) y se desnuda con un himno que huele a madera y a bosquejos de pura intimidad (L’adéu).

GALERÍA DE IMÁGENES

El Petit de Cal Eril

+ INFO

Artista: El Petit de Cal Eril

Álbum: La força

Género: 2016

Discográfica: Bankrobber

Año: 2016