22 enero, 2015. Por

Hänsel und Gretel

Teatro Real. Madrid
Hänsel y Gretel, una ópera deliciosa en el madrileño Teatro Real
Hänsel und Gretel

Una casa de cartón. Hecha, literalmente, de cartón. Un bosque moribundo con troncos secos y bolsas de plástico colgando de sus ramas (la contaminación, que es muy mala). Un supermercado con el 100% de descuento lleno de bollería industrial y comida basura (y colorinchis everywhere). Y una bruja interpretada por un tenor en traje chaqueta de dos piezas fucsia. Así es el Hänsel y Gretel que se estrena estos días en el Teatro Real.

La ópera de Engelbert Humperdinck (vaya nombrecito, por cierto) que es una de las 10 más representadas en otros países europeos, pero que no vemos mucho (en 114 años, para ser más exactos) por estos lares. El espectáculo, con la maravillosa música de Humperdinck, la cual el mismísimo Richard Strauss afirmó que era una obra maestra, dirigida por Paul Daniel en el foso y con la puesta en escena de Laurent Pelly es una auténtica delicia para salivar. Y no una delicia con trampa como la de la casita de chocolate (aunque el temita en el libreto de agradecerle a Dios la solución de los problemas resulta más bien anticuado, menos mal que en la puesta en escena pasan del tema), sino un genial y bastante freak acercamiento a esta historia de los hermanos Grimm, lleno de fuerza, ritmo, crítica al consumismo (y a las diferencias económicas), alegría y delirio visual (aunque un poquito menos malvada que el original).

La combinación de canciones populares alemanas con una refinada orquestación de tintes wagnerianos resultó una fórmula magistral para consagrar Hänsel y Gretel, una de las primeras Märchenoper u óperas de cuentos de hadas típicas del siglo XIX. Y la verdad es que la música es de ésas que te llevan en volandas durante toda la representación. Además la energía de las dos vivarachas intérpretes que defienden los papeles de los niños, Sylvia Schwartz como Gretel y Alice Coote como Hänsel (que además lleva como 15 años representando ese papel) es absolutamente contagiosa. Los progenitores (un borrachín de buen corazón Bo Skovhus y Diana Montague, una madre algo sargento pero mucho menos perra que la madrastra del original)
 son también perfectos para sus papeles. Y el famoso tenor José Manuel Zapata interpreta ni más ni menos que a la malvadísima bruja (tremendo y con una vis cómica genial), en una aproximación al personaje que haría las delicias del mismísmo John Waters. Elena Copons y Ruth Rosique por su parte ponen el punto mono interpretando a dos duendes del bosque.

Todo, la música interpretada con potencia por la orquesta del Real, el coro de pequeños cantores de la Jorcam (en plan gordito), esa escenografía con la casa de cartón (una maravilla), el supermercado-casa de mazapán de la bruja, los aires de estética pop de la propuesta, con la la perfecta iluminación, el vestuario… El conjunto de los elementos confluyen para insuflar de vida a esta historia, un verdadero cuento de hadas con su punto de crítica que hará las delicias de todos. Y, lo que es más llamativo (y en una ópera mucho más): ¡se hace hasta corta! "¡Mirad, oh, mirad eso!¡La bruja sufrió un contratiempo,se ha quedado tostada y crujiente, convertida en una enorme galleta!"

Hänsel und Gretel

+ INFO

Nombre del montaje: Hänsel und Gretel

Dirección musical: Paul Daniel, Diego García Rodríguez (Ene. 27)
Dirección de escena y figurines: Laurent Pelly
Escenografía: Barbara de Limburg
Iluminación: Joël Adam

Direcci�n: Pza. de Isabel II, s/n. Madrid

Precio: De 10 a 213€ (Taquilla último minuto para menores de 30 años, 90% descuento)

Venta de entradas: teatro-real.com