10 Enero, 2017. Por

Monteavaro

Reiniciando Malasaña a susurros
Monteavaro

Aparte de una montaña de más de 2000 metros ubicada en la italiana región de Lombardía, Monteavaro (esta vez todo junto) responde al proyecto de cuatro jóvenes madrileños que, a pesar de lo diverso y marcado de su bagaje musical individual, llevan más de tres años haciendo ritmos de mestizaje único.

Son el nuevo fichaje de la agencia Speed Sound y actuarán en su fiesta de tercer aniversario el próximo mes de febrero en la capital.

QUIÉNES SON
Monteavaro nacieron como el proyecto personal del cantante y guitarrista Sergio García para darle forma y cuerpo a su idea de juntar el britpop con todos esos elementos que le fascinaban del folk, la psicodelia y la escena setentera y sesentera americanas. Hace justo un año que el madrileño decidió dejar su puesto fijo en una multinacional para dedicarse de lleno a la música (tampoco es de extrañar ya que de siendo amateur le salieron dos discos). Completan la banda Adrián Martín (también en Black Maracas) a la guitarra solista, Santiago Alegrett en el bajo y, posteriormente, Fede López en la batería (Seafoodlove, también con Sergio). Todo queda en familia.

QUÉ HACEN
Folk con raíces americanas a ratos, rock de base psicodélica otras veces y pop pegadizo y (muy) bien compuesto la mayoría del tiempo. A pesar de que Contra es su disco más movido, San Feliz consigue definir su espíritu como banda a nivel letrístico y consensual (por fin se asentaron como el cuarteto que son ahora y le encontraron las vueltas al folk de raíces countries y al soul que llevaban en la cabeza). Con su versatilidad no se juega y desparpajo tienen para rato. Por algo Brian Hunt confió en ellos para grabar y producir su segundo disco, y ponerles en el punto de mira del eje malasañero, ya de paso; y la ilustradora e influencer Soy Cardo también les ha fichado para alguna de sus fiestas, aunque prometen mucho más mambo esta temporada.

CUÁLES SON SUS PUNTOS FUERTES
Nada que no hayamos dicho ya o que no se impregne de su música: letras ocurrentes y con un punto gamberras, que describen la cotidianidad envueltas en melodías sencillas pero pegadizas. A ratos parece que es el gran Devendra Banhart el que nos las susurra al oído y, otras veces, que son unos Strokes incendiarios que de cuando en cuando se repatrian bajo estrofas que parecen compuestas por Ricardo Vicente. En cualquier caso, a la banda le sobra swag para sacar su arsenal en directo.

A pesar de que hasta la fecha su insignia musical ha permanecido inclasificable (y casi irregistrable) para gran parte del público, es ese componente ecléctico el que probablemente define mejor a la banda y el que casi sin duda, hará que la próxima temporada tengamos memoria y registro de cada uno de sus movimientos en firme.

Próximos conciertos: Speed Sound turns 3! 23 de febrero en la sala Maravillas junto a Texxcoco y Favx.

Monteavaro