18 noviembre, 2015. Por

Waxahatchee

Ivy Tripp
Waxahatchee da un viaje de ida y vuelta 25 años vista en Ivy Tripp, su nuevo disco
Waxahatchee

Presentarse como un puente entre la radiofórmula femenina de autor (Joan Osborne, Sheryl Crow o Alanis Morissette) y la facción riot grrrl del rock alternativo (Bikini Kill, PJ Harvey o The Breeders) de los años ’90 ha sido un buen posicionamiento para una compositora de la talla de Katie Crutchfield, que detrás de su álter ego Waxahatchee ha encontrado una de las décadas más ricas para los sonidos alternativos. Así sonó en su segundo LP y álbum que la posicionó como uno de los talentos del neogrunge más liviano, el magnífico Cerulean Salt de hace un par de años.

Ahora, con Ivy Tripp inicia un viaje en búsqueda de un nuevo sonido, o de todos los que pueden encuadrar en torno a su propio y personal sello. De ahí que no sólo suene mucho más doméstica y baja en fidelidad sonora, sino que contacte con un ramillete de gamas sonoras más plurales, interceptando ondas sintéticas, canciones de piano clásico, conexiones entre el folk, el grunge, el garage, el punk, el noise o el shoegaze, pasado por el filtro melódico, límpidamente ensuciado de un registro vocal que la destaca entre un serial de divas underground que la acompañan en silencio como Mirah, Soko, Angel Olsen, Colleen Green, Jessica Pratt, Cassie Ramone o Josephine Foster, entre otras.

En su nuevo ejercicio nos la encontramos atando un casiotone sintético a un árbol de narcótico noise liviano (Breathless) o componiendo una nada de dormitorio (Stale by Noon), encontrando vías domésticas al punto intermedio entre Juliana Hatfield y la primera Alanis Morissette (Under a Rock o Summer of Love), dibujando un envenenado medio tiempo o bolero punk con falsete incluido (Poison), encendiendo la caja de ritmos para trazar un puente entre La Sera y The Space Lady e inventar el tecnogarage de playschool (La Loose), ensuciando un ritmo y una melodía de pop and roll de corte retro (The Dirt), acercando el folk a la circular canción de autor narcótica (Blue), transformando el riot de autor de los ’90 en una posibilidad synthgaragera (Air), destartalando experimental un rock agarajado (<), sollozando romántica, neoclásica y en soledad sobre un piano de cola (Half Moon) y hasta pudriéndose en un críptico y sentido shoegaze intimista (Bonfire). La gama de colores alternativos viaja en perpetuo ida y vuelta en un círculo de 25 años vista en la voz de Crutchfield.

Waxahatchee

+ INFO

Artista: Waxahatchee

�lbum: Ivy Tripp

G�nero: Lo-fi de autor

Discogr�fica: Wichita / [PIAS]

A�o: 2015