2 enero, 2014. Por

Canciones Nacionales

Del 10 al 1
Estas son las Mejores Canciones Españolas de 2013 según Notodo.com
Canciones Nacionales


10. Triángulo de Amor Bizarro – Robo tu tiempo
(Mushroom Pillow)
El regreso de los gallegos se ha debatido entre la duda, la incomprensión y el cambio de prisma. Un disco bien aceptado por la crítica casi a hurtadillas, el piloto automático de canciones como Estrellas místicas se ha visto acosado por canciones como esta Robo tu tiempo, que nos recuerda a los momentos más inquietantes del combo gallego. De ahí que, de celebrar un cambio, nosotros lo hagamos en piezas como esta: auténtico acero metacrilato que aboga más por la guillotina que por los besos pop.


9. beGun – San Francisco
(Subterfuge Records)
Esta no es una lista de nuevos sucesos ni de “mejores artistas nuevos”, pero si lo fuera, beGun se llevaría la palma. No lo es, y se la lleva igual: San Francisco es el último gran alegato de nuestra electrónica más exportable, extrapolable tanto al nicho indie como al de los amantes del house, la chillwave o el nu-dubstep y el sucesor principal de John Talabot y Pional. Lo veremos más fuera que dentro, pero sus canciones no nos las quita nadie.


8. León Benavente – Ánimo, valiente
(Marxophone)
“La voz de tu generación, la salvación y la esperanza. Más que Quijote, Sancho Panza. Más que un Dios, un peso en la balanza.” Entre la canción protesta, el rock de autor, el kraut-rock y el supergrupo experimentado, León Benavente han llegado para quedarse, sin BUS-Vaos ni atascos ni caminos alternativos: por libre y contactando a Faust con Bob Dylan. Y tan pichis.


7. Tejero – Marca España
(Autoeditado)
Hijoputa el que no cante. Eso parecen pensar Tejero, “un grupo pacífico con nombre de cabrón” pero uno de los mejores azotes que ha dejado este año, junto con proyectos como Medievo o El Pardo. La diferencia es que el dúo catalán ha dejado auténticos himnos para la posteridad, entre ellos esta Marca España: un hashtag que es, a su vez, proclama política, parodia de nuestra idiosincrasia y lema de bandera en una manifa.


6. Després de la generació feliç (Joan Colomo & Spazzfrica Ehd & Sara Fontán) – Jo tenia un gall
(Sones)
Poniendo música a ese raro experimento audiovisual llamado Després de la generació feliç, Joan Colomo se unió a Spazzfrica Ehd y Sara Fontán en ocho de las doce canciones que componen la banda sonora (las otras cuatros son de Internet 2). La mejor de ellas, y casi lo mejor que ha compuesto en su carrera y lo mejor que se ha compuesto este 2013, es esta suerte de canción para niños satánicos en pleno paso de Semana Santa. No normal.


5. El Petit de Cal Eril – Com un plom
(Bankrobber)
Pequeñito, luminoso, operístico, in crescendo, Com un plom es el alegato más buenrrollero del último disco de Joan Pons, segundo mejor disco para aquí los mendas y una intensa colección de piezas que se debaten entre la arquitectura folk, la conceptualización pop y el folk-rock de autor que parte de cero.


4. Joe Crepúsculo – Mi fábrica de baile
(Mushroom Pillow)
Bakalao. Bugas. Chonis. Verbena. Camellos con droga mal cortada. Chupas marca Rottweiler. Rebeca Brown. Chimo Bayo. Estáis perdidos: Joe Crepúsculo os acaba de llenar de pota el parqué y de firmar un himno atemporal, metiendo a los indies y hipsters de hoy en la Bacarrá del ayer, y ya no hay vuelta atrás.


3. Pional – Invisible / Amenaza
(Young Turks)
Sigue haciéndose desear con el LP que no aparee, pero no da puto paso en falso. Quizá sea mejor así. Al menos si va a entregar celosías tan maravillosas como esta doble pieza en una, Invisible / Amenaza, tan cerca del electro francés como del house-rock, del post-dubstep como de la música negra. Brutal.


2. Pony Bravo – Mi DNI (El Rancho)
Curiosa la cara de los padres de la crítica cuando vienen Pony Bravo y te encienden una hoguera en tu jeta y tú te debates entre la risilla nerviosa y la omisión. En este caso, el grupo sevillano, aún entregando su disco menos inspirado, ha dejado la mejor recopilación de canciones-protesta. En este caso, Pablo Peña dibuja un relato tan realista y fiel como paródico y ácido de la idiosincrasia de la escena musical en España. Como diría Maradona, pero cambiando sus destinatarios: músicos estatales, Mushroom Pillow, Rockdelux, MondoSonoro, Carlos Jean, críticos musicales: la tenéis (y tenemos) adentro.


1. Fluzo – Medicación (Repetidor Disc)
Un rockabilly amante de la chatarrería analógica y un MC marginal de la escena independiente gallega que le mola más el Larios-Cola que el Tote King o Shotta cantando hip-hop en la lengua de Rosalía de Castro. Cuidado: no es una modernada del carajo. Es una patronada intensa que converge las tripas del blues profundo con el fraseo de patrón de sillín, del r&b falso e intervenido al post-dubstep y el drum’n’bass moderno, del urban experimental a las confesiones analógicas de las maquinolas, de las hipnosis populares y los programas de astrología de medianoche a un experimento lúdico que es (o debería ser) el nuevo quejío. Ya sabemos que no los conocéis, pero es hora de que Fluzo dejen de ser un sueño anómalo y comience a ser un mensaje para el pop moderno. Hostia.

Canciones Nacionales