11 Enero, 2017. Por

Kokoshca

“A la gente ya no le interesa el rock: prefieren ver a Love of Lesbian o C. Tangana”
Kokoshca

Hacerse mayor es duro. La mayoría tratamos de evitarlo a toda costa y fingimos que no está pasando, mientras que otros, como Kokoshca, se enfrentan a ello de cara, firmes, y lo utilizan a su favor. De esa envidiable victoria surge Algo real, cuarto disco de la banda y el primero bajo el amparo de Sonido Muchacho, sello madrileño que tantas alegrías no está dando últimamente.

¡Atención! Madurar no significa volverse un aburrido, no nos confundamos. El rock y el pop de altas revoluciones sigue muy presente en el nuevo trabajo de la banda, solo que esta vez ya no se trata de la juerga, sino de lo mal que nos sentimos el día después. Se han enfrentado a la realidad y se han molestado en contarnos cómo es, para que estemos avisados. Máscaras fuera y cada uno con lo suyo.

Y como la cosa va de evolucionar, bajo la producción de Íñigo Pérez Artieda [de Tremenda Trementina] los pamplonicas han conseguido su disco más compacto y similar a sus alocados directos. No hay espacio para artificios, suenan crudos como sus letras.

Como no hay nadie mejor para hablar del disco que los propios Kokoshca, quedamos con tres cuartas partes del grupo en un bar madrileño donde nos desgranan todo lo que se esconde (o no) bajo Algo real.

Notodo: Cuarto disco y tanto en la nota de prensa como en todas las reseñas se habla de que habéis alcanzado la madurez. ¿Estáis de acuerdo?
Álex Lopeza: Era inmadurez, debe haber una errata en la nota de prensa (risas).
Iñaki López: No lo sé. ¿Qué es la madurez? Se ha grabado con más medios, como más profesional, pero… La nota la escribió Álex, así que debería exponerlo él.
Amaia Tirapu: Igual sí que hay letras que son menos de adolescentes y más de alguien que ha vivido varias cosas y ya habla desde la madurez.
Álex: No sé si se refleja en el disco, pero en todo el proceso de composición, la elaboración del disco, cómo ha llegado hasta aquí sí noto más madurez que hace cuatro años que llegué yo a Kokoshca. El decidir que tenemos que hacer un disco, los enfoques de las letras… Lo digo como batería, que yo no intervengo en las letras, sólo para criticar, y sí veo un enfoque más maduro, más de cosas que empiezas a sentir, de estar cansado, como en No queda nada.

NTD: Es cierto que No queda nada parece cantada por el protagonista de La fuerza que ya está cansado de tanta fiesta.
Amaia: ¡Exacto!
Iñaki: Bien visto, por ahí va. Es un poco esa idea. De hecho se barajó llamarla la debilidad, que es lo contrario de fuerza. No sabíamos muy bien, queríamos buscar un antónimo de fuerza pero al final se quedó en No queda nada que es la primera frase de la letra y ya está.

Últimamente se predica lo políticamente correcto: falta un poco de mala hostia y actitud punk

NTD: Se habla también mucho sobre el concepto de “lo real” que está presente a lo largo de casi todas las canciones. ¿Fue algo subconsciente de lo que os disteis cuenta al final o estaba intencionado desde el principio?
Iñaki: Lo primero que has dicho, absolutamente. Fue algo como muy freudiano, lo escuchas y dices: “coño, estamos hablando de esto sin ser conscientes en la unidad de todas las canciones”.
Amaia: Y que todo el rato era como “algo real, real, real”.
Iñaki: Dijimos “algo querrá decir esto” y vimos que tenía sentido.
Álex: Con el matiz de que realmente todo esto de lo real contra lo digital, lo moderno, lo superficial, está en las conversaciones de Kokoshca cada día. Iñaki y Amaia van en la misma línea, yo soy más artificial y todos los días de alguna manera u otra esta idea de lo real aparece.

NTD: Eso de cuestionarse qué es real y qué no parece muy propio de nuestro tiempo. En el cine y las series es un tema cada vez más habitual.
Amaia: Sí, porque hemos vivido la explosión digital, de internet. Nosotros de pequeños no teníamos internet. Entonces vives la era digital.
Iñaki: Pero ojo, no creo que internet no sea real.
Amaia: Pero sí las relaciones sociales. Sobre todo las redes sociales, las relaciones cibernéticas.
Iñaki: Pero eso el Tote King ya lo hizo hace cuatro o cinco años, ¿no? (risas)

NTD: En Serengueti cantáis: “Kokoshca siempre toca algo real”. ¿Es una manera de decir que otros grupos no lo hacen?
Amaia: Sí que pensamos que hay grupos que tocan algo más postizo y luego no lo son, pero desde fuera nosotros los vemos más postizos. Nosotros creemos en lo que hacemos.
Iñaki: Lo que pasa es que desde el primer disco, Únete a Kokoshca, siempre nos ha gustado hablar de nosotros en tercera persona, como si fuera un ente. Es un poco teenager esto.

A la gente ya no le gusta el rock: prefieren escuchar a Love of Lesbian o a C. Tangana

NTD: Yo lo relacionaba con el tema Prefiero golpes del disco anterior, del que en alguna entrevista decíais que iba dirigido a otros grupos.
Amaia: Pero ésta canción no.
Iñaki: Prefiero golpes sí.
Amaia: Prefiero golpes sí que va un poco con mala leche, pero en este caso no. Igual nos metemos con actitudes o con cosas que no nos gustan pero no contra gente concreta.
Iñaki: Es más autocrítica.
Álex: Es un disco de maduro porque es más autorreflexivo.
Iñaki: En Serengueti, en la primera parte, hablamos un poco de que somos unos moralistas, hablamos de un club swinger, un club liberal. Al final citamos a varias personas que consideramos que hacen algo real: una neuropsicóloga que se dedica a estudiar el hipocampo, que es mi prima; un amigo nuestro que se pelaba por ahí y parecía que encontraba lo real en los golpes, gente así. Y al final dijimos, pues mete ahí a Kokoshca.

NTD: Otro aspecto en el que se reincide en este álbum es esa dualidad que siempre os ha rodeado, los Kokoshca más taberneros y mundanos y los más abstractos y profundos. ¿Es algo que potenciáis o sale así porque cada uno compone unas canciones?
Iñaki: Lo potenciamos. También es verdad que puede salir porque las canciones las hacemos cada uno pero yo deliberadamente lo busco.
Amaia: Sí. Yo creo que son las dos cosas, a veces depende de quién compone una canción y luego encima se potencia de otra manera, dándole más oscuridad con los arreglos o con quién canta cada cosa.
Iñaki: Claro, depende de quién sea el narrador entendemos que una música le va mejor que otra, según siempre desde nuestro punto de vista, que no tiene que ser el correcto. Y en eso estamos.

NTD: A mí me parece que por ejemplo Niña es un tema que podría ser del disco en solitario de Amaia. No sé si las llevas a los ensayos pensando dónde las vas a encajar y dependiendo de lo que opinen los demás cae en un proyecto o en otro.
Amaia: Sí que pasa eso. Había algunas canciones que sonaban mucho a mi disco pero luego las tocamos como Kokoshca con batería y vimos que quedaban guay.
Iñaki: Había una en la que claramente teníamos las dudas, Cuánta Hermosura, y al final le dimos un rollo guay. Pero a su vez Yo Nací era de un proyecto que tengo yo paralelo y la acabamos metiendo.
Amaia: Pero tienes razón que a veces es muy difícil componer algo específico, es lo que te sale.
Iñaki: Es lo que le pasa a Antonna con Los Punsetes. Él es el compositor y las canciones que no les gustan a Los Punsetes las hace en solitario.
Amaia: ¡Pues a mí me pasa parecido! (risas)
Álex: Pero también ha habido dos o tres casos que desde Kokoshca queríamos canciones de Amaia. Por ejemplo del último disco se nos escapó una. A mí me apetecía que fuera de Kokoshca.
Iñaki: Es verdad que hay algunas pero más o menos tenemos una idea clara de lo que buscamos.

Lo nuevo intenta arrastrar a lo viejo, lo viejo intenta amarrarse y salen las sombras como Trump

NTD: Al final sí que os ha quedado un disco que es mitad autorreflexivo y mitad tabernero.
Iñaki: ¿Has escuchado el disco en digital o en físico? Porque hay una canción oculta en el disco físico que es muy tabernera, es como si grabamos ahora mismo aquí.

NTD: También veo un componente muy reivindicativo en las letras. RBU se podría considerar casi hasta antisistema, con ese “yo no necesito esas cosas que ellos quieren tener”.
Álex: Yo lo comparto, el título es mío (risas).
Iñaki: RBU significa Renta Básica Universal.
Amaia: En España es muy difícil vivir de la música o casi imposible. Entonces si te quieres dedicar a esto, si te gusta hacer canciones, ¿por qué no puedes vivir de esto? Tienes que tener un trabajo de ocho horas.
Iñaki: Sí que hay un tinte más político en RBU, en Yo nací.
Amaia: No necesitamos mucho. La gente que necesite mucho dinero y comprarse muchas cosas pues que tenga un trabajo, pero la gente que igual no necesitamos nada pues estaría bien una renta mínima (risas).

NTD: Como dice Iñaki, en Yo nací se da una visión explícitamente política.
Iñaki: El momento nos llama, o igual es la madurez, pero no lo creo. Pero bueno, ¿por qué no hablar un poco de todo? Es verdad que no somos un grupo político, a pesar de que creemos que todo es política.
Amaia: Pero igual ya estamos en una época en la que tenemos que entrar en el sistema o no hay otra cosa. En España o entras en el sistema o a ver qué haces. Nos resistimos a eso
Iñaki: O que el contexto político está un poco así, es extraño, lo nuevo intenta arrastrar a lo viejo, lo viejo intenta amarrarse y salen las sombras como Trump.

NTD: Siguiendo con Yo nací, es un repaso brutal a lo peor de nuestra historia reciente. ¿Costó hacer una selección? Porque el siglo XX en España daría para un disco completo.
Iñaki: Te lo explico. El año 83 es el año en que nacimos, y justamente yo nací cinco días después de que murió Buñuel, o sea que es una persona que nos gusta. Luego el 78 es la Transición, nos parece un hito. El año 66 es el año que salió Revolver de los Beatles, mientras Inglaterra estaba sacando el disco en España había entre otras cosas el garrote vil, jugamos con eso. Luego en el año 53 fue el concilio Vaticano. Son hitos históricos pero sin pretender ser historiadores.

No somos un grupo político, a pesar de que creemos que todo es política

NTD: ¿Salió fácil?
Iñaki: Bueno, costó un rato. Unas cuestan más y otras menos, pero salen. La canción de The Make-Ups en la que se basa habla de una especie de comunista rabioso contra el imperio americano. El proceso de la canción es un bebé que quiere nacer y habla de años desde el 68 hasta el 1998. Entonces es coger eso y trasladarlo a España.

NTD: ¿Ha dejado el rock de tener ese papel de agitador de masas que tenía antes?
Iñaki: No lo creo, cada vez hay más gente.
Amaia: Igual la actitud punk sí. Ahora está muy de moda lo políticamente correcto. Se predica lo políticamente correcto y falta un poco de mala hostia y actitud punk.
Álex: No estoy de acuerdo con eso, porque ahora lo políticamente correcto se lo está apropiando la derecha. Creo que lo políticamente correcto a veces son victorias de la izquierda. Quien usa lo políticamente incorrecto es la gente que quiere seguir llamando maricones a los gays; es decir, estoy de acuerdo en que sí falta actitud punk, mala leche, rebeldía ante la vida pero no creo que sea tema de lo políticamente correcto.
Amaia: Yo no estoy de acuerdo (risas)

NTD: ¿Entonces dónde se posiciona Kokoshca como grupo? ¿Actitud punk?
Amaia: ¡Hace falta siempre actitud punk!
Iñaki: No, en la derecha (risas) ¡Fake!
Amaia: ¿Políticamente? Nunca nos vamos a posicionar, somos músicos y ya está.
Iñaki: Lo guay es que el mensaje hable por ti.
Amaia: Creo que con las canciones que hacemos queda bastante claro lo que somos.

NTD: Vámonos con otro tema. El escultor está cantada por un personaje que nos sois ninguno de vosotros, algo que hasta ahora no habíais hecho de manera tan explícita. ¿Os ha resultado sencillo? No es un personaje cualquiera, es un alguien que hace muñecas de látex.
Iñaki: Yo nunca había escrito casi nunca de esa manera.
Amaia: A mí me parece mucho más difícil.
Iñaki: Pues a mí me parece más fácil (risas). Me parece divertido. Ya hicimos algo similar en Jon y yo, pero aquí fue algo así como “elige un personaje” y salió ese tarado. Me gustó.

El debate de lo real contra lo superficial existe a diario en nuestras conversaciones

NTD: ¿Se relaciona con la portada?
Iñaki: El chico que hizo la portada, Javier Morón del Estudio Franciska de Pamplona hizo la portada a partir del disco y de las letras. Para entenderla hay que ver la edición física del disco.
Amaia: Es un juego la portada con la contraportada.
Iñaki: Es una venus pero si ves la contraportada tiene pene.

NTD: Este disco suena muchísimo más compacto y directo que el anterior, más similar a como sonáis en directo. ¿Ha tenido que ver que desde 2013 la formación sea fija y hayáis tocado de manera regular?
Iñaki: Sí, desde luego ya nos conocemos más y somos más un grupo, antes estábamos en una especie transición. También tiene que ver Íñigo Pérez Artieda, el productor. Aparte que se grabó muy rápido, lo que le da un toque de unidad, para bien y para mal.
Álex: Está mezclado con una mesa analógica en directo. Si teníamos que corregir algo había que volver a mezclar. Era una mesa antigua y eso influye.
Iñaki: Era de Radio Futura, o algo así.
Álex: No, vino de Canadá. Los armónicos que consigue le dan ese rollo.
Amaia: Es verdad que Íñigo tenía muy claro en su cabeza cómo tenía que sonar.
Iñaki: Nosotros le decíamos que no tenía que sonar como ningún grupo indie y lo dejamos en sus manos.

NTD: Al contrario que el anterior, apenas hay arreglos.
Amaia: Algún sinte, peor muy poco.
Iñaki: Tiene un par de arreglos en Niña y en RBU por Luis Bayo, de Espanto. Compuso unos arreglos pero no es tanto como antes.

Estaría bien que exista una renta mínima para los que no necesitamos nada

NTD: ¿Lo habéis enfocado así para que el disco y el directo sean lo más similares posibles? Porque vuestros conciertos siempre son más punk de lo que uno se espera.
Iñaki: Es algo que está un poco incierto aún.
Amaia: No sabemos cómo van a quedar en directo, la verdad.
Iñaki: Y tenemos cuatro semanas para resolverlo, pero confiamos en nosotros.
Álex: A mí me gustaría que tuviésemos sonidazo, que la gente flipe al vernos. El bajo y la batería súper empastados, las guitarras bien altas, con su buen fuzz.

NTD: Hay mucha distorsión en este disco.
Iñaki: Sí, es cosa de Íñigo. En cuanto al directo no sé, nosotros siempre concebimos el estudio de una manera y el directo de otra, pero quizás este disco sí que sea un poquito más directo. También responde a que se grabó en tres días y se mezcló en cuatro. Es un disco en directo. O sea, no en directo porque grabamos con pistas pero es el concepto de ir a piñón.

NTD: ¿El tiempo de grabación lo teníais así predeterminado o la cosa fluyó así?
Iñaki: Varias razones. Una es la económica, cuanto más tiempo más pagas. Otra es porque queríamos llegar a una promoción en una fecha concreta y otra por lo que dices, vimos que la cosa iba sonando de puta madre.
Amaia: Aparte que somos personas que trabajamos bajo presión, nos va a salir mucho mejor cuanto más nos presionen.
Iñaki: Nos juntamos como dos semanas antes y estuvimos diez horas al día durante tres o cuatro días seguidos dándole forma.

NTD: ¿Esa presión fue porque fichasteis por Sonido Muchacho y teníais que sacar el disco sí o sí?
Álex: Luis [Fernández, responsable de Sonido Muchacho] dijo que nos quería sacar el disco sin saber si lo teníamos o no. Cuando sacamos el single no había nada hecho, y éramos nosotros los que queríamos sacarlo. Nos dijo que tenía que estar para octubre o noviembre porque si no se retrasaba la promo y era una cagada. Esa era la presión, Luis no se creía que lo fuéramos a tener.
Amaia: Nosotros le decíamos que sí, que en septiembre estaba.
Álex: Y él en plan: “estamos a cinco de septiembre y no tenéis ni el estudio reservado”. Y el dos de octubre tenía el máster encima de la mesa (risas).
Iñaki: Somos muy dispersos, pero al final te das cuenta de tu nivel de exigencia. Si te pones a trabajar en serio salen las cosas. Es otra forma de trabajar, con el disco anterior tardamos dos o tres meses y también salió bien.

Preferimos no posicionarnos políticamente y que nuestras canciones hablen por nosotros

NTD: La nota de prensa ha venido acompañada de unas palabras que os ha dedicado El Drogas, con el que ya colaborasteis en un tema de Hay una luz. ¿Tenéis una relación cercana?
Amaia: Es un texto raro para una nota de prensa pero está guay. Cuenta detalles de cómo nos conoció, que nosotros los leemos y nos mola, pero otra persona puede que no entienda nada.
Iñaki: Lo dejó así un poco raro pero nos parecía bonito. Luego también tiene un nombre mediático que siempre ayuda.

NTD: ¿Vais a girar mucho?
Amaia: Lo que podamos, la verdad es que queremos tocar mucho.
Iñaki: Más de lo que esperáis. Tenemos varios conciertos ya cerrados.
Iñaki: Empezaremos en enero, después de navidades, y de ahí al estrellato (risas).

NTD: ¿Hay escena suficiente en España para un grupo como Kokoshca?
Álex: Hay cuatro o cinco ciudades donde sabes que te puede ir más o menos bien y el resto del país es incertidumbre total o certidumbre de que va a ser una mierda. No hay ni escena ni circuito.

NTD: ¿Falta interés de la gente por este tipo de música?
Álex: La gente sigue yendo a ver a Love of Lesbian, y a otros niveles van a ver a C.Tangana o Dellafuente. Yo creo que a la gente ya no le interesa el rock. Pero va todo de la mano, tocan pocos grupos porque no hay un circuito que lo soporte ni una red de medios que lo promocione. Todo eso hace que la gente no tenga interés en ir a los sitios.

Gira:
28.01: Oviedo. La lata de zinc
18.02: Barcelona. Festival Cara-B
24.02: Madrid. El Sol
25.02: Santander. TBA
10.03: Córdoba. TBA
11.03: Granada. Planta Baja
24.03: Sabiñánigo (Huesca). TBA
25.03: Zaragoza. TBA
08.04: Sevilla. Sala X
19.05: Madrid. Festival Tomavistas
01.06: Barcelona. Festival Primavera Sound
11.08: Aranda de Duero (Burgos). Sonorama Ribera

Más info: aquí

Kokoshca