10 abril, 2012. Por

Miike Snow

Happy to You
Miike Snow le hacen la ola a la indietrónica mainstream con una factoría de hits para fans de M83
Miike Snow

Lo bueno y lo malo se pega. Y la simbiosis que existe en la industria del pop genera tantas repelencias que acaban siendo bonitas como cabezonerías que, pasadas por filtros más o menos precisos, acaban por endulzar paladares que hasta hace un rato se estaban cagando en la puta. Y si tú eres de aquellos que consideran que la producción de hits inconmensurables del plastic pop más mainstream y chicloso de la radiofórmula global made in Hollywood y criticaste singles como Toxic, de Britney Spears, Supernatural, de Sugababes o Speakerphone, de Kylie Minogue tenemos una mala noticia (o buena si te mola que te lleven la contraria): el núcleo duro de Miike Snow, o dos tercios de ellos (Christian Karlsson y Pontus Winnberg), se hacen llamar Bloodyshy & Avant y son los culpables de que aquella noche en la Kapital hayas coreado aquello de "with a taste of your lips / i’m on a ride / you’re toxic, i’m slipping under" y que ahora, un buen puñado de años después, aboguen por un cruce entre la indietrónica más auto-tunera, el electropop más atéreo y acuoso y la épica de chillwave más indiepopera con Happy to You, un alegato a la felicidad en versión original por parte de un trío que de tan profesional acaba encantando al petardo fanático más fiel a Madonna, al indie de libro más recalcitrante que ve los conciertos del Sónar de Día y al fiestero modernete que se dedica a empastillarse y beber Red Bull como si de agua se tratase en los conciertos de Caribou o M83.

La ecuación no es tan sencilla si el vulgo (o nosotros) intenta analizar desde una óptica miniaturista, pero es así: Miike Snow consigue, con Happy to You, dar un paso adelante en la conexión de pop ind(i)ependiente para pistas de baile, new wave colorida y versiones de una atmósfera intromisiva, maquinando sobre las melodías y las voces como si de un cruce entre las producciones de Timbaland y James Blake se tratase. Miike Snow recogen el relevo de aquel esbozo de nuevo indie para las masas que fue su homónimo LP debut de hace tres años y retoman la alternativa con un disco que es, a grandes rasgos, una fábrica de hits que evolucionan por encima de los hits de varios de los grupos indies que has adorado: Padding Out supera el How Deep is Your Love? de The Rapture; Vase es el punto intermedio que MGMT no consiguieron trazar entre su primer disco y Congratulations; Black Tin Box es el camino por la vía de servicio que debería coger la versión más robótica de Thom Yorke si quisiera encamarse con Metronomy; Bavarian #1 (Say You Will) es el hit que les faltó a Peter Bjorn & John para seguir teniendo sentido después de Young Folks; y The Wave o Vase son los singles necesarios para dejar de crucificar la canción ligera de radiofórmula más moderna con severos acercamientos a las zonas más sintéticas de Coldplay y Maroon 5 pero también a ciertos alardes vocales de Bon Iver, Phoenix o The Tough Alliance. Un auténtico camino de ida y uno de los discos más inolvidables de lo que llevamos de año, pero no por la indispensabilidad de su escucha, sino por el logro completamente convencido de haber trazado caminos alternativos para conectar a los géneros más sectarios con los más declaradamente masivos.

*Escucha el disco en Spotify haciendo click aquí.

Miike Snow

+ INFO

Artista: Miike Snow

�lbum: Happy to You

G�nero: Electro pop hitero

Discogr�fica: Sony Music

A�o: 2012