20 septiembre, 2016. Por

Head and the Heart

Signs of Light
Indie, folk, pop y viceversa; o The Head and the Heart, la coral moderna definitiva
Head and the Heart

Si bien en Europa Of Monsters and Men parecen haberse llevado el título del grupo de indie folk europeo por antonomasia, a la luz de la renuncia al género de Mumford and Sons y la desintegración de formaciones prometedoras como Noah and the Whale; en los Estados Unidos el panorama es mucho más amplio: The Lumineers, Band of Horses o Iron and Wine aún son capaces de levantar interés con sus nuevos lanzamientos y por ser su lugar de procedencia, las distintas vertientes pop del folk nunca parecen apagarse allí.

The Head and the Heart son, sin duda, una de las formaciones más exitosas en la vertiente indie de dicho género que se mueve por la geografía americana, aunque con el que nos ocupa hoy solamente cuentan con tres discos y poco más de cinco años de actividad. Aunque todo parecen ser buenos augurios para el quinteto de Seattle, que publicó este mes Signs of Light bajo la protección de una gran discográfica y ya ha alcanzado el puesto más alto de su carrera (quinto) en las listas de ventas generalistas estadounidenses.

Desde el The Head and the Heart con el que debutaron, los de Seattle han sabido comprender en la mezcla de corrientes dentro de su propio género: conscientes de que The Civil Wars ya explotaron los tempos comedidos, Band of Horses la melancolía sobreexpuesta y The Lone Bellow el estallido épico emocional; The Head and the Heart busca su lugar en el pop: pop atemperado y de tono ligeramente agridulce en sus anteriores trabajos, colorista y sencillo ahora.

El resultado, tal vez sin la carga emocional más seria y perdurable que trajeran sus predecesores, es una brillante demostración de que se puede producir pop, prácticamente con los mismos patrones del de radiofórmula, sin caer en la intrascendencia. Es producto de la separación de los componentes del grupo durante un año, tras numerosas giras, para replantear los objetivos creativos del grupo. Tal vez sea Colors, el séptimo corte de Signs of Light, el tema que mejor representa al disco: corte pop lleno de sonido que nos muestra cómo las guitarras han ganado peso; optimista pero comedido: como la relajada escena piscinera que ilustra la portada del LP.

Una vez dentro del álbum, nos encontramos con muchos cortes que recuerdan a éxitos recientes del mundo folkie, como All We Ever Knew (habría encajado bien en el primer disco de The Lumineers), City of Angels (recuerda a los buenos tiempos de Band of Horses) o Dreamer (corte clásico folk, como los que poblaban el debut de The Lone Bellow); mientras que hay destellos puramente poperos, como Turn It Around o Take a Walk.

Si bien la primera mitad del disco se escucha sin dificultad, lo más interesante transcurre en sus últimos cortes, cuando el peso de las guitarras aumenta a medida que lo hace el contenido emocional del álbum. Oh My Dear ofrece uno de los momentos más genuinamente rockeros de Signs of Light. Your Mother’s Eyes y Signs of Light van retornando a los niveles de intimidad que recordábamos de la banda, y constituyen un cierre inteligente y sentimental para el colorista trabajo.

GALERÍA DE IMÁGENES

Head and the Heart

+ INFO

Artista: The Head and the Heart

�lbum: Signs of Light

G�nero: Indie-folk

Gira:
22.09: Madrid. Moby Dick

Entradas anticipadas: aquí

Discogr�fica: Warner

A�o: 2016