23 septiembre, 2016. Por

Kase.O

El rey ha vuelto
Kase.O: 'El enemigo es otro: no está ni en un polo de Lacoste ni en el comunismo'
Kase.O

Cinturón negro en rimas, artista impredecible y con una apertura de mentes difícil de empatar, indiscutible rey del hip-hop (tanto autoproclamado como confirmado por sus contrincantes), antaño niño prodigio del rap en español y, sin lugar a dudas, el principal referente mundial del rap en castellano, como diría el propio Kase.O, “Javier Ibarra es único, un-i-co-no del puto rap”. Y ha vuelto.

Y lo ha hecho cinco años después de la publicación de su álbum con Jazz Magnetism, a un año de la disolución de ese proyecto y tras una buena tunda de años de complicaciones. Se podría decir que “ha vuelto a ganar sin esfuerzo”, pero no fue así: la autoexigencia y la búsqueda de sonidos y espacios nunca antes explorados por un artista de hip-hop patrio convierten El Círculo, su esperado regreso discográfico, en un auténtico manual de redención y reinvención, en un nuevo paraíso sonoro que abre un universo nuevo a un artista interminable.

Quedamos con el referente central de Violadores del Verso unos días antes de que se publique el disco (que ve la luz hoy) para hablar de esta nueva era, que vuelve a tener a su álter ego como tíulo: Kase.O ha vuelto, todos contentos.
Entrevista: Alan Queipo

Notodo: Estuve en el concierto despedida de Jazz Magnetism en Vistalegre, y ahí ya habías hablado de ciertas vueltas de más que habías estado dando con el disco: que lo tenías casi acabado y decidiste volver atrás, a trabajar con R de Rumba… ¿Es el proceso de disco más difícil en el que te has metido?
Kase.O:
Sí. Principalmente por la autoexigencia que me impuse: no me gustaba ninguna frase que escribía, no me gustaba la música que estaba haciendo… Me puse el listón súper alto, y encima las expectativas de la gente, aunque intentes no pensar en ello, está ahí. Y piensas que vas a defraudar, que no le va a gustar a nadie. Y ese proceso fue un infierno muy malo, repleto de pensamientos malos y autodestructivos.
“Ya no siento la necesidad de defender el rap purista en las letras: yo veo música y expresión ”
NTD: ¿Era la primera vez que te pasaba?
Kase.O:
Yo soy muy autocrítico y a veces incluso me trato mal, pero esta vez fue muy heavy: muchos miedos, no tenía claro por qué estaba haciendo un disco. Llegué a preguntarme si hacía esto por la gente, si para hacer una gira, si porque es algo que tenía que hacer… Y por eso se alargó tanto el proceso del disco, porque he tenido que luchar con muchos fantasmas; y hasta encontrar lo que quería hacer tardé de más: no quería hacer más de lo mismo pero tampoco tenía clara la estética que quería… Y el concierto de Vistalegre me pilló en mitad de ese proceso e hice públicas mis rayadas, co, porque eran reales. Pero hay un momento en el que te pones una fecha y ya sólo es trabajo: dejas de pensar en si te molan o no ciertos detalles, y en vez de eso haces todo para llegar al 23 de septiembre, en este caso.

NTD: ¿Y el arrebato este que te dio en Twitter la semana pasada? ¿Fue una broma, una estrategia, fue real…?
Kase.O:
(Ríe) Fue una broma completamente. Lo que pasa es que como hay tan pocas noticias interesantes hay medios que la generaron. De hecho, los que estabais en Vistalegre posiblemente hayáis sido los que más hayáis dudado de si iba en serio o no. Pero no me pude resistir. De hecho, le dije al mánager: “he hecho el disco para hacer esta broma ahora” (risas). Fue una venganza hacia quienes dudan de mí: el disco no sólo no es una mierda, sino que es una bomba.

NTD: Aprovechando el título del disco… ¿consideras que cierras un círculo o que abres uno nuevo?
Kase.O:
Las dos cosas. Como decía antes, empecé con mis maquetas en solitario, pasé por el proceso del grupo, luego del grupo de jazz y ahora estoy con el espíritu de la primera maqueta que saqué. En este nuevo "círculo" van a cambiar muchas cosas, desde mi manera de hacer música hasta la de plantearme el proyecto artístico y la vida general. A partir de ahora ni yo sé lo que va a pasar.
“Ninguno individualmente vamos a llegar a igualar lo que representa Violadores del Verso ”
NTD: Recién decías que uno de los problemas que más alargaron el proceso fue tu autoexigencia. No sé hasta qué punto pesa el hecho de que nadie te discuta ese supuesto “reinado”, en el que todos dicen que eres el número 1… ¿Crees que ese partido ya está ganado o es una batalla que tienes que seguir librando?
Kase.O:
Es un arma de doble filo. Mola que todo el mundo te considere el mejor, pero hay que saber demostrarlo. No puede ser que de repente Kase.O no mole más. Tuve que esforzarme muchísimo en que el disco tenga un nivel tanto lírico como musical muy alto, y que se oiga bien y que las mezclas estén equilibradas: no sólo es escribir la canción, sino saber poner bien la voz, cantarla con actitud y expresión, que el charles suene en su sitio, que el Rhodes sea estéreo, saber dónde poner los ecos…

Es un proceso en el que soy súper exigente, y cansa, agota y se sufre mucho. De algún modo es una maldición que todos los ojos estén puestos en ti: los discos tienen que ser todo obras maestras increíbles que vienen del número uno. Y por un lado está guay pero por otro es un infierno. Y de ahí vienen muchas de mis decepciones con lo que hago: porque sé que hay gente mirando al milímetro cada cosa. Y no sabía dónde podía dar con algo nuevo y especial para seguir siendo espectacular. Pero ya no quiero seguir siendo el número uno: quiero que venga otro y pille el puesto; pero ahora mismo no hay candidatos, así que no me queda otra que seguir defendiendo el título (risas).

NTD: De algún modo parece que has encontrado en ese concepto del viaje circular por el paraíso una manera para moverte en todas direcciones, casi sin géneros, muy difícil de catalogar. Incluso en canciones cerca del flamenco (Mazas y catapultas), del reggae (Pavos reales), del jazz (Amor sin cláusulas), del funk (No sé qué voy a hacer) o del rap bruto pareces dar volantazos. ¿Te cansaste de sambenitos? ¿De ser el rapero con banda de jazz o de la banda de rap hardcore únicamente?
Kase.O:
No está hecho con esa intención, hermano. El disco representa lo que soy hoy por hoy. Sí que sabía que iba a ser difícil de etiquetar porque quería que cada canción fuera distinta y con estéticas distintas; de hecho, creo que podría haber explorado más estéticas, pero están las que están. Pero no buscaba concretamente hacer un disco experimental. Al revés; sabía que la gente estaba esperando hardcore y vieja escuela y aparezco yo con un disco que rompe con eso.

Pero es que a mí me gusta la música. Tengo 36 palos y no 15, y ya no siento la necesidad de defender el rap purista: yo veo música y expresión. Ha sido difícil romper con ciertas cosas y quitarme la consciencia del rap underground puro (que aún la tengo, en parte, y me parece que es bueno); pero me apetecía tener también ciertas estéticas horteras y mi canción de flamenco porque me la suda todo (risas).

NTD: Recién decías que querías dejar de ser el número 1. Escuchando el disco parece que huyes un poco del ego-rap y empiezas a hablar de otras historias. ¿Te cansaste de sacar la polla y ponerla encima de la mesa?
Kase.O:
Ni yo me lo esperaba. Pensaba que iba a haber más egotrip pero luego no me salía: ni siquiera las grandes frases y las grandes metáforas hablan de eso. Hay frases muy directas pero están expresando cosas que yo siento. Ha sido un nuevo ejercicio el no tener tan en cuenta la poética de la metáfora, sino darle donde es. Y eso me ha gustado.
“Las expectativas de la gente y mi autoexigencia hicieron del proceso del disco un infierno en algunos momentos ”
NTD: Hablas mucho de sexo. Al menos en tres canciones, sobre todo en Mitad y mitad en la que participa Najwa y parece como un Je t’aime a lo Gainsbourg y Jane Birkin. ¿De dónde viene esa lírica erótica?
Kase.O:
Qué bonito lo que dices. Todo eso ha salido por mi corazón…

NTD: Eres un romántico, al final…
Kase.O:
Sí, soy un tipo chapado a la antigua. Pero todo tiene su inspiración y su musa: si no hubiera habido musa no hubiera habido tantas canciones románticas, que hay tres o cuatro en el disco. Pero la culpa es completamente de la musa.

NTD: Otra de las canciones que ponen los pelos de punta es Basureta, con una carga expresiva casi teatral y una oscuridad casi de ópera. No sé si fue la canción más difícil de grabar…
Kase.O:
Sí, sin duda. Cuando ensayaba esa canción en el local había ciertas frases que me traían recuerdos muy jodidos y no era fácil decirlas fríamente. Ya veía que iba a llorar en la canción. Y el día de la grabación les pedí a los productores que se fueran, y le di a grabar yo solo en la pecera. Fue un proceso muy de trance, de mimetizarme y recordar eso. Además, la letra que ya de por sí me tocaba la fibra. Está guay que parezca teatro porque sería una muy buena actuación. La realidad es que se me pone el corazón en la garganta con algunos recuerdos. Pero arriesgué, y no me importa: esa canción tiene que ser llorada y no narrándola describiéndola.

En directo veremos si la puedo llevar a cabo, porque al final es una canción larga y un poco balada; pero puedo hacer la versión narrada, que aún así sé que va a caer la lagrimilla. Soy una persona que llora, no soy de los que no lloran.

NTD: En Guapo tarde dices que “Sabina y Calamaro son la salvación”. ¿Dónde está la ironía y dónde la admiración?
Kase.O:
En el momento que describe la canción fueron inspiración completamente: ellos han cantado al desamor como nadie, y el que no pueda ver belleza, emoción y realidad en los discos de Sabina y Calamaro no pasa nada, pero a mí en los momentos de desamor y olvido algunos de los versos de ellos me entraron de modo tal que me salvaron la vida, era justo lo que a mí me pasaba. Yo no soy muy de ídolos, pero si me encuentro a alguno de ellos en el AVE me acercaré y les daré la mano, porque me flipan.
“Ya no quiero ser el número uno: quiero que venga otro y pille el puesto; pero ahora mismo no hay candidatos ”
NTD: Dile al Langui que te presente a Calamaro, que son colegas y han colaborado al menos un par de veces…
Kase.O:
Sí, sé que algún día los conoceré tanto a Andrés como a Joaquín. Para mí discos como Honestidad brutal, Alta suciedad, Esta boca es mía, Yo, mi, me, contigo o Física y química son la polla en cebolla (risas). Eso es real. Son famosos porque son buenos. Esos versos le han cambiado la vida a la gente. Yo les amo.

NTD: “Violadores del verso, el mundo es peor desde que ellos no están, y es cierto: los expertos en el vicio del vidrio frío han vuelto”, decís en Rap superdotado. Se va a hablar mucho de esa canción. ¿Es el primer tema y reinicio formal de Violadores del Verso o un tema tuyo con la colaboración de tus ex compañeros?
Kase.O:
Es que esa canción es de Violadores del Verso completamente. Parece que estés escuchando el Vivir para contarlo. Nosotros nunca hemos cerrado la puerta. A mí me encanta trabajar en equipo, y me ha costado mucho sacar este álbum en solitario. Sé que ninguno individualmente vamos a llegar siquiera a igualar lo que representa Violadores del Verso. Eso lo tenemos claro todos. Estuvimos hace unos meses en el Alrumbo Festival y vimos que el monstruo está ahí, a pleno rendimiento. Sabemos que somos un gran grupo y es hermoso repartir el trabajo. Nadie ha cerrado esa puerta pero también estamos bien como estamos. Pero el trabajo en grupo lo echo mucho de menos.

NTD: Eres muy crítico con las nuevas generaciones de la música. Dices cosas como: “La música ahora es la peor de la historia: público estúpido e impúdico, burdo culto a lo absurdo”. Aunque nunca te hayas ido, ¿te cuesta mirarte a ti entre medio de una retahíla de nombres mediáticos?
Kase.O:
Veo que hay evolución en estéticas y cosas que corresponden a los tiempos que corren y lo respeto, y yo soy uno más ahí. Me marco ese verso porque realmente lo siento, pero también generalizo mucho ahí. También lo que pasa es que soy Kase.O (risas)… no tengo que integrarme en ningún sitio. Entiendo todo y lo respeto.
“Quizá sea un carca, pero la música de hoy en día me parece puro postureo ”
NTD: Pero hay cosas que te chirrían…
Kase.O:
Nada en concreto; lo que pasa es que igual soy un carca y a lo mejor sólo es mi percepción, pero escucho los discos de antes y escucho los de ahora y me parece incomparable. Es como los que comparan bandas de rock y dicen que alguna de ahora es mejor que Led Zeppelin; o que dicen que Kendrick Lamar es mejor que Ice Cube. Podríamos hablar mucho, pero no me van a convencer. Seré un carca pero siento que la música de hoy en día es puro postureo, salvando, con todo respeto, a la gente real. Y no hablo sólo del rap, sino de la música en general. Incluso en la música comercial, me parece incomparable Cindy Lauper o la primera Madonna con Shakira.

NTD: En ese sentido habrá quien te pueda decir que también es incomparable los discos de Violadores del Verso que los que hagas como Kase.O en solitario.
Kase.O:
También se puede llegar a decir, co. Mi disco es muy friki y muy raro y muy personal. No suena a Violadores del Verso por ningún lado, excepto en la canción en la que estamos todos juntos.
“El enemigo es otro: no está ni en un polo de Lacoste ni en el comunismo ”
NTD: Hablando de nuevas generaciones, en este último año, con el problema entre C. Tangana y Los Chikos del Maíz se habló como un renacimiento de aquellos beefs que os repartisteis tú y Metro hace más de quince años. ¿Te recordó algo a aquello? ¿Crees que es peligroso lo que está pasando?
Kase.O:
Yo preferiría que no pasaran esas cosas. Lo mío con Metro era personal, me había jodido a mí personalmente; pero a ellos se les ha ido de las manos por prejuicios y el ambiente que hay ahora de separación. Y es un ambiente que está cimentado en la nada absoluta. Puede costarte meses darte cuenta, pero hay que reconocer el error, por parte de ambos. Lo mío era real, pero esto es una cosa que no se sostiene. Prefiero que el rap esté unido: el enemigo es otro, no somos nosotros, ni el polo de Lacoste ni el comunismo: el hip-hop nos une, Chuck D nos une, Kendrick Lamar nos une.

NTD: En algunas canciones eres bastante explícito políticamente hablando, sobre todo en la instrumental, pero también en un par más al menos. Si bien no eres partidista sí que eres casi más explícito que nunca en esos términos. ¿Crees que es necesario que los artistas se mojen?
Kase.O:
Cada uno tiene que hacer lo que le salga. Como ves, en el disco no hay grandes declaraciones políticas: lo hay como representación del porcentaje que ocupa en mi mente, y siento que lo tengo que sacar. Pero sí que veo que hay bastante contenido crítico últimamente en los chavales nuevos, en artistas como Foyone o Ayax y Prok, por ejemplo. No creo que haya falta de compromiso y crítica social en el rap ni mucho menos hoy en día. Pero que cada uno elija: a mí la política en mi vida no me ocupa mucho tiempo, y por eso no puedo hacer un disco político porque no tengo discurso político.

NTD: Últimamente se habla mucho de si el hip-hop tiene que tener espacio o no en circuitos comerciales. ¿Crees que es posible que el rap en España trascienda otros niveles?
Kase.O:
Si fuera otro país ya estarían sonando los chavales, claro. A mí me encantaría que La Mala o Nach sonaran en Los 40 (no te digo ya que yo debería estar sonando o ser el número 1 de Los 40, porque hay canciones en las que digo palabrotas y tal). La realidad es que está vetado el rap. Yo asumo el país en el que vivo. Sé que ni siquiera pagando me van a poner. Si voy con 6.000 € a Los 40 no me van a pinchar, tampoco.
“Ojalá el hip-hop sonase en radios comerciales, pero sé que ni pagando me pincharían ”
NTD: Con un reggaetón, a lo mejor…
Kase.O:
Ahí sí, con un reggaetón a lo mejor sí. Pero siempre sería en una colaboración, no sería en una mía (ríe). Pero me encantaría, y no por mí, sino por los chavales que están haciendo música bailable que se va a seguir bailando en el Siglo XXII, que es el hip-hop. Aquí en España seguimos interesados en pinchar folclore. Pero a diferencia que cuando tenía 15 años no me niego: me encantaría que los artistas nuevos o yo mismo pudiésemos sonar en cualquier sitio. Prefiero eso al aburrimiento visceral que hay hoy en día en las radios.

NTD: Ahora tienes una buena gira por salas, pero no sé cómo te planteas el espacio en donde quieres estar. Hasta ahora te has movido en festivales sobre todo de sonidos urbanos y rock transgresivo. ¿Te gustaría verte mezclándote en otros circuitos? ¿En festivales de indie, por ejemplo?
Kase.O:
Sí, claro. Con Violadores hemos tocado en varios festivales indies. Seguramente la mitad de mi público, sin exagerar, es indie. Los promotores me van a llamar si son inteligentes y quieren llenar sus jodidos festivales (risas).
“La mitad de mi público es indie ”
NTD: ¿Qué esperas y qué te gustaría que pase con El Círculo?
Kase.O:
Que acompañe a la gente en su carro, que haya gente que tenga los mismos traumas que yo y se sienta identificado con algunas canciones, que sirva para aislarlos, entretenerlos, que pillen los mensajes que tienen. Sé que va a pasar.

GALERÍA DE IMÁGENES

Kase.O