25 febrero, 2016. Por

Sílvia Pérez Cruz

Domus
Sílvia Pérez Cruz reconstruye el dolor de la canción popular en Domus, su nueva obra maestra
Sílvia Pérez Cruz

Dos casas a punto de deshabitarse; y una mujer que habita prácticamente todos los espacios que transita. De un desahucio, Sílvia Pérez Cruz ha creado una burbuja, una construcción sin intermediarios inmobiliarios, un artefacto de múltiples matices y alas. El punto de partida de Domus, su flamante nuevo disco, eran los desahucios. Esos mismos desahucios que son el eje central de Cerca de tu casa, la nueva película de Eduard Cortés que la propia Pérez Cruz protagonizará que narra la pérdida del hogar de una pareja y su hija de diez años, y la amenaza de perder la casa de los padres de esta mujer tras haber servido como aval de la ya desahuciada.

Una tira de dramas cruzados sobre los que la cantante y compositora catalana articula un edificio que es, a la vez: película sin imáganes, banda sonora de una con imágenes, una obra de teatro musical envasada al vacío, un álbum conceptual, un manifiesto crítico y un paseíllo seminal por los mil dolores pequeños y las grandes esperanzas; todo ello envuelto de un cóctel de experimentación post-folk, re-articulando las tradiciones y los dolores, dotándolos de nuevos envases y siendo la mejor película con y sin imágenes sobre una de las mayores vergüenzas del actual Estado de derecho.

Cuando hace tan sólo unas semanas atrás, sentado en una de las butacas del Teatro Circo Price madrileño, veía la admiración mutua y las sinergias compartidas por Martirio (reina de esa noche) y Sílvia Pérez Cruz (una de las cinco invitadas de honor), comprendí esa manera de entender el arte, la expresión, las sensaciones, las fronteras, la inquietud, el carácter camaleónico, las mil peinetas y vestidos, las frases y las construcciones, las cavilaciones que se dejan abiertas en el respeto a las tradiciones, el amor por lo folclórico, el tacto de la tierra, la capacidad de mojarse. Y es que, como Martirio, la de Palafrugell se sabe y se muestra inquieta, y vuelve a hacerlo.

Del mismo modo que había algo de la primera Pérez Cruz, a trazas y trazos, en cada una que fue apareciendo con cada disco, cada alianza, cada búsqueda; en Domus vuelve a imponer un curioso juego de sombras, guardándolas y sacándolas a relucir, inventándose nuevas y travistiéndolas, quitando y poniendo, desnudándose y transformándose en una matrioska infinita en cuestión de segundos, creando una nueva misa, facturando el mejor álbum crítico de la generación post 15-M pero también el mejor manual sobre las relaciones y las vueltas de la vida: una moneda con dos caras, ambas definitivas e infinitas, un diálogo entre el gallo rojo y el gallo negro.

En Domus, la catalana dibuja una nana en forma de vals-folk de corte lorquiana que nos pasea por las “gentes sin casas y casas sin gentes”, las calles, las desdichas y la indecencia del sistema (No hay tanto pan) y otra que literalmente incita el sueño (Duérmete), dibuja deliciosas armonías vocales en un folk cantado en spanglish a caballo entre Joanna Newsom, Dom La Nena y CocoRosie (Smile and Run), presta el micrófono para cantar sobre el matriarcado en una canción de hombres (Todo hombre), ladra para adentro en un folk que parece robado a Nick Drake (My Dog), se traviste neoclásica en una coda al piano en la que sólo balbucea (Cerca de tu casa), suena dócil, naif y como una especie de la primera Lily Allen jugando al reggae de autor (Ai, Ai, Ai), busca en una suerte de ambient folclórico atmósferas inexploradas y experimentales (De frente), compone y exhibe bailes apátridas de acento portugués (Cuota da lua), canta a la Reina de la Morería de Camarón para hacernos viajar naturalistas a una canción repleta de esperanza y alma (Verde) y compone una suite sinfónica para la canción protesta aplicada (Sí se puede). Claro que se puede.

Sílvia Pérez Cruz

+ INFO

Artista: Sílvia Pérez Cruz

Álbum: Domus

Género: Neotradicionalismo

Gira:
26.02: Alicante. Teatro Principal
02.03: Madrid. Teatro Nuevo Apolo
05.03: Valencia. Palau de les Arts
10.03: Bilbao. Teatro Arriaga
11.03: San Sebastián. Teatro Victoria Eugenia Atzokia
14 y 16.03: Barcelona. Teatre Tívoli
09 y 10.04: Madrid. Auditorio Nacional de Música

Discográfica: Universal

Año: 2016