17 febrero, 2016. Por

Glen Hansard

Didn't He Ramble
Didn't He Ramble; o Glen Hansard y la sabiduría de las emociones serenas
Glen Hansard

Belleza, serenidad, intimidad, masculinidad… son algunas de las sensaciones que se le cruzan por la mente a uno cuando escucha a Glen Hansard. El polifacético artista irlandés ha sabido labrarse una identidad propia al margen de la formación que le dio a conocer, The Frames, y de su carrera cinematográfica como actor. La poderosa emotividad de su debut en solitario, Rhythm and Repose (2012) le concedió el respeto de varios sectores del público indie e incluso le permitió colar un tema, Come Away to the Water, en la banda sonora de Los Juegos del Hambre. El tono de su nuevo trabajo, Didn’t He Ramble, es de continuidad, pero más reposada y madura, con mayor diversidad entre sus cortes, más riqueza instrumental y un enfoque más seguro de las emociones que exhibe.

El arranque de este Didn’t He Ramble, Grace Beneath the Pines, aprovecha la juvenil tesitura de la voz de Hansard para hacer referencia directa al folk irlandés, que empapará el disco completo. La desnudez de la voz poco a poco se va vistiendo con acertados arreglos de cuerda y piano para ir creando un ambiente cálido y emocional desde el que ir desgranando las cuentas del disco. Wedding Ring atempera el ritmo de las emociones hasta que el cuarto corte, Her Mercy, imprime el tono definitivo al álbum: el que va de la contención emocional en un hermoso crescendo hasta convertirse en una optimista y poderosa pieza indie.

Así, entre violines folkies y pasajes en los que la voz de Hansard es la absoluta protagonista, se cuelan las mandolinas de Lowly Deserter y los arreglos de viento que van trufando el trabajo. El resultado emociona de manera sencilla y delicada, sin necesidad de desgarrar las emociones del oyente, más bien acariciándolas con calma y mimo. Consigue Hansard la mesura que muchas veces se echa de menos en otros cantautores de su generación, como Damien Rice, a quien se le puede achacar fácilmente el ir directo a pinchar hueso, a no saber medir la intensidad emocional de sus discos.

En sus 40 minutos, Didn’t He Ramble nos inunda con una belleza íntima y masculina que se adapta a la perfección a las tardes de invierno que se avecinan estos días, y acerca el folk irlandés, mucho menos de moda que el americano últimamente, al público. Emocionense, sí, pero con calma.

Glen Hansard

+ INFO

Artista: Glen Hansard

Álbum: Didn't He Ramble

Género: Folk

Gira:
19.02: Barcelona. BARTS
20.02: Madrid. Teatro Nuevo Apolo
21.02: Bilbao. Kafé Antzokia

Discográfica: Anti / Epitaph / [PIAS]

Año: 2015