22 diciembre, 2015. Por

Emilio José

Agricultura Livre
Emilio José es muy orensano y mucho orensano en Agricultura Livre, su anárquico álbum triple
Emilio José

En la zona sucia que duerme entre la obra de arte y la explícita falta de respeto se ubica Emilio José. Anormalmente a gusto en ese espacio virgen que queda entre la música de vanguardia, la canción folclórica de interzonal, el alegato independentista orensano (ni español ni gallego, dale aldea), los trópicos fronterizos y una megalómana obra digna del Andrés Calamaro de las facciones más plurales y, a la vez, extremas y excesivas de El Salmón, el gallego de nombre más común de la canción alternativa ¿española? regresa con Arquitectura Livre, un disco triple con tantos movimientos como reivindicaciones, marginándose de todo y sumiéndonos en un universo creativo tan definitivamente kitsch y feísta como atolondrado, desafinado y espectacular desde el concello de Melón.

Ensalzado por la crítica especializada con el que fuera su debut en solitario y en paralelo a su trabajo con Apeiron en el doble(mente) y anárquico Chorando Apréndese seis-siete años atrás, la incomprensión que un álbum tan desproporcionadamente caótico y felizmente enrarecido como aquel generó en el incrédulo público que se acercaba a tan magna y, a la vez, sobre e infravalorada obra, extrema aún más esas facultades en esta Arquitectura Livre: un álbum triple con 52 canciones y casi cuatro horas de música doméstica de vanguardia, de canciones desafinadas, de guitarras del todo-a-cien, de músicas que bucean entre la canción protesta, las atmósferas selváticas de Devendra Banhart, el Fito Páez de Giros, las micro-operetas enlazadas de algún cantor folk de interior, el afrancesamiento cáustico e icónicamente irónico de Georges Brassens, el alegato fronterizo luso-gallego, las rutas de la fariña, el naturalismo salvaje, la política por la vía de la antipolítica y las músicas de nombres que van desde los Bersuit Vergarabat de Don Leopardo, las amalgamas cariocas y tropi-cálidas de Seu Jorge, Cazuza, Paulinho Moska, el ruido a cuerda y errores del MTV Unplugged de Os Paralamas do Sucesso o el principal grupo opositor (en este caso en un ‘grupo mixto’ formado en solitario) a los gobernadores del rock orensano: Los Suaves.

Convertir un tanga de hilo un abrigo de piel es fácil para un tipo como Emilio José, que en estas cuatro horas que nos deja a modo de brutal performance cancionista nos propone la independencia de Orense en una particular coalición (la Coalición galega), enamorarse en el Mc Donald’s (Hoje / Tu e eu), entrecruzar bossa nova y reggae para cantar a su provincia vecina (Lugo), firmar una de las canciones-protesta más viscerales, virulentas y explícitamente antifaraónica de los barones gallegos por la vía del rap con guiños a Malandrómeda y Fluzo (Xero (Cocaína), con un mensaje especial para la política Rocío Mosquera), apoyar la belleza de las mozas gallegas por encima de los símbolos americanos (Kim Kardashian), tirar por la vía de la cumbia verbenera (Manual de Luta Campesina), bucear por templos de vocoder, filtros y sintetizadores anti-smartphone (WhatsApp), haciendo sus particulares alegatos naturalistas (Jovens Agricultores o Sexo, Ecologia, Espiritualidade, entre otros), matando a Los Verdes (Capitalismo verde) o dejando una de las canciones definitivas para ilustrar un debate electoral hoy día (Horizonte español).

Definitivamente, Emilio José es muy orensano; pero, sobre todo, MUCHO orensano.

Emilio José

+ INFO

Artista: Emilio José

�lbum: Agricultura Livre

G�nero: Orensanismo

Discogr�fica: Foehn

A�o: 2015