23 enero, 2013. Por

Yo la Tengo

Fade
Yo la Tengo simplifican su ruido y rehabilitan el folk americano en Fade, su nuevo álbum
Yo la Tengo

Ni yoga rave ni hostias. Ni ñu hippismo ni crisis de las (casi) tres décadas como banda. La necesidad de reinvención de Yo La Tengo dista mucho de los procesos críticos de bandas que han triunfado apuntalando su sonido en base a unos postulados concretos. Y es que la destreza del trío de Hoboken nunca ha residido ni en el cansancio ni en el cambio de prisma ni en el ensayo-error de ejercicios que vislumbren fallos generales. Y si bien Fade puede entenderse como un regreso a la zona más exitosa de los años ’90 (si bien se lo compara mucho con el I Can Heart the Heart Beating As One, probablemente guarde un espíritu más cercano, aunque también más sosegado al Electr-O-Pura: como si aquel LP lo hubieran grabado junto a Mark EverettEels– y Mark LinkousSparklehorse-), a lo que el trío se ha obligado es a un proceso simplificador de metodología más zen, armónica, pasiva y pacífica si lo comparamos con la densidad de algunos de sus últimos trabajos y por el que, a buen seguro, ha decidido quitarse de Roger Moutenot a la producción y, como regalo de veinte años de producciones juntos (desde Painful hasta Popular Songs, ambos incluidos), fichar a John McEntire, versátil productor al que, en este caso, seguramente le han pedido consejo para acercarse más al sonido de pretéritas producciones de McEntire para grupos como Blur, Bright Eyes, Spoon o Stereolab que para acorazados atmosféricos como Tortoise, Cougar o The Ex.

Y la búsqueda de la canción acaba encontrando diez momentos: no precisamente de canción pop al uso, pero sí al uso que una banda como Yo la Tengo está dispuesta. Mucho más centrada en la rehabilitación del folk americano a postulados ambientales que a recreación del mundo de Simon & Garfunkel. Por momentos, este Fade parece invocar una suerte de performance zen orgiástica que contacte las fiestas diggers en Haight Ashbury con una suerte de aplicación improvisada en el local de ensayo de Dinosaur Jr. o los Pixies (Ohm). En otros, obliga a convivir a la parte más católica de Bob Dylan con el ruido de fondo de unos My Bloody Valentine en cassette (Is That Enough), impulsan cruces imposibles entre Fleetwood Mac y Peter Bjorn & John (Well you Better o la felicidad reggae-pop), recrean el shoegaze-pop y se obligan a desordenar su meticuloso y automático orden (Paddle Forward), convierten la psicodelia en una jam session de local de ensayo (Stupid Things), ocultan al Nick Drake más virtuoso de las seis cuerdas en un mantra de líquido y gas (I’ll Be Around), convierten el dreampop en una posibilidad para crooners modernos (Two Trains), mutan el folk pastoral en una auténtica orquesta que cruza las experimentaciones más juguetonas de Spiritualized y The Verve (Before We Run) o somete a una suerte de drone-error una versión cercana a Marianne Faithful vs. Cat Stevens a la voz de Georgia Hubley (Cornelia and Jane). Una mezcla de tensiones liberadas, rezos subyugantes y clamores pop-ulares que nos devuelve a los de Nueva Jersey a la tribu y al fogón beatnik de los ’60 pero con bastantes más libros leídos y con varias guitarras eléctricas listas para romper en escena. Completamente imprevisibles.

*Yo la Tengo estarán de gira por nuestro país los próximos meses. Consulta las fechas a la derecha de tu pantalla.

Yo la Tengo

+ INFO

Artista: Yo la Tengo

�lbum: Fade

G�nero: Folk psicodélico

Gira:
04.03: Santiago de Compostela. Capitol
05.03: Madrid. La Riviera
06.03: Barcelona. Festival Mil.leni

Entradas: www.ticketmaster.es

Discogr�fica: Matador / Everlasting

A�o: 2013