12 agosto, 2011. Por

Rototom Sunsplash

Recinto de festivales. Benicàssim
El Rototom Sunsplash vuelve a impregnar de reggae, buen rollito y paz las playas de Benicàssim
Rototom Sunsplash

El carácter obsceno con el que Italia, país de origen del Rototom Sunsplash hasta que los echaron por patas gracias a su gran primer mandatario (ese que se injerta pelo y que tiene juicio por abusar de menores, sí), catalogó el festival de reggae, dub y ritmos de amor y paz más importante de Europa, es en nuestro país una fiesta que, cada vez, vira en mayores ambiciones, días y artistas de culto y emergentes. El Rototom Sunsplash, repito, la cita más importante del continente en lo que a esta vertiente de ritmos y sonidos se refiere, repite en las instalaciones de Benicàssim utilizadas un mes atrás por los fibers, guiris o asistentes al FIB (como prefieras) y la transforman en una suerte de santuario a Bob Marley pero también a la renovación de un género que, por cojones, ha tenido que revitalizarse en fondo, forma, método y actitud. Este año logran meter en una licuadora a los mitos vivientes del reggae, el dub y el ska más cosmopolita y entran a convivir con las nuevas generaciones, quizá más cerca de la interconexión con otros géneros o el carácter urbanita de estilos que, en nuestro país, tienen especial buena acogida como el raggamuffin. Paz, tíos.

La mayoría de edad para el Rototom Sunsplash llega a modo de resumen no sólo de estos dieciocho años, sino también como ejercicio sinóptico, prácticamente, de la historia de un género que de tan monótono ha tenido que saber reinventarse. Y por eso unen a míticos del reggae y el dub como Lee ‘Scratch’ Perry, Jimmy Cliff, Toots and the Maytals, Horace Andy o Johnny Clarke con los últimos grandes talentos del género como Capleton, Tiken Jah Fakoly (muy atentos a éste), Queen Ifrica, Gappy Ranks o Maxi Priest, entre otros. Desde variaciones hacia el hip-hop o el pop urbano, incorporaciones de utilidades urbanitas del r’n’b o el neo-soul vocal, múltiples armonías, rapeos parafraseados melódicamente o estricta adaptación a la raíz más clásica del género, aquella parida por Bob Marley, Peter Tosh y The Wailers a finales de los ’70 y principios de los ’80. Un ejercicio que, lamentablemente, aún no se ha podido superar pero que se lucha por ello. Quizá por eso personajes como Jimmy Cliff, quien fuera músico acompañante y amigo personal de Tosh, o cierta vertiente de la familia Marley desde su perspectiva más innovadora como Ziggy, Rita, Kimany y Stephen Marley, estos últimos dos, bastante más desconocidos y con menos trayectoria y aceptación popular que Ziggy y Rita, guardan unas conexiones tímbricas evidentes con su padre, además de formar parte de la vertiente más joven de la familia Marley. Afortunadamente, el Rototom además de ser uno de los festivales más ambiciosos (casi diez días y siete escenarios), se hace eco de la escena a nivel global y sin olvidarse de talentos estatales como Ojos de Brujo o Microguagua, pasea por géneros como el dancehall, el ska, el dub y la promoción del reggae más independiente, sirviendo en un mismo plato a cracks como Black Gandhi, Rico Rodríguez, United Flavour, COOLRUNNINGS o Lord Tennant con talentos estatales emergentes como Pirata Bong, Surfernandevil Selectah o B-Man & Tosko, entre otros. Amor, paz y canelos. Vaya tres patas para una mesa.

Rototom Sunsplash

+ INFO

Nombre del montaje: Rototom Sunsplash

Cu�ndo: Del 18 al 27.08

Precio: Entre 28 y 280 €

Venta de entradas: www.rototomsunsplash.com