10 mayo, 2010. Por

Primavera Sound 2010

Días de la independencia
Primavera Sound 2010 se alza como el festival con mejor cartel del año
Primavera Sound 2010

Se nos iba viendo el hilillo de baba cayendo a lo lejos a medida que el Primavera Sound iba desgranando la grilla para la edición de 2010. Y es que al quedarse el FIB Heineken solo y en la distancia como el gran festival español, el Primavera vuelve renovado, con las pilas recargadas y con, seguramente, uno de los mejores carteles que haya respirado un festival patrio en la historia. Recuperando clásicos fundacionales del indie y el rock alternativo global, el festival catalán se desquita, a su vez, con una ola masiva de nuevos hypes, grupos raritos y subterráneos y una impronta underground que nos trae a Barcelona lo mejor de la música independiente mundial actual.

Diez años diez, señoras y señores, son los años que cumple el festival de la música independiente global por antonomasia (al menos en nuestro país). Una cita anual ineludible con lo mejor del panorama musical contemporáneo, clásico y underground. La gente del Primavera Sound se encarga de escarbar y rebuscar en los antros de cada esquina del globo terráqueo, rescatando grupos que a gatas han publicado un disco o algún single y los mezclan en el mismo escenario con mitos vivientes de la historia del pop y el indie. Así es como el Primavera se transformó, sin lugar a dudas, en el festival más arriesgado y completo en cuanto a novedades y rescates, pasando de los grupos de estadio y los hypes británicos de radiofórmula y cediendo ese espacio a multitud de jóvenes bandas a punto de dar el gran salto a las ligas mayores. Este año, el Primavera ha destacado por encima de los carteles de los demás festivales porque ha recuperado a grupos insignia del rock alternativo mundial (Pavement, Pixies, Superchunk, Liquid Liquid, The Fall) y por acercarnos, como cada año, a las grandes promesas del pop actual (Surfer Blood, The XX, The DrumsBest Coast, Ganglians) haciendo sitio, a su vez, a proyectos arriesgados que no son eminentemente ni pop ni rock y apostando también por grupos estatales que están poco a poco pegando el estirón.

 “Lo mejor del panorama musical contemporáneo, clásico y underground

Tres días con sus múltiples fiestas de precalentamiento (que se iniciarán el 21 de mayo y durarán hasta el comienzo “oficial” del festival), de resaca y despedida y showcases cargados de melodía, fuzz, noise, pop, post-rock y sonido subterráneo sin piedad por los que se pasearán, entre otros, grupos como First Aid Kit, Los Campesinos!, Montañas, Nacho Umbert, Black Lips o Dum Dum Girls, entre otros. Pero si nos acercamos en concreto a lo que será la comunión en el Parc del Fòrum barcelonés los días 27, 28 y 29 de mayo, la grilla es mucho más abultada, gorda y chorrea pop por doquier. Tiene tantos michelines como abdominales por centímetro cúbico. Cada día se posarán sobre el Parc del Fòrum más de treinta grupos de media para atronarnos a guitarrazo limpio (y sucio). “el riesgo y la percepción de pasado, presente y futuro se unen en comunión y dan lugar al festival que mejor da cobijo a la música independiente mundial” El jueves 27 se iniciará la máquina de ángeles con un regreso esperadísimo encabezando el festival: Pavement y Superchunk. Aquellas dos bandas fueron fundacionales en un género, el rock alternativo, que ha servido de influencia a decenas de los grupos que han pasado por el Primavera Sound y cientos de escenarios de todo el mundo. Mitos del rock noventero, rabioso, a medio camino entre el post-grunge, el shoegaze melódico y la semi canción de estadio. En segunda línea, veremos a grupos ya consagrados en el ambiente independiente como la orquesta de melodías bucólicas de Broken Social Scene, una de las cabezas liberadoras del post-punk (The Fall) o la reinvención a caballo entre el jazz indie y el pop de psicodelia retroadictivo de los míticos Tortoise. A aquello, agregar el concierto despedida de Half Foot Outside (sin duda, uno de los grupos que mejor supo coger el espíritu del Primavera), la explosión baleárica y global de los vascos Delorean o varias promesas que, poco a poco, son realidad en el ámbito independiente: la rabia lo-fi, el punk indigente y el desenfreno juvenil en manos de Surfer Blood y Crocodiles. Dos recomendaciones: Ui (africanismo electrónico instrumental post-rockero) y Titus Andronicus (el shoegaze y el vómito en un combinado de canciones candidatas a lo mejor del año).

El segundo día es el que mejor marca las dos caras de la moneda: se concentran los cabezas de cartel más inflamados y las promesas mejor vistas desde el punto de vista objetivo. Lo clásico y lo magnético, vamos. Entre lo clásico, no hace falta presentación: Wilco y Pixies. Los primeros, cada vez más grandes, convocantes y perfeccionistas en cuanto al sonido del pop aderezado con el alt-country; los segundos, líderes del movimiento independiente y dueños de aquellas joyas que fueron y son Surfer Rosa y Doolittle. Entre los mitos también nos encontramos con Wire y Shellac, dos performers perfectos del ruido blanco, la desafinación crónica, el desatine melódico y la canción densa, pesada, hija de la depresión grunge y la presión alternativa. Entre lo magnético nos encontramos con lo mejor de la corrosión, el lo-fi y el garage-indie púber mundial: Japandroids, Harlem, Best Coast y Thee Oh Sees, a los que podemos agregar a Panda Bear (weird rock, miembro de Animal Collective y verdadero animalito del sonido casiotone). También habrá sitio para el synth-pop de Cold Cave, el pop evolutivo de Spoon, las revelaciones corales de Beach House y Low tocando su disco más suave y meloso: The Great Destroyer.

“Rescatan a grupos que a gatas han publicado un disco o single y los mezclan en el mismo escenario con mitos vivientes de la historia del pop ”Si has llegado con algún ápice de audición al último día (oficial) de festival, el sábado 29, prepárate para la pista de baile, porque eso es lo que abundará en la tercera jornada: los Pet Shop Boys atizándonos con su nuevo disco, Boy 8-Bit y su electrónica de mini-club, The Field y su tecnología atmosférica instrumentada u Orbital con su electro break-beat antes de volar hacia el Coachella y el Glastonbury. En el ámbito rock, un acercamiento al indie de estadio de la mano de los míticos The Charlatans, la pelirroja del momento (y no es La Roux) Florence and the Machine o el rock olímpico para publicidades de coches de Grizzly Bear. Como recomendaciones particulares: Dum Dum Girls en la cresta de laola gracias a I Will Be, The Bundles en el regreso de la reina del antifolk (Kimya Dawson) a las ligas mayores y el espectáculo más arriesgado de todo el festival, Camarón, la Leyenda del Tiempo, con Kiko Veneno y amigos recordando a la voz más significativa y novedosa que parió el flamenco.

En definitiva, un festival donde el riesgo y la percepción del pasado, el presente y el futuro, se unen en comunión para dar lugar al festival que mejor da cobijo a la música independiente mundial. Otro año más en el que vuelven a superarse con esmero y una programación que roza la delicia y la alquimia independentista. Qué alivio que así sea.

Cuándo: del 27 al 29.05
Conciertos extra: Primavera Sound Baixa al Metro (21.05), Heart of Gold Showcase (24.05), Primavera a Viva Veu (24, 25 y 26.05), La Castanya Showcase (24.05), Acuarela Showcase (25.05), Aloud Showcase (25.05), 26.05 (Birra y Perdíz Showcase), Wichita Showcase (26.05), Parque Joan Miró (29 y 30.05) y Fiesta de despedida (30.05).
Dónde: Parc del Fòrum (los conciertos del 27 al 29.05)
Entradas: Ticketmaster, Servicaixa, Atrapalo, Codetickets, CD Drome.

Primavera Sound 2010